Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, febrero 23, 2011

VIOLETAS

(c) Luz

Hace treinta años tal día como hoy, ya habían nacido en nuestro país las violetas, por eso pudimos seguir y seguimos en el camino hacia la primavera .

¡Ojala´ que en los países árabes hayan arraigado estas plantas con la fuerza suficiente para soportar las botas de los tiranos y dictadores y así, poco a poco, vayan encontrando su camino hacia una democrática primavera.


lunes, febrero 21, 2011

LA CIUDAD DEL GRAN REY

(c) Luz

El escritor burgalés Oscar Esquivias nos deja a personajes y a lectores perdidos y desconcertados en “La Ciudad del Gran Rey”, su segundo libro y continuación de “Inquietud en el paraíso”. Si en ´este supimos como se gestó y desarrolló el golpe militar del 36 en Burgos, también nos dejó a Don Cosme y a su sequito atravesando la puerta que dirige al Purgatorio.

Por eso esta segunda novela es un ser y no ser, una desazón constante por saber, por comprender donde estamos y que nos pasa ¿Es o no es Burgos? ¿Pertenece al Mas Allá? ¿Pertenece al Mas Acá? ¿O no pertenece a ningún sitio? ¿Es el Purgatorio? O quizá no lo sea. ¿Estamos vivos? ¿Estamos muertos? ¿Quiénes son los intrusos? ¿Cómo caminar y sobrevivir en una ciudad cambiante, llena de reglas absurdas para el mundo real? ¿En qué dimensión nos encontramos? ¿Qué disparate es ´este donde las estatuas del Espolón comen sopa, los hermanos polillas vuelan y se divierten jugando a un ajedrez muy particular lleno de batallas? ¿Por qué el profesor Garrus lucha como un jabato para así poder sobrevivir acompañado, en un principio, por el optimista Julián Bayona transformado en un pesimista de tomo y lomo?

No puede faltar en esta “Divina Comedia” una Beatriz por eso mora aquí y es caritativa pero tan bien es loca, despiadada y canta con el nombre de Grunfrunila Gunfrun.

Y es que los personajes de esta Ciudad del Gran Rey , -hasta el final no se sabe con certeza quien diantre es este buen señor- algunos provenientes de Inquietud y otros nuevos son mas esperpénticos que Max Estrella recorriendo Madrid en su última noche. Estos personajes, insisto, van sacando sus represiones, sus ataduras y todo fluye con mucha mas libertad, como es el caso de Rodrigo Gorostiza y su sexualidad que en este lugar tan extraño la vive intensamente. Como también le pasa a Román y la rabia contenida hacia su tío.

Por supuesto allí esta el comandante Paisán, intentando sobrevivir con los soldados en el blocao con la misión de encontrar al marqués del Rif y de ayudar a los despistados que consiguen llegar hasta ese lugar, donde pueden permanecer relativamente a salvo como son el doctor Albiñana, ya muerto, Garrus, Rodrigo, el músico Ventura o el periodista Gil Formoso, bautizado por el Sargento Garachana como Gil Pollas ya que cuando toma el mando les cambia a todos de nombre y por supuesto el cabo Galaz, tan importante en la búsqueda de la llave que ha indicado Don Cosme, y que guiados por el manco padre Tali, descubrira´ la puerta que los llevará , a través de una catedral en desmoronamiento, a ver la luz que ellos tanto necesitan.

En esta novela circular de Oscar Esquivias, el humor se hace carcajada con un cierto sabor amargo, lo irreal es una metáfora de lo sucedido realmente, -los cuadros que va intercalando dan muy buena cuenta de ello- en nuestra historia reciente, para contarnos una fábula divertida hasta cierto punto, llena de acción, con personajes y lugares inolvidables donde los lectores queremos participar y seguirlos por esa ciudad tan extraña, mágica e irreal que es La del Gran R
ey .

Luz del Olmo

sábado, febrero 19, 2011

foto de david

Mi hijo David tiene otro blog " El Chef Madrileño", al que le hace poquito caso. Esta vez, se ha metido en mi espacio y ha colocado esta foto de un río. Creo que con esto contesto a Myriam y a Asun. A alguien que pasa por aquí y que firma como "pruebas" le parece que da sensacion de paz y tranquilidad. Es verdad así es. Sor Austringiliana, le felicita a David por la foto. Ella sabe muy bien quien es David y Paco Cuesta al ver la foto, recuerda el poema de Damaso Alonso " A un río le llaman Carlos" , por eso decido retomar mi espacio y colocar el poema del autor de "Hijos de la Ira".

A UN RÍO LE LLAMAN CARLOS

(Charles River, Cambridge, Massachusetts)

Yo me senté en la orilla;
quería preguntarte, preguntarme tu secreto;
convencerme de que los ríos resbalan hacia un anhelo y viven;
y que cada uno nace y muere distinto (lo mismo que a ti te llaman Carlos).

Quería preguntarte, mi alma quería preguntarte
por qué anhelas, hacia qué resbalas, para qué vives.
Dímelo, río,
y dime, di, por qué te llaman Carlos.

