Escríbeme

olmoluz@gmail.com

viernes, junio 08, 2007

PALABRAS


Cuando esta tarde estuve en el Auditorio Nacional de Música y escuché cómo las notas del violín nacían y morían en un instante para después perderse en los silencios, supe que lo irrepetible, es lo más bello.

No hay comentarios: