Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, julio 18, 2012

MIS PASEOS POR EL NORTE DE BURGOS

   Para Elvira que siempre me habla de Las Merindades y para Mª Ángeles porque le hará ilusión recordar algunos de estos lugares  que visitamos juntas.


 
                 

Llegamos a Oña en una mañana fresca y clara  para visitar  El monasterio benedictino de San Salvador, donde ahora están ubicadas “ Las Edades del Hombre” que  en este año llevan el nombre de Monacatus.  Es ya su decimoséptima edición, quizá por eso y después de haber visto dos o tres exposiciones de este mismo estilo, confieso que me resultó repetitivo. Es verdad que había cuadros interesantes como los de  José Ribera- San Juan  Bautista en el Desierto-  Goya – Oración en el Huerto,  Ruisiñol o El Greco en su primeras etapas, dejan  o tallas como  la  de  San Jerónimo de Alonso Berruguete   que procede  de la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Sotorrana en Santa María la Real de Nieva ( Segovia), también bellos capiteles, algunos mozárabes,  códices  del siglo XIV , Biblias , Arquetas, reliquias , mapas , etc….traídas de toda España, que  la hacen a esta exposición  interesante, pero reconozco que lo que más me gustó fue el Claustro Gótico del Monasterio donde sí me dejaron hacer fotos

 

 Ya en el exterior hice una foto  al Psiquiátrico  de esta ciudad burgalesa  para  recordar al Profesor D. Pedro  y  su  teoría del caos. La Abejita sabe  bien de lo que hablo. 

 

Decidimos seguir por Las Merindades- Elvira siempre me lo recomienda-  y fuimos a comer a ¨Frías, la bonita  villa medieval   donde su  Castillo  de los Duques de Frías se asienta sobre una gran peña. El callejear, subir al castillo  y llegar hasta sus casas colgadas, merece la pena




El puente  por donde transcurre el Ebro  y sus vistas son también  muy interesantes.

 



Seguimos el curso  verde del río Ebro donde las montañas de piedra  se sucedían a uno y otro lado de la carretera.

 Así llegamos a la provincia de Álava  para buscar el pueblo de Villanañe, donde se encuentra La Torre-Palacio de los Varona. Allí nos recibió  uno de sus últimos descendientes de esta familia extendida por todo el mundo, con una historia muy curiosa sobrer su apellido, http://www.valdegovia.com/es/ver_torre_varona.asp  . D. Rodrigo nos enseñó y explicó todo lo referente a su familia  en este valle de Álava, donde el frío  y la niebla cubrían las  montañas que lo rodean.




En el camino de vuelta  y entrando otra vez en la provincia de Burgos, decidimos pasar por  el pueblo de Villanueva Soportilla  para visitar 

 

Es muy interesante  lo que fue su Iglesia

 

Volvíamos a casa cuando descubrí el “trigo moro” y claro, no tuve más remedio que hacer una  foto para mi amiga Mª Ángeles.  







15 comentarios:

Myriam dijo...

Gracias por esta crónica viajera, aunque la expo te haya resultado repetitiva.

Los trigales: una belleza.

Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Merece la pena este viaje, desde luego.
Besos.

AntonioyDaniela dijo...

HOla LUz:

comparto contigo que las Merindades tienen muchos y variados rincones donde perderse, contemplar y aprender o rememorar cosas. Bonito trayecto este que compartes hoy. Gracias.
bss

daniela

Abejita de la Vega dijo...

El caos de sensaciones que me vienen del exterior. Sé de qué hablas, en algún rincón de tu blog debe de estar, aquellos comentarios del 2007, aquel trigo moro, aquel viaje al románico burebano y a Oña. Nuestros amigos pueden buscarlos en agosto y septiembre de 2007. Sor Austringiliana se gestó entonces, mi fantasma...

Gracias, Luz, por meterme en el mundo de los blogs, fue mi salvación, la historia es muy complicada.
Guardo tus bellas fotos.

Besos

Abejita de la Vega dijo...

deben de estar, corrijo.

Asun dijo...

Conozco un poco esa zona, pero hacia e otro lado, hacia la Merindad de Valdivielso, especialmente Quintana de Valdivielso, donde estuve varios años yendo a hacer unos talleres en verano.

Besos

José Núñez de Cela dijo...

Apenas conozco esa zona (Silos y Aranda al margen) Me has abierto el "apetito".

Y no dices del Mural ? dijo...

que nos cuenta la historia de María Egipciaca, bella y lasciva, que abandona su hogar para dedicarse a la prostitución en Alejandría. Cuando envejece marcha hacia Jerusalén, pero poco antes de llegar, unos ángeles se la llevan. Uno de los ejes estructurales de la obra se produce en la cromática y antitética descripción de su cambio de aspecto:

Toda se mudó d'otra figura
que non ha paños nin vestidura.
Perdió las carnes e la color,
que eran blancas la flor;
e los sus cabellos, que eran rubios,
tornaron blancos e suzios.
Las sus orejas que eran albas,
mucho eran negras e pegadas

Ele Bergón dijo...

Myriam muchas gracias a ti por pasarte por aquí y leerme.

Pedro, sí merece la pena verlo, sí.

Antonio y Daniela, me queda mucho por ver aún de las Merindades, pero lo poquito que vi, si es hermoso, si.

Abejita, nos acordamos de ti y de tu profesor D. Pedro. Quién sabe si esto de los blogs no sea ese caos de sensaciones que decía el loco profesor.

Asun creo que que en la carretera vi ese cartel de Quintana de Valdivieso, claro que aquello está lleno de Quintanas, así que también es muy posible que me equivoque

José, merece la pena ver esto de las Merindades. Aranda y Silos también están muy bien.

Me alegra el haberte transmitido el deseo de viajar.

Y no dices del Mural.

Supongo que eres Miguel.

Por supuesto que me gustó porque lo bonito de estas Edades del Hombre es el entorno donde están expuestas y este mural que forma parte del Monasterio, es realmente bonito, llevas toda la razón. Gracias por tu inestimable aportación.

Besos a todas y todos.

Luz

Aldabra dijo...

una crónica viajera estupenda... en general me gustan todos los claustros de los monasterios, porque es verdad que invitan al recogimiento pero el que nos dejas hoy es una maravilla.

biquiños,

Pamisola dijo...

Buen y provechoso recorrido,Luz, y seguro que más fresquito que por aquí. Bonitas fotos.

Me ha llamado la atención lo del trigo moro.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

Uy, creía que ya había comentado... Precioso lo que nos cuentas de ese viaje por las Merindades y maravilloso el claustro gótico de ese monasterio benedictino. Ma-ra-vi-llo-so. Muchos besotes, M.

amigoplantas dijo...

Un lugar precoso, precioso el cañón delrío Oca y preciosos los cañones del Ebro. Me encantan

Ele Bergón dijo...

Amigoplantas, estoy contigo. No pude hacer fotos de ese cañón tan impresionante del río Oña, pero quedé embelesada por su belleza. El cañón del río Ebro, lo vi, pero en otra ocasión.

Gracias por pasarte por aquí.

Un abrazo

Luz

Paco Cuesta dijo...

Resulta verdaderamente interesante la diversidad de la provincia de Burgos.