jueves, abril 30, 2020

PARA TI, ROSAS


Para Mª Ángeles Merino Moya 

Para ti, rosas 
que viven enjauladas
y no están solas. 

lunes, abril 27, 2020

UN MUNDO QUE AGONIZA- MIGUEL DELIBES


Esta es mi nueva lectura del confinamiento. Atrás dejé ya a Daniel Defoe y su Robinson Crusoe, que ha estado entretenido y además lleno de frases que me venía muy al caso,  en esto de  estar enclaustrada.

Si bien Robinson, tenía un gran ingenio e imaginación para ir sorteando los numerosos problemas que se le  presentaban en la soledad de su isla,  confieso que en estos días,  yo he estado bastante bloqueada y no podía escribir nada que no fuese el copiar lo que ya había escrito en otras ocasiones.  

Dejo a Robinson  con su  fiel Viernes, rico y preparado para otra aventura y ahora me  sumerjo en  Delibes, y,  aunque el libro parezca que lo he comprado en una librería de El Rastro,  el hecho es que está conmigo, desde su publicación,  allá por el año de 1979 . El regalo me lo hizo una de las personas más importantes de mi vida y su dedicatoria se queda entre nosotros. 

El traslado de casa en los años posteriores, o quizás, el volver a él de vez en cuando, dejan las huellas en su portada,  pero no en el contenido, pues es tan actual, que parece escrito antes de ayer.

Como casi todo el mundo sabe, Un mundo que agoniza,  fue el discurso que hizo  Miguel Delibes,  al ingresar en la Real Academia de la Lengua en 1975, donde nos alerta sobre lo que podía pasar en nuestro mundo y ha pasado.

El elegirlo  para mi nueva lectura del confinamiento, se lo debo a   María Ángeles Merino Moya, que me informó cómo Pedro Ojeda lo había recomendado en el famoso facebook, al que solo visito de vez en cuando.

Sigo leyendo.....






domingo, abril 26, 2020

26 DE ABRIL DE 1986




En esta fecha, no conocíamos a Natacha, ni tampoco sabíamos apenas casi nada de Bielorrusia, pero fue después de fatal accidente de la central nuclear de Chernóbil , cuando supimos del país y de su gentes, forjando una estrecha relación, que aún nos perdura en el tiempo.

Participamos de diferentes maneras, una de ellas fue trayendo niñas y niños bielorrusos hasta Velilla de San Antonio, para que pasasen los veranos con nosotros y así " darles salud", en palabras de las madres, cuando visitamos las ciudades de Borisov, Ivie, Michanka , Minsk ... como representantes de las familias que habían cuidado a estos niños, para recibir sus enorme agradecimiento por lo que habíamos hecho en España por sus hijos e hijas.


Otra forma, fue hacer actividades culturales y recoger algo de dinero para mandarlo hasta este país, tan distinto y distante del nuestro.


Uno de estos actos culturales fue un recital de poesía que dimos en Rivas-Vaciamadrid y Velilla de San Antonio . Ya lo he dejado por aquí, pero lo voy a repetir, porque el trabajo en el texto que hizo Felipe Ángel Rodriguez, es digno de ser conocido y por ello, vuelvo a dejar su página para que podáis acceder a ello.


http://hormigaciones.blogspot.com/2010/07/la-espiral-invisible.html

sábado, abril 25, 2020

25 de abril de 1974





jueves, abril 23, 2020

23 DE ABRIL: DÍA DEL LIBRO



Hoy, 23 de abril, Día internacional del libro, quiero contaros una pequeña historia de mi afición por la lectura. 

Quizás nací  con ese amor,  porque  de la casa donde tuve mi primer llanto  y viví  una infancia feliz,  solo tengo el recuerdo de un libro grande sin pastas, lleno de letras y de vez en cuando dibujos, que con el tiempo he identificado en mi memoria, como El Quijote, al que solo miraba los "santos, sin leer las letras. 

Lo que sí recuerdo muy bien, son la regañinas de mis padres, hermanos y vecinos, por agacharme a recoger algún papel tirado  por las calles del pueblo, a causa de mi necesidad por saber qué  querían decir sus letras llenas de polvo y barro. 

Me costaba encontrar papel impreso, donde  el pescadero solía envolver las sardinas o congrios y el carnicero, las partes del lechal,  porque  los pliegos que más se utilizaban   en estos casos, eran los que llamaban de estraza, donde podía haber anotaciones  de alimentos  y en especial números con el resultado de una suma.

