Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, abril 02, 2008

LOS VIAJES DE LOS OTROS

(César desde Bangkok escribe esto)
UN DÍA EN BANGKOK

Monte en la bici y sali a recorrer las calles.La luz cegadora del sol hacia dificil mantener los ojos abiertos ante el brillo dorado de las estupas y chedis del Wat Phra Kaeo, un fenomenal conjunto de palacios y templos de la monarquia tailandesa. No lo visite por dentro, ya que lo habia hecho en mi anterior viaje. Lo cierto es que, aunque estos edificios deslumbran desde lejos por su monumental exotismo, vistos de cerca denotan claramente el caracter tailandes, a veces deliciosamente ingenuo, a veces extremadamente chabacano. Los brillos de los chedis son pan de oro, pero los templos estan forrados de pequeños espejos de colores, que los hacen parecer mas un parque tematico para niños que un templo solemne.

Tome el bote para cruzar hasta la orilla occidental del rio que se abre paso en el plano de hormigon de la ciudad, un ligero respiro de aire fresco bajo los 35 grados sin tregua del mediodia.

Por callejuelas de a penas un par de metros de anchura, la bici era el mejor transporte, paseando entre casitas de madera o cemento, con sencillos tejados de chapa; niños jugando en el suelo, familias enteras charlando en la calle durante las mas pegajosas horas del dia. Sonrisas. La proverbial sonrisa tailandesa, que de natural acaba contagiando al viajero. Acabas caminando con una sonrisa por la calle, y sonries a quien cruce contigo la mirada, algo muy peligroso si luego vuelves a Madrid y no tratas de borrartela de la cara, pues cualquiera en España pensaria que estas loco o que buscas una paliza... Asi somos los españoles.

Al final de las callejas y de varios templos, aparecio el fenomenal Wat Arun, cubierto de intrincados relieves de porcelana china multicolor. Soberbio de lejos, vuelve a parecer un juguete hinchable cuando se lo ve de cerca, pero siempre es agradable el ambiente relajado y recogido de un templo como este, a orillas del rio, salteado de arboles rituales, pequeñas fuentes y bonsais, por donde caminan en silencio monjes de tunicas de color azafran que hacen una oracion frente a cada rincon del templo con contenido simbolico. Bueno, si que ha cambiado este pais: vi occidentales y tailandesas usando minifaldas y tops en medio del templo; recordaba cuando solo se podia entrar con pantalon largo y manga larga, y no habia mas remedio que llevar siempre esta ropa a mano para poder entrar en los templos, pese al sofocante calor.

Cruzando un puente sobre el rio volvi a la alocada Bangkok, a su barrio chino, fundado en parte por los chinos del Kuomingtan que decidieron continuar con el trafico de opio cuando la China continental se volvio comunista. Aqui se respira capitalismo, desarrollismo bestia, una huida hacia adelante que no consigo comprender. La calidad de vida de estas gentes sumergidas en el trafico y en la insalubre aglomeracion es pesima desde mi punto de vista; pero eso si, estan bien surtidos de los millones de tonterias y juguetes, a veces utiles y a veces inservibles, que abastecen otros miles de tiendas esparcidas sin pausa por los bajos de los edificios, sus aceras, y las propias calles. Enormes carteles luminosos ensuciando todas las fachadas anuncian un futuro de serpentina. Aqui se puede encontrar de todo.

3 comentarios:

Kety dijo...

Hola Luz, ya que ahora no es momento de viajar -por mi parte-, está muy bien seguir las andanzas de otros, en este caso de Cesar.

Un abrazo.

Ahora ya estoy en casa con ella y puedo disfrutar del ordenador aunque sea a ratos.

Ele Bergón dijo...

Hola Kety. Me alegro que la tengas en casa. Seguro que ella se sentirá mejor con tus cuidados.

César es un joven trotamundos que ha recorrido varios países en compañía de su bicicleta. Esta vez ha querido compartir con nosotros sus experiencia, por eso ha creado un blog.

De vez en cuando traeré por aquí sus escritos y fotos que me parecen muy buenos y con mucho sentimiento.

Un abrazo muy fuerte LUZ

Brigit English dijo...

Que interesante deben de ser los viajes de Cesar, super lindas las fotos y sus relatos..gracias por compartirlos!