Ah, loco, yo, loco, quería saber qué eras, quién eras
(genero, especie)
y qué eran, qué significaban «fluir», «fluido», «fluente»;
qué instante era tu instante
cuál de tus mil reflejos, tu ;reflejo absoluto
yo quería indagar el último recinto de tu vida
tu unicidad, esa alma de agua única,
por la que te conocen por Carlos.

Carlos es una tristeza, muy mansa y gris, que fluye
entre edificios nobles, a Minerva sagrados
y entre hangares que anuncios y consignas coronan.
Y el río fluye y fluye, indiferente.
A veces, suburbana, verde, una sonrisilla
de hierba se distiende, pegada a la ribera.
Yo me he sentado allí, sobre la hierba quemada del invierno para pensar por qué los ríos
siempre anhelan futuro, como tú lento y gris.
Y para preguntarte por qué te llaman Carlos.

Y tu fluías, fluías, sin cesar, indiferente
y no escuchabas a tu amante extático
que te miraba preguntándote
como miramos a nuestra primera enamorada para saber si le fluye un alma por los ojos,
y si en su sima el mundo será todo luz blanca
o si acaso su sonreír es sólo eso: una boca amarga que besa.
Así te preguntaba: como le preguntamos a Dios en la sombra de los quince años,
entre fiebres oscuras y los días—qué verano— tan lentos.
Yo quería que me revelaras el secreto de la vida
y de tu vida, y por qué te llamaban Carlos.

Yo no sé por qué me he puesto tan triste, contemplando
el fluir de este río
Un río es agua, lágrimas: mas no sé quién las llora.
El río Carlos es una tristeza gris, mas no sé quién la llora.
Pero sé que la tristeza es gris y fluye.
Porque sólo fluye en el mundo la tristeza.
Todo lo que fluye es lágrimas.
Todo lo que fluye es tristeza, y no sabemos de dónde viene la tristeza.
Como yo no sé quién te llora, río Carlos,
como yo no sé por qué eres una tristeza
ni por qué te llaman Carlos.

Era bien de mañana cuando yo me he sentado a contemplar el misterio fluyente de este río,
y he pasado muchas horas preguntándome, preguntándote.
Preguntando a este río, gris lo mismo que un dios;
preguntándome, como se le pregunta a un dios triste:
¿qué buscan los ríos?, ¿qué es un río?
Dime, dime qué eres, qué buscas,
río, y por qué te llaman Carlos.

Y ahora me fluye dentro una tristeza,
un río de tristeza gris,
con lentos puentes grises, como estructuras funerales grises.
Tengo frío en el alma y en los pies.
Y el sol se pone.
Ha debido pasar mucho tiempo.
Ha debido pasar el tiempo lento, lento, minutos, siglos, eras.
Ha debido pasar toda la pena del mundo, como un tiempo lentísimo.
Han debido pasar todas las lágrimas del mundo, como un río indiferente.
Ha debido pasar mucho tiempo, amigos míos, mucho tiempo
desde que yo me senté aquí en la orilla, a orillas
de esta tristeza, de este
río al que le llamaban Dámaso, digo, Carlos.

Dunster House, febrero de 1954.

Dámaso Alonso

jueves, febrero 17, 2011

PALABRAS

(c) Foto de Elvira Benito
Cuando el pato sale del agua, puede contemplar la belleza en la que anteriormente estuvo sumergido.

jueves, febrero 10, 2011

LOS MUNDOS DE GONZALO TORRENTE BALLESTER

Ayer estuve viendo en la Biblioteca Nacional la exposición Los mundos de Gonzalo Torrente Ballester.

El escritor, profesor, periodista, novelista, dramaturgo, crítico teatral y ensayista que fue queda representado en las primeras ediciones de sus libros, borradores de manuscritos de sus obras, tanto a mano como a máquina , así como en los objetos que utilizó: plumas, grabadoras, maquinas de escribir, fotografías, ordenadores, gafas, y otros mas personales como la colección de teteras o de maquetas de barco.

La exposición esta´ situada en la sala Hipóstila y se puede visitar hasta el 6 de marzo. Es un recinto pequeño y en las paredes quedan escritas las frases que el autor escribió en sus libros y artículos. De entre todas, copié esta:

El Quijote es la historia de un juego que se escribe jugando.

Yo añadiría, que también se lee jugando y si no que nos lo digan al grupo de lectura de la Acequia.

Se puede escuchar, algo que no hice, la conferencia El Quijote por un hombre moderno que el escritor pronunció en la Universidad de Carleton de Ottawa el doce de noviembre de 1969 y que preparó y grabó en un magnetófono.

miércoles, febrero 02, 2011

EGIPTO SIGUE EN LA LUCHA

Parece ser que Mubarak, como muchos politicos, es sordo. ¿ No oye el clamor del pueblo?

Para un buen analisis de todo lo que esta ocurriendo en Egipto pichad aqui:
La acequia Egipto y el miedo de los apocalípticos.

Esta tarde a las siete, en la Puerta del Sol en Madrid, esta convocada una manifestacion en apoyo al pueblo de Egipto.