A los diez años, me llevaron interna a un colegio  de monjas en  Madrid y  aunque la estancia tuvo sus altos y bajos, más de estos últimos, que de los primeros, los libros me acompañaron y pude leerlos,  en especial, cuando teníamos ejercicios espirituales, porque entonces,  estaba prohibido  hablar, pero no  leer y aún dentro de la censura franquista, leí libros muy interesantes como Por quién doblan las campanas  de Hemingway.

En vacaciones de Semana Santa, lo pasaba con mi tía Cayetana,  que era la cocinera de un alto militar del régimen, en la calle de Ferraz.  Ellos tenían una inmensa biblioteca y allí  me pasaba las  horas leyendo libros, sin que nadie se ocupara de mis lecturas. Se me quedaron grabados  Los últimos días de Pompeya  y también Las memorias de Casanova. 

Pero quizás el libro que más me gustó y me impresionó,  cuando ya tenía diez y seis años,  y me estaba sacando el bachiller superior de aquella época,  fueron las Obras completas de Juan Ramón Jiménez.  Este libro marcó mi vida y es verdad  que muchos de sus poemas, no los acababa de comprender,  pero sí presentía que allí se encontraba algo grande que me fascinaba, de tal forma,  que aún me dura.

En estos días tan especiales,  leo al poeta de Moguer   y degusto sus palabras cuando escribe: Poesía es todo lo bello que no se puede explicar y que no necesita explicación. 

Creo que mi primer  poema escrito,  fue con trece años,  desde entonces, no he dejado de leer, para luego, poder escribir. 

Hoy 23 de abril de 2020, es un día doblemente especial y  desde mi confinamiento, he querido recordar cómo fue mi relación  con los libros que tanta felicidad me han proporcionado. 

( La  foto  es de la casa donde nací  y que ahora ya no existe, pero allí vivieron mis bisabuelos y la tengo datada de al menos hace 150 años) 


miércoles, abril 22, 2020

PALABRAS DE : JUAN RAMÓN JIMÉNEZ






TIEMPO Y  RITMO 

Todo el trabajo del universo no es más que tiempo y ritmo, ritmo y tiempo. Un equilibrio  y un equilibrador. 

El ritmo de un poeta no puede ser otro, en cada momento, que el del latido de su sangre. Cualquier otro ritmo externo- música, el tic-tac de un reló, canción- le descompone la idea y el sentimiento; por eso necesita el silencio.

                                                                 EL RITMO 

De todos los ritmos del mundo, el más armonioso es, puede ser, el de nuestra propia vida.
Quien lo encuentra, es feliz de cuerpo y alma y da felicidad de alma y cuerpo a los demás. 

      NO HAY RITMO MEJOR 

Para la vida no hay ritmo mejor  que el del pensamiento, porque ese ritmo puede durar cuanto dure nuestra órbita.                               
(c) Foto Luz del Olmo

lunes, abril 20, 2020

TAN FÁCIL OLVIDARTE


Pronto nacerán las rosas.

Hace tiempo que el aire 
me huele a Primavera.

Están pasando las lilas.

Siento el frío y el calor 
en apenas una tarde. 

Crece el verde de las hojas.

El cielo muda su vestido 
dos veces por la mañana.

Hay cambio, movimiento y luz.

Oigo ruido de voces 
en algún tren lejano.

Los grafittis, se aman en la pared. 

Se pasean los besos 
por la calle de Aribau.

He bajado a la estación.

Allí solo había un rosal 
y el canto de un ruiseñor:

"Tan fácil olvidarte
como que abril no exista"

(c) Texto y foto: Luz del Olmo 
De mi libro: Pasaban las estaciones, al ritmo de los pájaros. (1994)

Etiquetas: ,

domingo, abril 19, 2020

ROSAS DE ABRIL






Rosas de abril,
solo sois un recuerdo,
en una foto. 

viernes, abril 17, 2020

POEMA IMPROVISADO MIRANDO POR LA VENTANA*



Miro por la ventana.

No veo nada.

Tan sólo el cielo gris
 y un pájaro negro
 que vuela y no vuelve.

 La última mosca de verano
 recorre el cristal.

Algo más lejos,
 copas de árboles
 ¿amarillas?
 cubren la pared de ladrillo rojo.

 Pasa un avión y un pájaro más.

 Aquí, en la habitación,
 oigo el sonido de un violín.

 Leo a Do Fu y Li Bai
 (grandes poetas chinos)
 mientras espero y observo
cómo se acerca el otoño
de fuera y de dentro.

