Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, noviembre 27, 2013

LOS AMORES DE GALDÓS

 
D.Benito Pérez Galdós, nunca se casó, pero sí tuvo varias mujeres a quién amó y le amaron.

Su amigo Navarro Ledesma dijo de él: “ Le gustan las mujeres … lo que nadie puede imaginarse; pero todo se lo calla y de estas cosas, ni Dios le saca una palabra”.

Parece ser que así era D. Benito, hombre tímido, sin mucha salud, trabajador y enamoradizo. En su prolífera obra están representadas y reconocibles estas mujeres y con algunas de ellas mantuvo una amplia correspondencia.

Siguiendo a BENITO MADARIAGA en la biografía que hace del escritor canario, en su libro Biografía Santanderina, las iré citando y resumiré lo que cada una representó para el autor de La Estafeta Romántica.

Su primer amor fue su prima Dolores Macías , ex novicia del convento de las Descalzas y según Ruíz de la Serna y Cruz Quintana, debió ser de una forma platónica y unilateral, ya que Dolores era unos cuantos años mayor que su primo Benito.

Entre Sisita Galdós, y su también  primo Benito Pérez Galdós, sí hubo correspondencia afectiva pero Doña Dolores, madre del escritor, no aprobó esta relación y a D. Benito le obligaron a poner tierra de por medio . Fue entonces cuando se vino para Madrid. Gullón identifica a Marianela con Sisita.

Juanita Lund, fue otro amor frustrado y según algunos autores, sirvió de modelo para el personaje femenino de Gloria.

En su libro Lo prohibido, aparecen tres mujeres Eloísa, María Juana y Camila ¿ Representan tres pasiones de D. Benito?

De lo que no existe ninguna duda es de los amores de Doña Pardo Bazán y Galdós. Las cartas de la primera así lo atestiguan y si bien en principio era una gran amistad, donde las conversaciones debieron coincidir sobre la necesidad de la liberación de la mujer y su derecho a tener el mismo acceso a la educación y cultura, después los sentimientos se fueron transformando hasta llegar a una gran pasión por parte de los dos. Después, tuvieron sus diferencias, como puede ocurrir a las parejas y aunque su fogosidad se calmara, parece que su amistad continuó hasta el final de sus días.

En sus primeras cartas Doña Emilia se dirige a Galdós como: Mi querido maestro, para continuar, como cualquier enamorada, con los apelativos que supongo ellos dos sólo conocían y que no difieren de todos los  tocados por el niño Cupido, por eso encabezaba sus cartas con : miquiño, mi cariño, ratonciño, minino ( aún no sé en realidad el por qué de ese nombre, Pedro me lo tendrá que explicar) amigo del alma, mi almita, mi dulce bien , monin, amado roedor mío, caro roedor literario y como toda pareja tuvieron sus encuentros y desencuentros. Tanto ella como él simultanearon amantes mientras estaban juntos . En La Incognita y Realidad, Doña Emilia está presente en sus personajes.

Las fechas de las cartas que publica Carmen Bravo Villasante puede que estén fechadas entre los años de 1889-90

Concha Ruth Morell, la llamada “hebrea de Galdós” fue una mujer complicada y de vida difícil. En la novela Tristana, está bien representada. La correspondencia epistolar entre ambos también existió y en una de sus cartas le escribe a Galdós ; “ Yo no puedo negar que te conozco, que te admiro y que te agradezco mucho el papel que me has dado en Realidad,” escrito posiblemente en 1892. El  novelista, por su parte, también la prodiga  palabras cariñosas como  “ Te admiro y te adoro”, sin embargo su relación parece que estuvo lleno de tiranteces y discusiones.

Esta mujer declaraba: “Viva la República Federal, precursora de la Anarquía “ .  Sus pensamientos son de libertad  “ De las leyes naturales, nada quiero decir, pero de los convencionalismos de las leyes contrahechas que oprimen y tiranizan, si, de esas reniego, las abomino con todas las energías de mi ser consciente”.

Pero la mujer que le daría una hija fue Lorenza Cobian, madre de María, se sabe que era de Bodes ((Oviedo) hija de unos labradores. Los estudiosos de la obra de Galdós la identifican con Leré, el activo personaje femenino de Angel Guerra . Don Benito solía escribirle tarjetas postales desde diferentes puntos de residencia o de sus viajes. El 26 de julio de 1906 , atentó contra su vida. Fue el padre el que le comunicó por carta a María el fatal desenlace de su madre y Carmen Bravo Villasante ha publicado algunas cartas de D. Benito a su hija. Cartas llenas de cariño en las que se preocupa de su ortografía y la informa de de sus obras en preparación.

