Escríbeme

olmoluz@gmail.com

sábado, junio 28, 2008

EL AMOR

Hace tiempo que conozco esta pintada que se encuentra en una calle de Velilla a la entrada o salida de una casa. Supongo que el emisor/a y el receptor/a conocerán muy bien la historia de amor que se oculta en estas cuatro palabras, el resto de los que pasamos por allí, podemos leerlo y, si nos apetece, imaginar. Habrá otros que ni tan siquiera se paren a mirarlo e incluso para algunos le será molesto ver la dichosa pintada que permanece allí aguantando lluvias, fríos y vientos. Porque la reacciones serán muchas y variadas.


Si ahora le he hecho la foto es porque acabo de leer el libro “Viaje al amor” de Eduardo Punset y en la mayoría de sus capítulos, comienzan con mensajes escritos en móviles por autores anónimos que hacen referencia a esta emoción tan antigua como la vida misma.

Escribe el autor: No hubo vida sin amor….El amor tiene por cimientos la fusión, desde tiempos ancestrales, entre organismos acosados por las necesidades cotidianas…En el impulso de fusión radican también las raíces no sólo del amor, sino del ánimo de dominio sobre el ser querido.

Eduardo Punset está acostumbrado a conversar con grades e interesantes científicos, algunos de ellos han obtenido el Premio Nobel, por eso son constantes las aportaciones y palabras de estas eminencias y a partir de ellas, el autor llega a una serie de conclusiones sobre este sentimiento tan ancestral que a todos alegra, seduce, conmueve, trastorna y atormenta, en una espiral retroalimentada por sí misma, mientras nos lleva de la vida a la muerte y viceversa.

Punset después de explicarnos su origen, genética, mecanismos neuronales que lo dominan, de mostrarnos cómo actúan las hormonas oxitocina, vasopresina y por supuesto las feromonas y algunos neurotransmisores como la dopamina, nos hace una buena diferenciación del cerebro masculino y femenino y su forma diferente de amar, con sus correspondientes capítulos para el apego relacionado con el desamor y por supuesto el sexo. Al final elabora una fórmula matemática de esta emoción-sentimiento, tan vital para el ser humano que debería ser enseñado en las escuelas, pues todos llegamos a pasar por él y puede que domine nuestra existencia.

La fórmula es:

A= (a+i+x)k

Donde “a” es el APEGO SEGURO, o amor maternal como base de partida desde la que irá, (el ser humano) emprendiendo excursiones sucesiva al mundo exterior.

LA INVERSIÓN PARENTAL corresponde a la variable “i” que incluye

Fusión de la pareja

Construcción del nido

Negociación de los márgenes de libertad

LA CAPACIDAD METABÓLICA Y SEXUALIDAD, vienen representadas por la variable “x”

Estas tres variables se ven afectadas, en mayor o menor medida, por el entorno institucional que aquí denominamos la constante k.

Al final del libro añade un test donde los lectores podemos autoevaluar nuestra capacidad de amar.

Podéis verlo en www.viaje al amor.com

Como conclusión he de decir que el libro tiene muchos aciertos, novedades y frases memorables, pero que en la parte que más percibo al autor como tierno, cercano y veraz es cuando relata sus experiencias personales.

Creo que el tema está tratado de una forma excelente en sus bases bioquímicas, no así en la parte psicológica ni en lo que respecta en su aspecto social. Puede que esté escrito con esa intención, pero si queremos encontrar la explicación de este enigma que es el amor, necesariamente tendremos que acudir a la psicología y al entorno donde cada individuo vive.

Por mi parte opino que, después de leer libros y teorías sobre el amor, sigo considerando que en él hay algo misterioso e intangible que se nos escapa y por eso lo continuamos estudiando, interpretando, manipulándolo... cuando lo que de verdad deseamos es vivirlo, porque esa su única realidad.

Luz del Olmo

6 comentarios:

Kety dijo...

Hola Luz,después de leer tu texto habrá que echar un vistazo al libro que tan bien recomiendas.

Un abrazo

P.D.
Qué envidia me das, lo bien que te explicas.

alberto dijo...

Hace ya tres años que me regalo mi amigo Diego el libro "Viaje a la felicidad" y me fascinó la forma que tiene de escribir este hombre, para este verano tomo nota de "Viaje al amor".

El blog que tiene es de órdago: http://www.eduardpunset.es/blog/

Cuando veía más tele que internet no me perdía su programa redes, había noches que cuando terminaba pensaba ¿de qué iba el programa de hoy?

Abejita de la Vega dijo...

El amor no tiene nombre,no lleva puesto figura de hombre ni de mujer. Es todo y nada a la vez.

"Cuántas veces nos quitas las penas, cuántas veces es amargo tu sabor"

Anónimo dijo...

Yo, comoi yasabéis, devezen cuando borracho, y siempre siempre enamorado". ¿O no es igual el amor que una borrachera? Ambas cosas quitan el sentido y trastocan la lógica. Por eso sigue la vida porque se trastoca y se confunde la lógica... ¿ si no fuera así de qué íbamos a tener hijos y atarnos a otro semejante? Las explicaciones que se quieran buscar estan en aquello del corazon tiene razones que la razón no admite...

Anónimo dijo...

Yo, como ya sabéis, de vez en cuando borracho, y siempre siempre enamorado". ¿O no es igual el amor que una borrachera? Ambas cosas quitan el sentido y trastocan la lógica. Por eso sigue la vida porque se trastoca y se confunde la lógica... Si no fuera así ¿de qué íbamos a tener hijos y atarnos a otro semejante? Las explicaciones que se quieran buscar están en aquello del corazon tiene razones que la razón no admite...

Ele Bergón dijo...

Kety, espero te guste el libro, aunque a veces sea un poco técnico.

Alberto, me ha gustado más este libro de Punset sobre el amor que el de la felicidad Quizá sea también por el tiempo de mi lectura y por supuesto me encataba Redes.

Abejita, el amor, ya se sabe es el motor de la vida.

Anónimo, ya sabes que me maravilla tu frase de "siempre, siempre enamorado" No concibo la vida sin estarlo.

Besos muy amorosos para todos vosotros.