Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, julio 29, 2009

CONTEMPLACIÓN



CONTEMPLACIÓN

Para mi sobrino Rafa.

No hacer nada.

Sólo mirar, contemplar

el paisaje de todos mis días.


Los caminos que van y vienen

aunque nadie los transite.


El árbol solitario en el monte

compañero de mi infancia.


Como siempre, allí están

los chopos en la alameda.

Y en las pequeñas lomas rojas

los insustituibles almendros.


Algún que otro pino.

El color oscuro de los prunos.


Los trigos recién segados

entre las uvas sin madurar.


La hilera de castaños

en la carretera vieja.


Cerezos, ciruelos, nogales

donde se adivinan los huertos.

con algún que otro paisano

regando con mimo,

antes de que el apriete el calor,

lo sembrado en primavera.


Contemplar, ver los tejados de las casas.

La iglesia y su espadaña

con dos campanas

que por ser domingo,

pronto repiqueteará.


Prefiero no mirar, porque es mejor

que los ojos no se detengan,

en las casas derruidas

y en los coches lejanos, veloces,

en el asfalto de una autopista.


Sí me gusta observar

los nuevos molinos de viento

que hoy, al ser el aire blando

deciden no jugar con el loco de la Mancha.


Me quedo absorta

en la claridad de este cielo azul

mientras trinan golondrinas

vuelan los vencejos

y a saltos caminan los gorriones.


Al terminar el poema que contemplo

han ido apareciendo

cúmulos de nubes blancas.



Si, Rafa, a veces sientes

que te esta rozando tu propia armonía

por eso crees que lo tienes todo

y es entonces cuando decides

que es mejor no nacer nada.


Luz del OLmo


9 comentarios:

sedemiuqse dijo...

precioso.
besos y amor
je

Ele Bergón dijo...

Muchas gracias sedemiuqse. Me sentía muy bien haciendo el poema.

¿Qué tal tu verano?

Un abrazo

Luz

Abejita de la Vega dijo...

No hacer nada, sólo contemplar es lo que toca ahora, cuando te dejan, claro.
Me gusta tu poema, ya era era hora de que salieras del Retiro.
Le he puesto un río a Sanchico.¿Se parece el Ruyales a ese que dices que está a dos kilómetros?
Un beso

Ele Bergón dijo...

Hola Abejita. El río se llama Riaza y todos los ríos se parecen un poco ¿no? El Sanchico diría que todos llevan agua sino se han quedado secos como les pasa a los dos arroyos de Pardilla.

Me alegra que te guste el poema

Besos.

Luz

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Todo nace de la contemplación. Todo.

Anónimo dijo...

Querida tía, muchísimas gracias por el poema. Es la primera vez que me dedican uno y me siento muy orgulloso!
Deberíamos hacer menos y contemplar y escuchar más.
Te quiero mucho, tía.
Un beso!
Rafa

ALBERTO NAVERO dijo...

mi querida amiga,
paso como las carretas, lentamente, pausadamente, contemplando el paisaje de tu poema y parece que todo vive y rueda por los campos llenos de colores...
un abrazo grande para ti y tu contemplativo mundo que te rodea
nvro

Kety dijo...

Buena contemplación de tu tierra.

Hoy un poco más reposada, paso a dejarte un abrazo.

Ele Bergón dijo...

Pedro, todo nace de la contemplación, me gusta lo que dices y me hace pensar.

Rafa, me alegra que te haya gustado el poema, me acordé de ti porque estuvimos hablando de este "no hacer nada" la otra noche en el jardín. Después cuando me di cuenta que yo no quería hacer nada sólo contemplar quise dedicártelo.


Navero, qué alegría me da cuando noto que pasas por aquí y me dejas tus siempre bellas palabras. Gracias.

Kety sé qu de vez en cuando tú también contemplas y luego escribes. Supongo que tus nietos también te llevan a la contemplación.

Muchos besos para todos.

Luz