Escríbeme

olmoluz@gmail.com

sábado, febrero 18, 2017

LOS VIAJES DE LOS OTROS

Desde Kinsasa, la capital de la República Democrática del Congo
me llegan estas imágenes. 
 


miércoles, febrero 15, 2017

PATRIA DE FERNANDO ARAMBURO


Y aquella tarde de incalculable agua,  todo se rompió para convertirse en llanto.

Venía ya de antes. Otros barros y  estos  lodos, se fueron enfangando más y más en la amistad mantenida en el tiempo, que acunaba las voces de la una y la otra,   hasta   resquebrajarse por completo.

De niñas soñaron con meterse a monjas y siguieron en la religión, vivida de distinta forma, hasta que ocurrió lo irremediable.  Cuando se casaron,   juntas permanecieron y los maridos prolongaron la  amistad, compartiendo cartas, taberna y bicicletas. Las dos  eran distintas en su forma de ser,  sentir  y  pensar. Ellos más parecidos refugiándose  en los silencios y el dejando que las amás tomaran, no sé si en apariencia, las riendas de las familias. Vinieron los hijos  para jugar, ser adolescentes y después cada uno, de una u otra forma,  ir conquistando  su propio rumbo. La vida empuja en sus vaivenes  a decidir, según las circunstancias y  reacciones   que cada persona va dominando,  en el devenir de los acontecimientos que otros,  quieren labrar para ti.

Bittori,  es la  matriarca fuerte que vuelve y se enfrenta a su tragedia, en el pueblo donde sucedió todo. La esposa  clarividente que advierte  a su marido de lo que acontecerá, según  las pistas dejadas por sus enemigos. La mujer a la que su esposo  oculta sucesos importantes, por no hacerla sufrir y porque  sabe como interferiría en sus propias dcisiones. Es la que desea tener el control de toda la familia,  aprobando y desaprobando  a  los novios o compañeras  de sus hijos, pero también, es la madre que sabe cocinar para ellos porque le gusta tenerlos  y sentirlos contentos. Y es en especial  la ama  que   sufre con las reacciones de culpa por parte
del  hijo y con la  ausencia y falta de respuesta por parte de la  hija, cuando  las lágrimas que reprime en público, son tan abundantes, como la lluvia de aquel aciago día, en el cual,  vio cerrar la puerta de su casa por última vez,  al hombre de su vida, sin entender nunca el porqué su único consuelo, ha de ser el seguirle hablando delante de una  tumba.  

Es una mujer valiente, con decisión y dignidad  en los momentos difíciles que le ha tocado vivir. Sabe donde quiere ir y estar y qué es lo que tiene que hacer.

Miren, matriarca y controladora como su amiga de siempre, es quisquillosa, malhumorada, bastante infeliz y en el fondo y sin ella saberlo, insegura e intentando con su mal carácter, tapar su falta de asertividad.  Religiosa en extremo, amiga y seguidora  del cura  Serapio, de los malos consejos, que arenga al pueblo en sus sermones de independentismo, es sin embargo, una ingenua en encontrar la solución a sus problemas en san Ignacio. Se nos muestra una persona fanática, cuando tiene que defender a su  familia,  porque  está llena de miedos de todo tipo. Por ello, es  incapaz de razonar  y de ver lo que está ocurriendo a su alrededor y  cómo le está afectando a sus hijos y marido. Su reacción, es imaginar y creer firmemente  que ella tiene la razón porque se la quita a los otros. Todo es debido a causa de sus grandes complejos: de no ser rica, como su gran amiga, de no tener un marido  capaz de progresar y dejar de ser  un simple peón de fábrica,  de no tener unos hijos con carrera.... Es una mujer frustrada  y por ello toma el camino del grupo, de lo que le dictan otros, para esconderse en una persona sumisa, aunque no sea consciente de ello.  Sí, es verdad que ante todo es madre,  y, como madre que es, está con su hijo,  potencial asesino o ¿no?,   hasta la muerte. 







Cuando llevo leídas ya casi las cuatrocientas páginas de esta novela, este es un poco mi resumen de cómo veo yo a las madres protagonistas de de esta novela que estamos leyendo





martes, febrero 14, 2017

POEMAS DE OTROS DÍAS

Imagen de Julio Plaza de su obra SIGNSPACES (1967-1968)


Dentro del   claroscuro, 
jugábamos muchas veces 
a coger el vendaval.

La mirada oculta de los dioses
nos mecía en sus misterios.

Sumergidos.
Mirábamos  de lejos
entreabiertas celosías 
y la ciudad desconocida 
no pudimos alcanzar.

Después crecimos.
Razonados. Metódicos. Fríos.
¡Jamás volvimos!

