Escríbeme

olmoluz@gmail.com

jueves, noviembre 01, 2007

SENTENCIA DEL 11-M

Por fin se ha dictado sentencia y el peso de la ley caerá sobre los culpables del atroz atentado en los trenes de cercanías de la línea que frecuento y que me lleva de Vicálvaro a Atocha. Quizás la sentencia no ha sido todo lo contundente, en algunos casos, que debería ser, pero lo que si ha quedado claro es que la famosa teoría de la conspiración, algo que me enervaba, por lo ruín, oportunista y calumniosa, ha quedado desmontada punto por punto. Me alegro que así haya sido, pero no se preocupen que los calumniadores seguirán erre, que erre y es que "no hay mayor ciego que el que no quiere ver" . Claro que " el tiempo pone las cosas en su lugar" y la historia hará justicia.

Desde aquí un abrazo muy cariñoso a todas las víctimas, algunas conozco y sé lo mal que lo han pasado y lo siguen pasando. Espero que esta sentencia les traiga algo de paz.

He seguido un poco más de cerca la defensa de Iván Granados y desde aquí, quiero felicitar a su abogado Miguel García Pajuelo y aunque me cueste mucho absolver a un implicado en el 11-M, creo que este muchaho no tenía culpa, ya que su personalidad era fácilmente manejable y engañable.



Una última pregunta: ¿Están castigados todos los ideólogos culpables de todas las guerras?

3 comentarios:

Kety dijo...

Creo que tenemos varios ejemplos del mundo...que cuando se han querido juzgar, ya era tarde. Y los que viven aún...
¡El poder es el poder!

Un abrazo de solidaridad a las víctimas.

Besos

Anónimo dijo...

El ácido bórico era para matar cucarachas, el temporizador era de una lavadora, el grupo Mondragón era la inofensiva orquesta Mondragón, los suicidas estallaron vivos, no congelados como merluza Pescanova...
¿No habría que juzgar a los divulgadores de semejantes disparates?
Un abrazo de la maestra burgalesa

Julio dijo...

Ácido borrico es el que algunos querían hacernos tragar en los periódicos.

Aunque a mí, no se que me enerva más, si la conspiración, o que ahora salgan diciendo "¿Conspiración? ¿Qué conspiración? Yo no dije conspiración."