martes, febrero 25, 2020

ANUNCIOS DE LA PRIMAVERA


Me lo contaron primero  las grullas.
Vinieron después,  las tímidas violetas. 
Siguieron las flores de almendro, 

en campos donde ya nacía su verde .

  Puntuales a su cita:
 jacintos y también narcisos. 
Fue  entonces  cuando puede ver
  en algunos regatos,
 cómo el agua saltaba  tranquila, 
al manar  sin descanso,
de un pequeño y limpio  manantial .




(c) Fotos y textos Luz del Olmo Veros
 


Etiquetas: ,

miércoles, febrero 05, 2020

POETA EN NUEVA YORK- FEDERICO GARCÍA LORCA




Si algo me ha inspirado para escribir poemas o textos poéticos,  ha sido precisamente  el  libro  Poeta en Nueva York, y ,  a ello contribuyó,  el caminar por la ciudad neoyorkina  con este magnifico poemario del poeta  granadino, en aquel noviembre de 1991,  para descubrir cómo García Lorca se  se siente Asesinado por el cielo, con Aquellos ojos míos de mil novecientos.. para comprender y saber  que   ellos, los negros, Odian la sombra del pájaro o  Con una cuchara de palo  le arrancaba  los ojos a los cocodrilos, porque yo no tuve valor para pasear, ni tan siquiera en coche, buscando  El rey de Harlem, hasta discernir la Balada de la Gran Guerra.....

Entonces me fui y  en compañía de los tres amigos comenzamos a caminar  en lo alto,  luchando con la luna, por la  terraza de las modernas y malogradas Torres Gemelas, esa  luna que no vi,  porque  desde allí,  se divisa  el  paisaje de la multitud que  enamora  y vomita  y también orina, pero tú, el turista sientes el crepitar de las calles  trepidantes,  sin saber si el   asesino va o vuelve entre todas las sombras,  a las que nunca visita el sol, hasta  encontrar esa esponja gris que lleva en sus agua el Hudson y es que nadie, nadie duerme por el mundo.....


Y así quisiera seguir en un libro que titulé Un invierno en Nueva York y que se quedó en uno de los muchos proyectos que duermen y sueñan su  tiempo en  un ordenador, para hoy, desempolvarlos y escribirlos en este Acorde azul. 


Os dejo  dos poemas  que escribí, quién sabe si en  1991 o quizás ya en el 1992, porque tengo la mala costumbre de no fecharlos.  Estos dos en concreto, son inéditos.   Hay otros,  que sí fueron publicados y   los pondré en las siguientes entradas. 




Asesinado por el cielo
                                                                                Poeta en Nueva York
Federico García Lorca 

Asesinada por el cielo
y el neón del Empire State,
por los cristales que matan
entre cuchillos de amianto 
la luna, las estrellas 
y el sol pro venir.

Asesinada por el cielo 
en Brodway con la calle 32.


Yo estaba en la terraza 
luchando con la luna.
Poeta en Nueva York
Federico García Lorca 



La luna que no vi.

Solo luces
como cuerdas infinitas
de mariposas circunflejas

¡Nueva York a mis pies!

Cuando el sol
desnudaba a la noche
con la llama artificial
pensé‚ en ti y grité:

¡Libertad, Libertad!

Pero todo quedó inmóvil.

Como la estatua.




Etiquetas: ,

domingo, febrero 02, 2020

HAIKUS DE INVIERNO


En la laguna,
los árboles desnudos
duermen su tiempo.

De amanecida,
el invierno y su escarcha,
sueñan  en blanco.  

Y entre la niebla
de mis años que fueron.
Busco un recuerdo. 


(c) Fotos y texto: Luz del Olmo Veros 





Etiquetas: ,

viernes, enero 24, 2020

AUNQUE TE HAYAS IDO

Y aunque te has ido 
No te irás de aquí.

Juan José Calvo Pérez
Diario de tierras baldías.



Porque ese aquí,
son todas mis vivencias
que guardo y no olvido.

Y  de ellas me alimento,
en los instantes 
de la oscura melancolía 
que me aturden y perturban.

Porque tú, siempre,
aunque te hayas ido,
  siempre tú, 
estarás conmigo. 

(c)Texto y foto:  Luz del Olmo

domingo, enero 19, 2020

LA ESPAÑA INVERTEBRADA. ORTEGA Y GASSET







Los hechos existen y son las interpretaciones de esos hechos, las que dan visibilidad a nuestra forma de pensar, junto con el bagaje que la propia persona lleva en su arrastre, a lo largo de su particular vida.
Leer más »

Etiquetas:

domingo, enero 12, 2020

AHÍ LO DEJO





martes, enero 07, 2020

MARUJA MALLO

                                               " La verbena" Maruja Mallo

Un 5 de enero de 1902, nacía en Viveíro- Lugo- Maruja Mallo ( Ana María Gómez González),  la pintora y transgresora del 27, que vino a Madrid, junto a su hermano Cristino Mallo, para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.  

Amiga inseparable de la  poeta, dramaturga  y cineasta, Concha Méndez, formaron parte, junto a otras muchas  mujeres,   de la  famosa Generación del 27, siendo piezas fundamentas en la Vanguardia de aires nuevos de aquellos años. 

En 1928, Ortega y Gasset, le organiza su primera exposición en los salones de la Revista de Occidente, con un gran éxito.

Colaboró activamente en la Escuela de Vallecas, junto al escultor, Alberto Sánchez, el pintor Benjamín Palencia y el que fue su amante, Rafael Alberti.

En 1932, marcha a París, donde acude a las tertulias de los padres del surrealismo: André Bretón y Paul Éluard, que la presentan a los principales pintores de la época:  Magrittre,  Ernst,  Miró, Picasso....

En  1933, regresa a Madrid y conoce a Miguel Hernández, teniendo ambos una estrecha relación y dejando su influencia, en algunos de los poemas más bellos del autor. 

Se compromete como profesora con la II República y vuelve a  formar parte, de la  vida cultural de España, en su faceta como pintora, dentro de las Misiones Pedagógicas,  hasta  que en el el comiendo de la Guerra Civil  Española,  tiene que huir  a  Portugal, donde la recibe la  que con el tiempo sería premio Nobel de Literatura,  Gabriela Mistral.

En el exilio, comienza su periplo por  por varios países de Europa y Sudamérica, para  instalarse de nuevo en Madrid, en el año de  1962, recibiendo a lo largo de su vida, varios homenajes, premios y medallas. 


Muere en Madrid en  el año de 1995.

Su obra pictórica, no es mucha, pero sí  está llena de  gran originalidad  en  una búsqueda constante por su imaginación, para sorprendernos, siempre que admiramos sus pinturas, en sus formas geométricas  y exóticas, llenas de fuerza en sus sugerencias. 



(c) Foto del Museo Reina Sofía.   
(c)  Texto Luz del Olmo




Etiquetas: ,