En 1907, el escritor conoce a Teodosia Gandarias, el último gran amor de su vida y con la que mantiene una larga correspondencia : “ Eres la mujer única. No existe ninguna que pueda igualarse a ti por la dulzura del afecto, regularidad de razonamiento, por la firmeza de la voluntad, por el rigor de la conducta por el orden y la sencillez con que vives, y por las infinitas gracias a todas estas prendas acompañan . El encontrarte en el camino de mi vida ha sido mi mayor acierto , o el mejor golpe de la suerte o el premio mayor y más gordo de la humana lotería . .” La llama:  “amadísima Teo, adoradísima y dulcísma Teo, mi Teo, mi dicha y mi soberana, Mi Musa “ y en su libro El caballero encantado, la identifica con la maestra Cintia Pascuala , la de los ojos divinos, boca linda y risueña. Su relación debió prolongarse hasta 1915 cuando escribe La razón de la sinrazón donde aparece la educadora Atenaida, también inspirado en Teodosia. Posiblemente Galdós se hubiera casado con esta mujer con la que tuvo un hijo que murió de pequeño, pero no se sabe el porqué no lo hizo . No sé si nuevas investigaciones lo datarán.

A Galdós le gustaban las mujeres, eso es evidente, pero también le gustaba el correo epistolar y una buena muestra de ello es este Episodio Nacional de La Estafeta Romántica donde hay mujeres que escriben cartas , se habla de amor y donde se expresan mofas sobre el  romanticismo, pero es que el alma de D. Benito, quizá a su pesar, fuera más romántica de lo que él hubiese querido.

Luz del Olmo

martes, noviembre 26, 2013

ENHORABUENA GONZALO

 

 Enhorabuena Gonzalo. Te felicito por el premio

XIV Premio de Poesía Círculo de Bellas Artes


Reunido en Madrid el jurado del XIV Premio de Poesía Circulo de Bellas Artes, compuesto por por Esther Ramon, Julia Piera, Amalia Iglesias y Maja Sabec, se acordó conceder el premio a Gonzalo Melgar de Corral, por su poema:
El sueño de la soprano
A María mientras estaba inconsciente.
Por tu expresión extática en tu rostro
imagino la música en tu sueño;
(como tantas mañana yo la escucho:
tu voz dentro de mí, en el espacio
sonoro y musical de mi memoria.)
Imagino que sueñas que en tu mente,
en la oquedad abierta de tu cabeza, vagan,
como el polvo en la luz, notas brillantes.
Imagino que tensas
hasta el límite mismo del dolor,
las cuerdas ideales
a las que se ceñía tu laringe
cuando estabas consciente; Subes por las escalas,
como un ángel armónico, forzando
las claves y las violas;
allí el timbre se afina; allí los clavicémbalos, continuos,
gota a gota diluyen
la densidad del coágulo y disecan
estridencias de pánico,
disonancias de sombra o de vacío.
Sé que fluyen de nuevo los iones,
en torrentes de sangre
con un rumor de inicio de concierto;
que hay células que, acordes, vuelven a estremecerse;
Y tu mano dibuja un arpegio convulso.
Detrás del ritmo andante de la máquina
que insufla tus suspiros, la percibes:
es una nota urgente,
como la luz de un túnel, que se agranda;
la ves vibrar tan bella; la contemplas
y sientes el deseo de entregarte
solamente a escuchar, a percibirla,
a mirarla brillar… Pero te atreves
a soñar que la pones, temblando, en tu garganta
como un hiriente sol; que la pronuncias
con una voz concorde… y balbuceas.
Entonces en tu sueño, tu voz azul asciende,
poliédrica y pura, indemne y luminosa,
colectiva y coral; tu voz -no tuya-
hermosamente fluye, se desangra y se irradia
y es la Luz misteriosa que siempre nos pronuncia
cuando habitas el canto de la vida…
Y entonces, parpadeando, te despiertas.

viernes, noviembre 22, 2013

MADRID- MANIFESTACIÓN DE MAREAS

23N, a las 12:00, Atocha: Manifestación "Juicio a la banca. Salvemos las pensiones. Salvemos lo público. Salvemos a las personas"

 El 23N, a las 12:00h., Atocha

recordaremos al gobierno 

todo lo que prometieron hace dos años y 

han incumplido. 

¡NO SOMOS MAYORÍA SILENCIOSA!


