Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, junio 30, 2010

JUBILACIÓN

(C) Luis
Para Jacinto

SIN DESPEDIDA

Adivino una cálida sonrisa
Cuando escuches los versos del soneto
Porque
casi siempre estás contento
Y en tu calma olvidamos la prisa.

Viene del jardín una suave brisa
Sabemos que estás en ese momento
Feliz en esta zona del convento
Escuchando de las plantas su risa.

Durante años has sido compañero,
Maestro, amigo, pasando las horas
Por los caminos que marca la vida.

Ahora te jubilan el primero
Y nos dejas las huellas como auroras
Porque en estos versos, no hay despedida.

Luz del Olmo


Ayer estuvimos de comida. Nuestro compañero Jacinto se jubila y después de muchos años en la enseñanza, el curso que viene dejará de dar clase en nuestro Centro de Adultos Enrique Tierno Galván de Arganda.

Fue una tarde muy emotiva.


(El soneto está escrito en nombre de todo el claustro de profesores)


viernes, junio 25, 2010

LOS VIAJES DE LOS OTROS

(c) Elvira
Circulo Literario de Las Palmas. Edificio modernista.

(c) Elvira
Adornos en los balcones cuando es fiesta.

(c) Elvira

Paisaje de montaña


Elvira y Luis de nuevo han estado de viaje y esta vez se han ido a la Isla de Gran Canaria que era la única que no conocían del archipiélago, las otras ya las han visitado y recorrido en otros viajes. Os dejo aquí tres fotos que me ha enviado Elvira.

domingo, junio 20, 2010

JOSE SARAMAGO

Día 17, jueves, estoy leyendo en el jardín " La Caverna" y de pronto me pregunto por su autor, su edad, su salud. Me respondo. Debe ser mayor y además está enfermo. Poco tiempo se quedar´a ya con nosotros.

Día 18, viernes, oigo en la radio la noticia: José Saramago ha muerto.

Mañana de domingo del mes de agosto en Madrid. Paso por la librería que hay junto al Circulo de Bellas Artes. Está abierta. Entro y al poco descubro a otros dos visitantes. Un hombre y una mujer. El hombre es José Saramago, lo reconozco porque le acaban de dar el Premio Nobel de Literatura y entonces me quedo sorprendida e incrédula, por eso le pregunto a la mujer que también ojea y hojea los libros como ´el, como yo. ¿Es Saramago? Si, puedes saludarlo si te apetece. Me acerco y me doy cuenta que en realidad, no se que decirle, noto que tampoco el sabe que decirme a mi. Frases de cortesía, apretón de manos y nada más.

Año 2002, José Saramago viene a Rivas Vaciamadrid para inaugurar una calle que lleva su nombre. La directora de CYT, la revista donde escribo algunos artículos, me ruega que le pida al Premio Nobel un escrito para esta revista. No tengo ni idea de como hacerlo. No obstante le digo que lo intentar´e. Voy al acto, y le explico a Miguel, el concejal de cultura de entonces, que quiero darle un libro a Jose Saramago. Cuando estemos en la biblioteca, me sugiere. Al llegar allí, Miguel cumple lo prometido. Me presenta, Jose Saramago me sonríe, otra vez nos damos la mano y yo le entrego un ejemplar de mi libro " Juegos de Luz". Pilar del Río, la misma que me facilitó el saludo en la librería, es la encargada de recogerlo. En el va una pequeña carta con mi petición.

Pasan unos días y recibo este e-mail

Estimada Luz,

No es José Saramago quien responde, pero en su nombre le agradezco el libro que nos dejó en Rivas y sus amables palabras.

José está estos días absolutamente saturado de trabajo, de manera que no puede hacer un comentario especial para la revista de Comisiones. Sin embargo, creo que podrá utilizar un fragmento de un escrito suyo. Se lo transcribo a continuación y luego ya verán si responde al formato que habían proyectado. Dice así Saramago en una nota no hecha pública:

"Los atentados del 11 de septiembre y la respuesta de los Estados Unidos, bombardeando con armas sofisticadísimas un país pobre y arrasado por mil guerras, han puesto de manifiesto la increíble fragilidad de un sistema que a sí mismo se veía sólido y nos quería convencer a todos de su rotunda convicción. El miedo con el que viven actualmente los norteamericanos no es el resultado de los terribles atentados, nace principalmente de la súbita evidencia de que el "american way of life" era, finalmente, tan inconsistente como una burbuja de jabón. De alguna manera, los atentados han hecho dudar a los norteamericanos de su propia identidad, de ahí esa necesidad de reafirmación con actos solemnes, proclamas, uso de banderas... Incluso la respuesta militar contra Afganistán y el dinero público liberado para matar a Bin Landen, no para ponerlo en manos de un Tribunal de Justicia Internacional, como debería proclamarse, parece consecuencia lógica de esta inseguridad."

