Escríbeme

olmoluz@gmail.com

domingo, marzo 27, 2005

Sin título

Por eso,
porque hay gaviotas
que enmudecen mi noche inútil
hago versos de viento
nacidos en un acorde azul

La flauta y el oboe,
entrelazados se arrullan
resquebrajando un hálito de sombra.

Innumerables, diminutas
y transparentes sirenas blancas
arrancan la angustia penetrante
en cascadas verdiazules de papel.

Creo entonces: Saltar al vacío
y encontrar, lo que en la ciencia no hallé.

Me deja el azar
suspendida en un hilo
y en la sombra del tiempo
mis gaviotas adaptan la letra al mar,
diluyendo el gastado hilo
en un viejo sueño.