Escríbeme

olmoluz@gmail.com

jueves, julio 10, 2008

PALABRAS ( EL DOLOR)

Escucho recitar a la poeta Alma Pagés su poemario sobre el dolor desde el dolor. Alma hace un recorrido por la pena cuando se pierde a personas queridas, se entristece con la impotencia de las víctimas y recuerda a África, y a las niñas desaparecidas en la ciudad mexicana de Juarez. Hay también poemas para la esperanza y la paz del espíritu cuando se sabe convivir con ese molesto dolor, como lo hacía nuestra amiga y poeta Ekchane que un día de este año nos dejó.

Todo esto me hace pensar que lo más temible del dolor es no querer o no poder salir de él. En el primer caso se llega a la autocompasión y en el segundo a la desesperanza llena de desolación.

Hoy, en este mundo occidentalizado cuyo principal dios es la consecución del placer en el instante, quedamos consternados al saber la noticia de cómo una patera llega a nuestras costas para contarnos que nueve niños han muerto en la travesía hacia el paraíso y cómo las propias madres han tenido que echar los cuerpos de sus hijos a un mar que ellas consideraban la esperanza de sus descedientes.

¿Cómo se puede superar el salir de un dolor para encontrar otro más fuerte?

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hace poco explicaron,en la cadena Ser,la palabra resiliencia, desconocida para mí pero que yo relacioné con mi estado emocional, tan especial,en esos momentos.
Dice la Wikipedia:
"El término resiliencia se refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a tragedias o períodos de dolor emocional. Cuando un sujeto o grupo humano es capaz de hacerlo, se dice que tiene resiliencia adecuada, y puede sobreponer a contratiempos o, incluso, resultar fortalecido por los mismos"
Pero,ante el dolor de una madre,echando al mar el cuerpo de su pequeño muerto por intentar una vida mejor...no hay resiliencia ni resistencia que valga.

Un beso,Luz, de la abejita resiliente.