Este comentario podría ser usado no como artículo, que no lo es, sino como una respuesta concreta a una pregunta concreta.


Aún lo conservo, nunca lo he querido borrar, como no he borrado la extrañeza y reflexión de los libros que he leído del autor portugués que se acaba de morir.

Día 20, domingo, sigo leyendo
la historia del alfarero Cipriano Algor y su familia. Voy por la pagina 136 y leo…. Lo que demuestra una vez mas, que nunca nos deberíamos sentir seguros de aquello que pensamos ser porque, en ese momento, pudiera muy bien ocurrir que ya estemos siendo cosa diferente.





AMAPOLA

(c) Luz
Amapola, sangre de la tierra;

Juan Ramón Jim´enez

jueves, junio 17, 2010

MUCHAS GRACIAS

Muchas gracias a todos vosotros: Toñi, Antonia, Asun, Barbara, Lola, Vicenta, Jose, David, Javi, Eugenia, Manuela, Julia, Victoria, Encarna, Rosi, Soledad, Luci, Maribel, Julia, Margarita, Nieves, Andrés, Elena

Me habéis emocionado. Juntas hemos aprendido durante varios años tantas cosas... que será imposible olvidarlo y olvidaros.


La placa dice:

APRENDER ES UN PLACER
PERO EL PLACER DE APRENDER
ES HABERLO APRENDIDO CONTIGO.

RECUERDO DE TUS ALUMNAS

CURSO 2010




miércoles, junio 16, 2010

SACRIFICIOS INJUSTOS

Ver todo mi perfil

Paso por el blog de Santiago Legarda ZULEMA DIGITAL y me encuentro con este articulo de hace un mes, pero me parece tan actual y me ha gustado tanto que lo dejo aquí. También os dejo su foto y su perfil

Domingo 16 de mayo de 2010

SACRIFICIOS INJUSTOS EN ARAS DE UN DIOS CAPRICHOSO Y CRUEL

¿Quién gobierna hoy nuestros países? ¿Los gobiernan los Ejecutivos que los ciudadanos elegimos en uso de la soberanía nacional o los gobiernan los mercados? He aquí una pregunta que, en estos días de tribulaciones financieras, no se está formulando, a mi entender, con la necesaria energía. Los medios de comunicación, los tertulianos, los expertos y algunas autoridades se dedican con mucha fruición a explicarnos los graves errores que nos han llevado a la actual situación. También se emplean a fondo en contarnos con todo detalle cómo debería ser la música neoliberal que el sacrosanto mercado está deseoso de escuchar. Tenemos que hacer estos sacrificios, recortar aquellos derechos, reducir los salarios y prestaciones sociales –nos dicen-. Pero casi nadie parece atreverse a dar un puñetazo sobre la mesa y preguntar en voz alta si es razonable o no que se adopten ciertas medidas sólo porque necesitamos calmar a la “manada de lobos”, como la definió uno de los participantes en el último Consejo Europeo.
El Vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, decía hace unos días que “ningún país puede hacer oídos sordos a los mensajes que le llegan del mercado”. Esa parece una opinión juiciosa, pero una cosa es no hacer oídos sordos y otra bien distinta es dejarnos arrastrar a la histeria en que ha caído esa moderna deidad llamada “el mercado”, cuyo comportamiento se nos antoja igual de cruel y caprichoso que el de los dioses antiguos. La Alcaldesa de Lille, hija de uno de los padres más queridos de la actual Unión Europea, ha dicho que, lamentablemente, siempre hay medidas para salvar a las Bolsas, pero nunca para salvar a los pueblos.
Justamente eso que denuncia Martine Aubry es lo que está ocurriendo hoy con los pueblos de Grecia, de Irlanda, de Portugal y España. ¿Y por qué? Porque desde ciertos “templos” y ciertas “biblias”- donde los sumos sacerdotes del dios enfurecido predican a machamartillo la fe neoliberal- no se ha parado de alimentar la opinión de que esos países, llamados despectivamente “cerdos” por sus siglas en inglés, no podrían hacer frente a los pagos derivados de su abultada deuda pública. Es verdad que las autoridades griegas, por ejemplo, han cometido graves pecados en relación con sus cifras de deuda y déficit público. ¿Pero justifica eso un castigo tan irracional como depreciar los títulos de la deuda griega a corto plazo en más de un 75%? Caídas de esa magnitud no las vimos ni siquiera con los títulos privados de renta variable en el otoño de 2008, cuando el sistema financiero mundial pareció al borde del abismo.
No sé si al señor Obama le gusta dedicar una parte de su tiempo libre a invertir en la Bolsa y en los mercados de deuda. Pero ¿a quién ha beneficiado que la oficina de prensa de la Casa Blanca se apresurase a comunicar al mundo que el Presidente de los Estados Unidos había llamado al señor Rodríguez Zapatero para pedirle “medidas resolutivas”? Al pueblo español, desde luego no.

