Escríbeme

olmoluz@gmail.com

sábado, enero 23, 2010

POEMA


En los cátodos de una pantalla,

veo imágenes

que casi puedo mirar.

Son reflejos de muchas muertes

proyectadas en mi vida de mujer

que prefiere no escuchar,

los lamentos de injusticia

que hace tiempo nos venían y nos vienen

anunciando los que sufren

en un mundo, donde su costumbre,

es la miseria.


Y yo vivo aquí,

refugiada en otro mundo.

Y me atormento

con problemas tan banales

que esos mismos cátodos

me repiten sin cesar.

¡Haití, Haití¡

Tantos sitios como tú.

¿Cuántos terremotos

harán falta para nuestro

despertar?

Luz del Olmo

7 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué impotencia se siente.

pancho dijo...

El objetivo prioritario de todos los pueblos y sus gobernantes debería ser que la miseria fuera sólo un mal recuerdo. Todo el mundo tiene el derecho a vivir decentemente, aunque se vaya convirtiendo en un objetivo cada vez sea más difícil de conseguir en muchos lugares. Si las necesidades básicas de la población no están cubiertas , en vano hablaremos de otros logros que humanicen al hombre y su relación con los demás.

Dylaniana te veo, la respuesta, amigo mío, está escrita en el viento.

sedemiuqse dijo...

Lo peor es que estamos despiertos, simulamos estar dormidos, para que no nos moleste la conciencia.

Besos y amor
je

Merche Pallarés dijo...

Ya no quiero hablar más sobre Haiti. Tu poema, muy bello. Besotes, M.

Ele Bergón dijo...

Pedro, se siente impotencia y muchas sentimentientos más, algunos de ellos contrapuestos.

Pancho No sé si estoy Dylaniana o no, pero si estoy y me siento extraña.

Sedeiuqse, la mayoría de las veces es así como tú dices, despiertos y simulando dormir para que no nos molesten.

Merche, bienvendia por aquí. Entiendo lo que me quieres decir con eso de que no quieres hablar más del tema, pero Haití está ahí y puede que sea una oportunidad para los que habitamos este planeta.

Gracias a todos por vuestras palabras.

Kety dijo...

Impotencia, impotencia, impotencia.
Besos Luz

Cristina dijo...

Pues yo voy a hablar del seguimiento de los medios ante la tragedia. Al principio lo dan a conocer y crean una gran corriente de solidaridad. ¿Pero ahora? De verdad que lo convertimos en un espectáculo. Incuso he visto a periodistas de la CNN involucrandose en la noticia, y lo peor, siendo ellos protagonistas.Como si vivieran en un "reality show". Me parece que eso no es periodismo y que no es contar la realidad. Se desvirtúa todo y me da rechazo: las imágenes, el morbo, la lágrima fácil o que jueguen con las tragedias de los niños y sus familias. ¿Te gustaría ver a tu madre mientras la están operando?, por ejemplo. Me produce nauseas. Eso no es periodismo. Es espectáculo puro y duro.