Participa en la Manifestación 
"Juicio a la banca. 
Salvemos las pensiones. 
Salvemos lo público. 
Salvemos a las personas"

martes, noviembre 19, 2013

LA ESTAFETA ROMÁNTICA EN EL PERIÓDICO LA ÉPOCA 26 DE AGOSTO DE 1899

LITERATURA
GALDÓS \ SUS NUEVAS OBRAS

El redactor del Heraldo Sr. Pérez Mínguez ha visi-
tado en el Sardinero al ilustre autor de los Episodios
nacionales, y da los siguientes curiosos pormenores
sobre la próxima obra de Galdós:


«Sobre la mesa de trabajo había varias galeradas
impresas que aparecían ya corregidas...
Eran de la próxima novela; un nuevo episodio na-
cional.
Se titulará La estafeta romántica-

Los numerosos lectores de Galdós recibirán una
grata sorpresa al leer La estafeta romántica.
En ella volverán á encontrarse con el P. Calpena, la
Incógnita, Hillo, los niños de Castro Amézaga y hasta
con los bilbaínos de Luchana.
En cuanto á la forma del nuevo tomo de los Episo-
dios, habrá otra novedad.
La estafeta está escrita en forma epistolar en toda su  extensión.
Las cartas están escritas en diversos puntos de Es-
paña, y en ellas se relatan sucesos interesantísimos y
curiosos, tales como la muerte de Larra y su entierro,
en el que se desarrollaron escenas realmente pinto-
rescas y trascendentales.
¿No son bastantes incentivos los expuestos para que
con verdadera ansiedad se desee leer La estafeta ro-
mántica?
Pues aún descubriré algo más de sus entrañas.
En las páginas de la nueva obra de Galdós se ha-
blará de la famosa expedición de D. Carlos y Cabrera,
que lograron llegar hasta Vallecas en Septiembre
del 37.
¿Cuándo saldrá La estafeta? Pues muy pronto. En
la segunda quincena del próximo Septiembre se verá
su nacional cubierta en las librerías.
Para algún espíritu mezquino podrá resultar un re-
clamo este avance de un acontecimiento literario.
No me arrepiento de que el reclamo resulte; siem-
pre me ha sido odiosa la figura del que procura, no
imitar á los grandes, sino tira les del pie para que
caigan, y hasta la del que se limita á reírse estólida-
mente del que prospera sin hacer nada por que eleve
su vuelo á la cumbre...
Galdós es incansable en el trabajo, y ya pudo ha-
blarme del tomo que seguirá á La estafeta romáiúica.
Se llamará Vergara, y en él, como es natural, figurará
Espartero como personaje de primera magnitud, pre-
sidiendo sucesos y acontecimientos nacionales de mucha vida y singular interés y cuya lectura podrá saborearse allá por Diciembre y Enero.»



P.D. Lo he copiado de este enlace http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0000649426&page=4&search=Estafeta+Rom%C3%A1ntica&lang=es

miércoles, noviembre 13, 2013

EL OTOÑO POR TIERRAS ALCARREÑAS



En Torija,  lugar que luce un hermoso castillo y  a pocos kilómetros de Guadalajara, me encontré con este cartel que, por supuesto, se lo dedico a "La Abejita".


En los campos de Brihuega,  quise fotografiar el otoño y Elvira  capto el instante.

CIVICA, un lugar muy interesante y creo que poco conocido.

Las "flores" del otoño

El agua cae en cascadas

Y mana en hermosas fuentes.


Antes de ocultarse el sol, quiso dar más color a los robledales.


(c) Elvira hizo la  foto del castillo y de los campos de Brihuega



jueves, noviembre 07, 2013

CARTAS A GALDÓS



Como LA ESTAFETA ROMÁNTICA de Benito Pérez Galdós, va de cartas, os dejo aquí una de las 32 cartas inéditas que Emilia Pardo Bazán escribió a su querido e íntimo amigo y que están recogidas en este libro publicado en 1975 con un prólogo y edición de Carmen Bravo Villasante en Ediciones Turner

En ellas se muestra sin pudor la relación que les unía a los dos escritores con sus encuentros, citas, amores, desamores, celos , pero también el mundo literario de aquellos años de finales del siglo XIX.

Esta es la transcripción

Hoy Domingo

Minino:

Ayer nos convidaron al Real: mamá en casos tales se pone como una niña: quiere ver abrir el telón. Demás de esto (como dirían tus colegas) me dijo R. López que andabas vuelto loco con la crisis. Al ver esto, y ver que en el fatídico reloj sonaban la media, y trascurría tiempo, y las siete se apropincuaban, huí del impuro nido . El Martes allí tendrás a tu Suriña. Se me hace el tiempo largo; la metá de mis deseos, cual huye ante mis asombradas pupilas ¡¡Ah! ¡Oh! Seductor, no me fascines con tu serpentina lengua!

