Escríbeme

olmoluz@gmail.com

domingo, octubre 12, 2008

VENDIMIA

En Pardilla aún no han vendimiado y la cosecha no es tan buena como otros años.

Los caraambujos de las zarzas están en su apogeo

En el reguero del Val, va empezando el otoño, aunque en los nogales de nuestra infancia no había nueces.

En casa de Santos de Fuentenebro,El Narro para los amigos, nos invitan a un buen vaso de vino de cosecha propia. Con la charla Santos nos recita estos versos

Bendito sea Noé
que plantó el primer samiento
que a unos les quitó la sed
y a otros el conocimiento.



En la lagareta y bodega que picaron mi padre y mi hermano, ya no está la prensa con la que aplastaban las uvas, incluidos los pies.

Y además, Benjamin nos regaló almendros y uvas recién vendimiadas. Irene me invitó a una riquísima tarta de moras echa por ella, mientras charlaba con sus hijos y su hermano Javier.
Mi hermano Victoriano disfrutó de su pueblo y sus paisanos y en la comida le recitó al camarero este dicho de estas tierras burgalesas.

Moradillo está en altillo
La Sequera está en ladera
En Hontangas venden mangas
En Adrada, venden peras
En Milagros los cachupos
y Pardilla buenos mozos
derechitos como un huso.


Fue un un dia estupendo para todos nosotros.

4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Por aquí dicen que, este año, vendimiará mejor quien más pueda aguantar.
El campo está precioso.

Abejita de la Vega dijo...

Bonitas fotos las de la vendimia por tierras burgalesas.
El olor dulzón de las uvas inunda las calles de Campo Real,por estas fechas.Pero la abejita voló.Nostalgia.

hood dijo...

Los que hemos pasado mucha infancia y adolescencia en tierras del sur de Burgos sabemos que la vendimia llega aproximadamente con la Virgen del Pilar.
Yo recuerdo el "subir" desde Madrid a Moradillo al miniplantio de mi abuelo Jotilla.
"Abuelo ¿cual es?" preguntábamos todos los años.
Y él con ese son que sólo saben llevar los de la tierra, ribera del Duero, contestaba "Lo mismo no me acuerdo... por ese camino, allí".
Como que él se iba olvidar de "sus tierras", de aquello que paso de mano en mano hasta llegar a él de sus padres.
Hoy ya no queda plantio... pero los recuerdos no se borran.

Ele Bergón dijo...

Pedro, pueda que sea verdad lo que dicen por ahí, pues en Pardilla muchas de las uvas estaban aún ácidas.

Abejita. Es bueno recordar, pero que la nostalgia no te impida seguir.

Maite, estuvimos en Moradillo y Victoriano quiso ir al majuelo que tenìamos, pero al final no aparecimos por allí. Debe estar todo perdido y sin cultivar.

Besos para los tres.