Es verdad que Rodríguez Zapatero se ha comportado con demasiada alegría y demasiado electoralismo en su manejo de las cuentas públicas, pero veamos algunas cifras de manera objetiva, sin dejarnos asustar por el aullido de los lobos. España tiene hoy una deuda pública que ronda el 55% del PIB. En ese punto concreto estamos mejor incluso que Alemania, ese paraíso de los ortodoxos de la política monetaria que no dudaron en pedir una flexibilización del Pacto de Estabilidad cuando la digestión de los lander del Este se les hizo demasiado pesada. Nuestro déficit público, como consecuencia de la fortísima caída de ingresos y del aumento del paro, ha alcanzado cifras muy altas, pero no ingobernables. Naturalmente, la deuda acumulada va a crecer y eso nos obliga a una política de austeridad, una política que nos permita retornar a unas cifras de déficit inferiores al 3% del PIB. El pago de los intereses representa aproximadamente el 10% del presupuesto del Estado, pero hace veinte años los intereses representaban casi el 20% del presupuesto y nadie se dedicó entonces a especular sistemáticamente sobre nuestra hipotética insolvencia o bancarrota.
Veamos algunas cifras más. Los últimos datos del INE sitúan la inflación interanual en el 1,5. Pese a ello, a lo largo de los últimos meses, o años, nuestro Tesoro Público ha estado colocando en el mercado Letras con una rentabilidad inferior al 1%. ¿Es esto razonable? Evidentemente no, porque lo lógico es que el ahorrador/inversor obtenga una rentabilidad positiva, aunque los responsables de la Hacienda pública hacen muy bien en aprovecharse de las coyunturas favorables para obtener financiación barata. Históricamente, sin embargo, la rentabilidad de las Letras del Tesoro y de los Bonos a medio y largo plazo se ha situado dos o tres puntos por encima de la inflación anual. Y si esto es así, ¿qué sentido tiene el grito en el cielo que han puesto algunos por el hecho de que, en la última subasta, el Tesoro haya tenido que aceptar tipos de interés cercanos al 3% para poder colocar una emisión de títulos a corto plazo?
Por culpa de la crisis, todos los países occidentales están acumulando importantes niveles de deuda y esto, inevitablemente, se va a traducir en unos mayores costes de financiación. Costes que, como ocurrió en el pasado, se abonarán religiosamente, porque ningún país quiere perder su fiabilidad. Pero lo que no es de recibo es que los gobernantes se dejen arrastrar por la histeria colectiva, como si fueran un rebaño de ovejas asustadas. No es de recibo que se dejen arrebatar la batuta de la gobernación o gobernanza, como ahora se dice. El señor Obama, en lugar de presionar con las dichosas medidas resolutivas, podría haber salido a los jardines de la Casa Blanca y anunciar su disposición a colocar una parte de sus ahorros en bonos del Tesoro español. Eso sí que habría sido la mano tendida de un amigo y no un dogal al cuello. Los señores Sarkozy y Merkel, la Comisión Europea, el FMI y el resto de mandamases, además de blandir las tijeras, podrían ponerse de acuerdo para prohibir radicalmente las operaciones especulativas de unos señores que se dedican a traficar con una mercancía –lo títulos de la Deuda Pública- que en realidad no tienen. Podrían obligarles a comprar los títulos a tocateja antes de dedicarse a operar con ellos en el mercado. Una vez comprados, que hagan lo que les plazca, pero primero que los compren.
Y no olvidemos que una gran parte de esos especuladores anónimos son las propias entidades financieras a las que hubo que rescatar con cuantiosas inyecciones de dinero obtenido a base de más emisiones de deuda. Y no olvidemos que esas impúdicas agencias de calificación de riesgos, que se dedican a sembrar sospechas sobre la solvencia de los países, son las mismas que daban la más alta calificación crediticia a los productos basura fabricados a partir de las hipotecas “sub-prime”. Y no olvidemos que el Código Penal está para algo: por ejemplo, para perseguir a quienes difunden noticias falsas cuyo único fin es provocar nuevos descalabros.