 Luz del Olmo Veros


miércoles, febrero 08, 2017

PATRIA, DE FERNANDO ARAMBURU


                                                 
Estoy leyendo el libro  de Aramburu y confieso que aún voy por su capítulo 40, así que este comentario sobre “PATRIA” está limitado a estas 190 páginas, pero sí quiero dejar constancia de lo que me va produciendo su lectura.

Desde el primer momento me ha interesado la historia , porque el autor tiene una técnica de escribir que te va atrapando aunque sepas ya el contenido del libro. Es verdad que posiblemente no nos revele nada nuevo a los que hayamos vivido esta época fuera de Euskadi y que tenemos la información a través de los medios de comunicación, donde los asesinatos , secuestros y extorsiones de ETA eran, un día sí y otro también, la portada de los periódicos y telediarios, recibiéndoles de forma distinta, según la ideología de cada uno, y también de su forma de verlo a lo largo de los años. Algo que también parece ha sucedido en Euskadi, aunque de una forma más lenta.

Sin embargo, aún sabiendo el tema de la novela, tengo que decir que en determinados momentos, me ha llegado a tocar en las fibras  del sentir que se van expresando en estas páginas del libro, porque me ha conmovido la forma como va recibiendo las amenazas de su asesinato, Txato, uno de su principales protagonistas, su incredulidad, no queriendo entrar en el problema en sí, el restarle importancia, el recibo de la carta pidiéndole dinero y más dinero, así como la forma de reaccionar de sus propios trabajadores, el no darse cuenta ellos y Euskadi de cómo los “liberadores de la patria vasca” estaban destruyendo sus propios puestos de trabajo y sin embargo, ellos atrapados por el miedo o el egoísmo, no lo sé, sin saber actuar, porque también es la atmósfera del miedo, incitado por el odio de algunos personajes, lo que nos sabe transmitir muy bien Aramburo en estas páginas de mi corta lectura.

Pero si algo me parece sugestivo , es la forma que tiene de mostrarnos a sus personajes, construyéndose a lo largo de la historia, pero que ya, desde las primeras páginas, los vas ubicando y para mí es especial su comportamiento, basado en su personalidad , para responder al hecho traumático de la muerte por terrorismo. Las reacciones en todos ellos son distintas, aunque sean de la misma familia de la víctima o del etarra encarcelado, siendo, en el momento del hecho luctuoso, ambas familias amigas.

Un personaje muy interesante es Arantxa, una de las protagonistas que se encuentra en el intermedio entre las dos familias y también el que no pueda hablar, solo escribir en su iPad.

Dejo para cuando vaya más adelantada en la lectura, los personajes de las dos madres: Bittori, la viuda , y Miren, madre de sus tres hijos: Gorka, del cual sé poco, pero sí completamente distinto a Joxe Mari, y más parecido al padre de ambos, Joxian, que creo está representando el silencio y la ausencia, junto con la ya mencionada Arantxa. En cuanto a los hijos del asesinado Txato: Nuria y Xabier, creo que van indicándonos  las formas de ser de los hombres y mujeres ante los hechos traumáticos, pero quizás esté equivocada, no lo sé.

Todo esto lo escribo con mucha cautela porque, insisto, solo he leído una tercera parte del libro.




martes, febrero 07, 2017

POEMAS DE OTROS DÍAS

                                   (c) Luz
                                    
El viento, 
como caballo desbocado, 
despierta mis sueños 
de esta noche invernal.

Al viejo olivar
le grita, le impone con fuerza,
palabras, palabras dispersas.

Recojo sus ecos;
corceles de crines  muy blancas
quisiera montar. 

El rayo del alba, 
-aguja transparente-
penetra en mis ojos dormidos.

Y en la plenitud  de su música
quisiera volar, volar 
y dejarme arrastrar. 

Luz del Olmo Veros

viernes, febrero 03, 2017

UNA TARDE MUY AGRADABLE


Una tarde muy agradable y en buena compañía fue la de ayer en Madrid. 

Carlos San Martín, terapeuta jubilado, nos presentó.  Pedro Ojeda nos leyó poemas de sus libros: " Echo al fuego los restos del naufragio, diario poético en verso y prosa para tiempo de crisis" y "piel" y yo  hablé de La fuente de los pájaros". Con el público hubo mucha complicidad y creo que eso se nota en nuestras caras de alegría. 



 


domingo, enero 29, 2017

PRESENTACIÓN DE "piel" y LA FUENTE DE LOS PÁJAROS



Si el 2 de febrero a las 7 de la tarde, queréis pasar  un rato  muy agradable en buena compañía, donde encontraréis  nuestras sonrisas alegres, cariño,  poesía  que os haga pensar y soñar, por parte de Pedro Ojeda Escudero, que os recitará poemas de su libro "piel",  y donde yo os hablaré de la novela histórica que escribí en el 2015 " La fuente de los pájaros", podéis acercaros hasta  la Fundación Sexpol, en la calle Fuencarral, 18-  3º izquierda. 

Allí os esperamos para daros un abrazo muy fuerte.