Adiós, mono, hasta el Martes- loco citato, allo ´ora stessa:

En cuantique te vea te como.

miércoles, noviembre 06, 2013

HOMENAJE A LUIS CERNUDA EN EL ATENEO DE MADRID




Ayer, 5 de noviembre, en el Ateneo de Madrid se rindió homenaje al poeta LUIS CERNUDA, en el 50 aniversario de su muerte ocurrida en México en la casa de los también  poetas Manuel Altolaguirre y Concha Méndez; con la presentación del libro Leve es la parte de la vida que como dioses rescatan los poetas ((Poemas para Luis Cernuda) en el que han intervenido 80 poetas nacionales, iberoamericanos y también algunos internaciones.

Durante el acto, conducido por Miguel Losada, recitaron sus poemas Juan Carlos Mestre, Javier Lostalet, Almudena Guzmán, Jesús Munárriz, Beatriz Hernán, Antonio Hernández, Aarón García Peña... entre otros.

Alejandro Sanz Romero, presidente de la sección de Literatura, recitó un poema inédito de Luis Cernuda. Por su parte, J. Hilario Tundidor, se acercó hasta allí, y desde su butaca nos recitó un hermoso verso del poeta homenajeado. Eugenio Andrade, poeta portugués ya fallecido, también estuvo presente en la voz de Miguel Losada, así cómo un video donde con dificultad apenas se podía apreciar la voz de Luis Cernuda  en el jardín de Vicente Aleixandre.

Antes de terminar el acto me tuve que ir, por eso no pude oír el poema de Jesús Urceloy que se le podía ver muy bien en su butaca. El acto podía haber sido hermoso, pero las palabras que eran las protagonistas, no podían oírse con claridad por problemas de la acústica.



(c) Foto y texto Luz del Olmo

lunes, noviembre 04, 2013

ESGUEVAS



                                       Mirar el río hecho de tiempo y agua
                    y recordar que el tiempo es otro río,
                    saber que nos perdemos como el río
                    y que los rostros pasan como el agua.

                                                                    Jorge Luis Borges

Leo ESGUEVAS y los recuerdos de infancia en las palabras sinceras y poéticas de Pedro y en las sugerentes y bellas imágenes de Javier, me hacen rememorar el tiempo que transcurrió en compañía de entrañables personas, algunas que ya se fueron, porque cuando el hilo que nos mantiene en la vida es el murmullo del agua, recordamos.

Leo ESGUEVAS para deslizarme por el agua en su pasar y cuando oteo las fuentes e imagino los riachuelos subterráneos, pienso que allí reposa lo oculto, ya que  es, esta lectura y visión, la que me invita a ser consciente de la niebla, que es otra agua, sin olvidar que En realidad, en medio de la niebla huimos de nosotros mismos: no hay nada que nos salve de lo que llevamos dentro.

Leo ESGUEVAS y me detengo en la arena de la playa donde se encuentra el mar y observo cómo el amor, que es la vida, refugia el agua en su infinito. Es entonces cuando

Beso tus pies, te beso la arena
desatada por tus dedos, las yemas, tus tobillos,
la media luna perfecta de sus uñas......

Leo ESGUEVAS, el libro que han publicado Pedro Ojeda Escudero y Javier García Riobó, en una edición cuidada y mimada y lo sigo leyendo y mirando porque sus páginas son, en palabras de Borges, referidas a su ARTE POÉTICA, ….como un río interminable.

Luz del Olmo

* Las palabras en cursivas son las escritas por Pedro Ojeda en este libro que comento .

domingo, noviembre 03, 2013

MIS PASEOS POR EL OTOÑO


Hace días que ya ha pasado la vendimia,pero en Pardilla, he encontrado los colores del vino concentrados en unas cepas.

Y en las alamedas los álamos  empiezan a amarillea.



Cuando camino por los parajes de mi infancia, encuentro distintos atardeceres.

Por Adrada de Haza también llegó el otoño

En Castrillo de Sepúlveda  asoman las nubes negras

Y también las blancas


Hasta el sol se decide a tener sus sombras.
 Se divisan, en las hoces del Duratón, el amarillo de  sus árboles de hoja caduca.
Y en el valle del río, el color de sus árboles es ya más uniforme.


Por Segovia y Burgos ya estamos en otoño.