*El título pertenece a la desconocida poeta china ZHU SHUZHN que vivió en los siglos XII-XIII

  El poema está  publicado en este blog el 23/9/ 2012 , pero en realidad, está escrito unos cuantos  años antes. No puedo fecharlo porque no tengo costumbre de hacerlo, pero al comprobar que ha tenido unas cuantas visitas, me he dado cuenta que podría venir al caso, ya que  en estas fechas, solemos mirar mucho por la ventana. 
(c) Foto y texto: Luz del Olmo 

Etiquetas:

jueves, abril 16, 2020

SEGUIMOS EN EL CONFINAMIENTO

EL DIARIO

16 de abril. Terminé la escalera con la cual subía encima de la empalizada, y luego tiraba de ella y la colocaba en el lado interior. Era recinto perfecto para mí, puesto que dentro tenía  espacio suficiente, y nada podía llegar hasta mí desde fuera a menos que pudiera escalar primero el muro.

No tuvo mal día Robinson Crusoe, ese 16 de abril de  1707-8? Lo peor vino al día siguiente, pero él tenía suficiente inteligencia  para adaptarse a las situaciones nuevas e imprevistas, como todas las personas que estamos soportando este confinamiento que nos han impuesto, porque peligra nuestra salud, pero a cambio de ello, nos han quitado, nuestro bien más preciado: La libertad. 

lunes, abril 13, 2020

PARA HERMANARME CON EL CONFINAMIENTO









Para hermanarme con el confinamiento, he decidido leer Robinson Crusoe, de Daniel de Foe y  en su página 116, escribe:

Durante este confinamiento a causa de la lluvia trabajé diariamente dos o  tres horas en ampliar mi cuerva, y gradualmente fui desviándome hacia un lado, hasta que volví a salir de la colina por un costado, e hice allí una puerta o salida que quedaba más allá de la cera o muro, y así podía entrar y salir por este camino. Pero no me sentía cómodo así  tan al descubierto, porque tal como había ingeniado las cosas al principio, me hallaba dentro de un recinto perfecto, mientras que ahora me  sentía expuesto y abierto a cualquier cosa que cayera sobre mí. Sin embargo, seguía sin poder descubrir algo vivo a lo que temer, puesto que el animal más grande que había visto hasta entonces  en la isla era una cabra.


domingo, abril 12, 2020

UNA AMAPOLA



Entre las piedras,
una amapola sola.
¡Otras vendrán¡

Etiquetas:

sábado, abril 11, 2020

HAIKU

 Juega la luz
con los verdes de  abril.
Y yo los miro. 

jueves, abril 09, 2020

"DÍAS PERDIDOS"

¡Días "perdidos" tan llenos de hallazgos !

Aprendamos el maravilloso compás del "mientras tanto"

Juan Ramón Jiménez.

Etiquetas:

miércoles, abril 08, 2020

DIENTES DE LEÓN.



De Pedro Ojeda Escudero, nuestro profesor de las Lecturas de La Acequia, aprendí que estas flores amarillas,  se llamaban: dientes de león. Por  mi pueblo y en esta época,  crecen en las eras  y praderas, pero yo siempre las llamé: dolor de cabeza

Alguien en mi infancia dijo,  que no era bueno cogerlas, porque después te daban este tipo de dolor, pero lo que tampoco sabía, porque nunca me lo explicaron,  que al  terminar de florecer,  se vuelven blancas y  vaporosas. Yo entonces las daba el nombre de pintauvas,  porque yo las veía en los campos, allá por finales de agosto, cuando las uvas comienzan a madurar. 

Me gustaban cuando las tocaba y se deshacían entre mis manos.   

Esta mañana las he visto juntas y me  he acordado de ese refrán que dice: Todo lo que empieza acaba. 

Esperemos que más pronto que tarde, podamos pasar los días acariciándolos con nuestras manos,  porque somos   los verdaderos  dueños  de sus minutos.

(c) Texto y foto Luz del OLmo


lunes, abril 06, 2020

UN ABRIL DISTINTO




 Y en el Retiro,
 los árboles de amor,
se quedan solos.

(c) Texto  y foto Luz del Olmo
Obviamente, la foto es del 2019


domingo, abril 05, 2020

AL ALBA, Luis Eduardo Aute



Creo que la última vez que vi a Luis Eduardo Aute en concierto, fue hace unos cuantos años, pero no muchos, en el Centro Cultural Eduardo Chillida de Moratalaz. 

