Escríbeme

olmoluz@gmail.com

viernes, febrero 22, 2013

EL PROTAGONISTA DE MALA HIERBA TRABAJA EN COGOLLUDO


 Hace ya unos años visité el bonito pueblo de Cogolludo, el lugar donde mi amiga Ino pasó parte de su infancia y del que tanto me había hablado.  Confieso que me sorprendió gratamente por su arquitectura  y por  su historia.

En estos días al leer cómo a Manuel le lleva su propia inercia y la de los otros a este bonito pueblo de Guadalajara,  donde por primera vez- ya fuera de la ciudad de Madrid- el protagonista de Mala Hierba, toma la decisión de trabajar y trabajar duro,  aunque no diese ningún fruto en toda su extensión de la palabra,  he recordado mi visita y  al no tener fotos, he copiado algunas de las muchas que hay en Internet. . 


El nombre del pueblo le viene dado por la forma  de cogollo en que están dispuestas sus casas,  en las  abundantes  calles empinadas y estrechas




En lo alto del pueblo quedan las ruinas de un antiguo castillo edificado en el siglo XI, sobre una antigua construcción musulmana, pasando en 1176 a la Orden de Calatrava, donde se  pueden contemplar unas magníficas  vistas  que, aunque no tiene el verdor de los paisajes del norte, también tienen su belleza.



La  Iglesia de Santa María, ubicada también  en el cerro y cerca del castillo, es  del siglo XVI.  De estilo gótico, en el interior puede admirarse el cuadro “El Exopolio” de José Ribera del XVII.
  
Dentro del pueblo una amplia Plaza Mayor  con una gran fuente de cuatro caños,  recoge al Palacio de los Condes de Medinaceli de siglo XV  y de estilo renacentista  Llama la atención por su buen estado de conservación, no en vano ha sido declarado monumento histórico-artístico.

Manuel se queda poco tiempo a vivir en este pueblo, donde por una vez toma la iniciativa, porque como siempre, las circunstancias y su poca rebeldía, es verdad que también le  acompaña la mala suerte o su nada experiencia en eso de sembrar, hacen que vuelva otra vez a transitar las calles de Madrid, donde poco a poco se irá hundiendo en el fango.

jueves, febrero 14, 2013

MALA HIERBA

                                         (c) Luz



Según voy leyendo “Mala hierba”, tengo la impresión de que en realidad el apático y abúlico Manuel es para Pío Baroja , un mero pretexto que sirve de presentación  a otros personajes de la novela, como son  el  trabajador consciente Roberto  Hasting, o su compañero Alejo Monzón,-  Alex-  escultor inconcluso que se cree genial , así como el tertuliano  caradura y aprovechado de Bernardo Santín, metido a fotógrafo sin conocer para nada ese arte y  Esther Wolowitch, la inocente polaca enamorada, todos ellos incluidos en el retrato de la bohemia madrileña, que después dará paso  a otros personajes  como el colocador , vendedor de humos y timador Bonifacio Mingonte, acompañado  del embaucador y tramposo Peñalar o  la Baronesa Aynat, trapisondita e interesada.  El riquísimo comerciante Sergio Redondo que se deja explotar  por todos los anteriores y  ese es mi punto de lectura esperando a ver que pasa  con la farsa que preparan todos ellos  para que Manuel, que ya tiene dieciosho años, resulte ser un hijo creíble  de catorce.

El chico, como siempre, se deja querer y llevar, sin oponer resistencia, sin luchar en esta  “Lucha por la vida”  y por eso pienso que quizá los protagonistas sean los otros  y Manuel un simple espectador imbuido en un gran nihilismo, al que tan aficionado era D. Pío. 

Luz del Olmo 

BREVE HISTORIA DE LA MÚSICA


lunes, febrero 11, 2013

UN CORTO PASEO POR BURGOS




Casi siempre que vamos a Burgos, nos tomamos un café con  Mª Ángeles,  pero el pasado jueves, como hacia mucho frío, decidimos dejarlo para otra ocasión. Me  llevé la máquina, esa que aún sigue haciendo las fotos en color azul e hice unas cuantas fotografías del Burgos nevado, pero también soleado. Aquí las dejo y seguro que la Abejita las reconoce.  A Pedro Ojeda y Paco Cuesta, además de Gelu, seguro que también les suenan



 
Había nieve en los árboles del paseo 

 
 Sus ramas tiritaban de frío



                                        
 Mª Ángeles,  aquí te dejo uno de los muchos “pongos” que pululan por Burgos;  y que "tanto te gustan". Esta vez es un toro nevado.

                                                               

El termómetro marcaba 1,3º y es que en Burgos dan la temperatura exacta.

                                                          

Al pasar cerca de esta iglesia, era cuando más nevaba

                                                                 
La nieve se acumulaba en el coche
                                                                

Después de unas horas, la catedral lucía con  su cielo azul
                                                                  
                                                                    
 Las  ramas del árbol ya se habían calentado  con Febo

Y es que en Burgos, nieva, hace  un viento helado, pero también luce un radiante sol.