Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, septiembre 23, 2009

VUELVE UN CICLO


Vuelve un ciclo de alma gris

Con flauta dulce y guitarra

Cuando soy una hoja sola

Que trae y lleva el viento

En un otoño de naipe.

Han llegado en confidencia

Las horas de ojos oscuros

Y percibo en las señales

De los patios y jardines

El final del fogoso estío.

Adiós a los rincones solitarios

Llenos de paz y frescor.

¿Se irán los atardeceres lentos

Reflejados en el agua?

Van pasando las lunas llenas

Llenas de rumor y símbolos.

Nunca dejaré la memoria

del amor y la amistad.

Porque existe un universo

Se abren paso entre las nubes

Las palabras desgastadas

Que van de ocasos a auroras

Reflejando entre las luces

Esta vueltas que da el tiempo.

Luz del Olmo



5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Dejemos que el otoño entre en casa.

sedemiuqse dijo...

Todo tiene un ritmo.
Precioso.
Besos y amor
je

Abejita de la Vega dijo...

Las vueltas que da el tiempo. Otra vez otoño; pero es otro otoño...circular pero no coincidente, como tú dices.
Besos

P. M. Talaván dijo...

Lo que sucede, Luz, es que este otño es un otoño carente. Carece del frescor, el rocío de las nubes, de las tardes meláncolicas, de la falta de niños en la plaza, es un otoño casi primaveral...
Me salió la vena poética, sin mi permiso...
un beso.

Kety dijo...

Pues tratemos de cambiarlo de color. Hoy no estoy poética, al contrario de PMT.

Nada que ver con que me guste el poema.
Luz, tú me entiendes.
Besos