(c) Santiago Legarda

jueves, junio 10, 2010

MIEDOS

Hace unos días me pase por el blog de nuestra amiga Myriam , ella dedica una entrada al maltrato en la mujer, entonces me acorde de este articulo que escribí hace unos años y que publicaron en las revista CYT de cc.oo y SEXPOL, de la Socidad Sexologica de Madrid. Le comente´a Myriam que haría una entrada con ´el y " lo prometido es deuda" que diría Sanchico que ha heredado esto de los refranes de su padre. Así que aquí os lo dejo.

MIEDOS


Actuamos o dejamos de actuar por miedos, que a veces, nos protegen de futuros peligros reales o imaginarios y otras, nos impiden llevar a término determinadas tareas que pudieran hacernos felices.

La sociedad busca y está buscando las causas del porqué una mujer es maltratada, para así, erradicar el mal.

Todos sabemos que el maltrato a la mujer existe desde siempre. En principio, era lo normal: “ La maté porque era mía”. La posesión del varón hacia la hembra no admitía discusión. Su inferioridad con respecto al hombre la eximía de ese derecho a la vida. Más adelante y hasta hace muy poco, y me estoy refiriendo siempre a nuestra sociedad, las pastillas del aguante y ocultamiento, era lo recetado por todos.

Avanzamos y vamos haciendo caminos al andar, pero eso se retiran y crean leyes y cuesta mas romper costumbres. Ciudadanas y ciudadanos por medio de los grupos de presión, nos unimos para denunciar y corregir todo aquello, que en otro tiempo, se nos dijo que era "normal" y así vamos conquistando el que la mujer pase de ser culpable a víctima, nos ocupamos de ella, la animamos a denunciar, la apoyamos, la hacemos ver que si alguien te quiere de verdad, nunca te va a hacer daño. Le aumentamos la autoestima y la queremos una ciudadana libre como indica nuestra Constitución. Conseguimos que el maltratador no este orgulloso de serlo y que sea denostado, repudiado, rechazado, y encarcelado. ´El es el verdugo y ella la victima...Parece que después de años de lucha, esto a nuestra sociedad le va quedando claro.

Hemos logrado todo eso y sin embargo el número de mujeres maltratadas y asesinadas por sus maridos, novios y compañeros o ex - sobre todo ex- no baja y sigue aumentando. Y no es sólo en los países como España, donde puede que seamos más machistas que en Finlandia, pero leo un informe donde la tasa del maltrato es superior en algunos países nórdicos, que en los Mediterráneos ¿Por qué? ¿Dónde está la causa?

Si he empezado este artículo hablando de miedo, es porque creo que una de las raíces en las que se debería profundizar en el maltrato está en el miedo y en la dependencia afectiva del uno y del otro. Miedo de la maltratada a perder el cariño del maltratador, esto es en un principio, que después ese miedo es ya un miedo de supervivencia física y miedo también el que experimenta él: miedo de perderla a ella, miedo de ya no ser suficientemente hombre, miedo de dejarla a ella ser libre, porque él no ha conseguido serlo.

LUZ DEL OLMO

lunes, junio 07, 2010

ALGO CHIQUITITO FUNCIONARIOS



Paso por el blog de nuestra amiga Asun y me encuentro con esta canción. Como no se copiarla, me paso por youtube y allí esta el vídeo.

Marisol, la entrada esta dedicaca especialmente para ti.

domingo, junio 06, 2010

TARDE DE DOMINGO EN EL VERANO


Arrullan las palomas
y hablan entre si
los
pajaros sonoros.

Preguntan en la tarde
por
días que quedaron
detrás de un ala rota.

El aire ya no es aire.
El aire es una herida

que quema en su recuerdo.

Las rosas se han secado
y ahora todo el campo,

se inunda de pereza.


Por eso estoy
así,
en puro balanceo:

mirando sin mirar
sintiendo sin sentir,
dejandome llevar
por este no hacer nada

en tarde de domingo.

Luz del Olmo

viernes, junio 04, 2010

ROSAS


De todas las rosas,
siempre prefiero
aquella que te llevas
sin revelarme su secreto.


Luz del Olmo











Ayer estuve pasando por La Rosaleda del Retiro. Estaba en su plenitud por la cantidad de rosas que han salido, pero tenia que haberla visto una semana antes pues en algunas rosas ya había pasado su tiempo. Esta vez me acompaño mi nueva cámara.