Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, marzo 14, 2007

ATRACCIÓN

Esta mañana leo en un correo que me envía una amiga, que la atracción es el secreto que los grandes hombres de la historia- no habla de mujeres- han poseído y que por eso triunfaron, pero nunca lo dieron a conocer. En los tiempos que corren, con esto de Internet, ya no hay secretos y quieren que sepamos que todos los habitantes de este planeta podemos conseguir lo que queramos.

Pues bien, como todo lo que se anuncia en este mundo de facilidades y felicidades, parece ser que no es muy complicado algo que han buscado los grandes sabios de todos los tiempos. Otra cosa es su certeza.

Independientemente de lo que pueda opinar de estos mensajes que con frecuencia me mandan amigos y amigas, compañeros y compañeras que a veces relajan, siempre entretienen y te hacen esbozar una sonrisa o una carcajada, creo que la atracción, en el sentido de ir hacia...sin poderlo evitar, la he sentido en varias ocasiones. Es algo que me inquieta y al final voy hasta esos lugares porque tienen imán y me arrastran allí sin casi quererlo.

Hacía días que estaba pensando en ir a pedir hora para hacer la revisión de mi carótida- algo que es vital para mi- al Ambulatorio que hay en Doctor Esquerdo y que depende del hospital de la Princesa. Podía resolverlo por teléfono y de hecho así lo he intentado. Ha sido inútil, incluso he retrasado la hora de salida, pero al final he cogido el coche y me he presentado allí. He resuelto mi problema con la administración a medias, pues aún no tenían fecha para mi "doppler" y tengo que esperar a que me llamen por teléfono. Espero que así lo hagan.

Al salir del ambulatorio ( al entrar no lo he visto) mis ojos se han fijado en un periódico que casi nunca leo , entre otras cosas porque no me interesa mucho su contenido y porque no está dentro de los circuitos de mi entorno, pero al verlo lo he cogido y he buscado las páginas culturales. En el apartado de La nueva cultura , un artículo con el título "El toque Alaris" , me ha descubierto que eso era lo que estaba ejerciendo en mi hoy la atracción y lo que me había llevado casi sin voluntad hasta leerlo, porque su prosa, su ritmo y su atmósfera estaban tan llenos de música que he reconocido al instante su melodía. El autor nos invitaba a disfrutar del tren con su "gramo de alba y su pizquita de atardecer" y vivir con más sosiego y tranquilidad,a la vez que reducimos el CO2, las próximas fallas valencianas. Se nota que quién lo ha escrito vive y siente los trenes y que también espera verlos pasar.

2 comentarios:

P. M. Talaván dijo...

La atracción la tienen los grandes hombres y los pequeños, como las grandes mujeres y las pequeñas. ¿Conoces a alguien que no haya estado enamorado?
¿Conoces a alguien a quien no hayna querido nunca, aunque sea poquito?
bisou..
pmt

Ele Bergón dijo...

Creo que lo que hace girar el mundo es el amor. Todos necesitamos querer y que nos quieran, pero yo me refiero a la atracción en el sentido de "fuerza de gravedad" que inevitablemene está en el enamoramiento pero no sólo ahí.

Besos