Mi amigo  y gran poeta Teodoro Rubio, que mantenía una gran amistad con el  cantante,  lo había convencido para que diera un  recital de canciones,  con  el fin de recaudar fondos para su ONG CANDÁS.  Aute, no se lo pensó y nos dio un  gran concierto  que aplaudimos a  rabiar. 

Para el final dejó Al alba,  que todas las personas allí reunidas le pedíamos  con nuestras voces y aplausos.  Fue tan emocionante, que  siempre lo  recordaré.

Desde aquí, mi más sincero pésame a  toda su  familia, en especial a su hijo Pablo. 

sábado, abril 04, 2020

SOLEDAD



Qué triste estaba el camino
el camino de la tarde.
Nadie lo paseaba
ni la hierba seca, ni un pájaro
ni un árbol. Nada.

Sólo la soledad lo acompañaba
y la mirada de una niña
asomada  a la ventana.

(c) Luz del Olmo
Foto y  texto
De mi libro: Juegos de Luz 

viernes, abril 03, 2020

PASO LOS DÍAS



Paso los días
como las noches
 en el invierno:

Lentos, fríos
ávidos de  luz,
buscando alguna  brizna
que me  anuncie,
una ansiada primavera.

Y sé que  ella la alegre,
la de siempre,
ya está aquí con nosotros
mas yo, la siento ajena,
distante, tan lejana....

Allá en el horizonte,
veo como el verdor se extiende,
en las hojas de los árboles
que habitan la alameda.

Las flores de ciruelos,
perales, manzanos...
van naciendo
para llenar la tierra,
de los  frutos del verano.

 Y es  en este año,
de dos mil veinte,
cuando  no puedo sentirla.

Me cuesta fundirme en ella.
como ocurría en el pasado,
 la siempre alegre
primavera. Mi primavera.

(c) Luz del Olmo
Las fotos son de la pasada primavera.

miércoles, abril 01, 2020

UN ADIÓS, PARA JULIÁN FERNÁNDEZ DE QUERO




Esta mañana me levanto en el lugar de mi confinamiento y se me ocurre mirar Facebook. Ha sido grande mi sorpresa al leer la triste noticia: Ha muerto por coronavirus  el activista contra la violencia de género, Julián  Fernández de Quero

En principio, como suele ocurrir en estos casos, no te lo puedes creer, pero poco a poco, aunque cuesta,  te vas haciendo a la idea.

Julián fue una persona importante en mi vida, tanto personal como profesional. Fue mi maestro, mi guía, mi amigo. De él aprendí tanto.... a conocerme a mi misma, a encauzar mis caminos, a saber  discernir lo que  importa  y lo que no.  

Él  era  especial, auténtico, sin dobleces, siempre fuerte y libre , sin estridencias, por eso hoy, somos muchas las personas que nos sentiremos huérfanas, como su Carmen y sus hijos, hijas y nietos...que imagino llenos de dolor.

No es la primera  vez que le dedico unas palabras en  este blog. Ya lo he hecho en otras ocasiones y  quiero dejarlas, de nuevo aquí:

Cuando te escribo, pienso que eres la brisa fresca de una mañana de julio.

Sosegado y  suave, lo que más admiro de ti, es la fidelidad que prestas a tus principios.

Fuerte y quimérico, estás lleno de molinos de la Mancha que te vio nacer, a los que sé  no vas a renunciar, por mucho que te jubiles.

Para aprender de tu sabiduría, hay que detenerse, seguir tu ritmo y escuchar.

Hoy,  aquí, sentada en el jardín de mi casa, oigo los sonidos que me gustan: El movimiento de las hojas en la higuera, el poema de los pájaros, los bostezos de la gata y el lento caminar de la tortuga.

Y eso, lo que aprendí de ti, a sentirme bien y en equilibrio con las pequeñas cosas que me rodean, y a luchar por todo aquello en lo que creo.

Soy tan ilusa como tú, porque me  ensañaste a serlo, dándome a conocer tu mundo utópico, sin prisas, sin ruidos, donde "nadie sea más que nadie", para llegar a respirar  todos y todas, respeto y una auténtica libertad y eso lo vamos a conseguir, insistías con determinación.

 Son muchas y muchos a  los que has formado en tu filosofía  de vida y luego, nosotros hemos sembrado en otros, que a su vez enseñan y enseñarán a muchos más.

Te quiero y aunque te fuiste,  en la mañana del 30 de marzo del tristemente famoso año 2020, recuerda, que nunca te voy a olvidar.

 (c)Luz del Olmo

(c) Foto hecha en Campo de Criptana por María Ángeles Merino Moya el 1 de mayo de 2016



I