Escríbeme

olmoluz@gmail.com

lunes, mayo 30, 2011

DESDE MI VENTANA (Bécquer)

(c) Luz


Desde mi ventana

cuando es Primavera

las veo pasar.


Construyen sus nidos

en casas sin dueño

de un bello lugar .


Con pico alargado

chillan, gritan, pían

¡no saben cantar !


Son blancas y negras

y yo me pregunto:

¿de dónde vendrán?


Bécquer una tarde

nos dijo : que algunas

¡ ya no volverán !

Luz del Olmo

12 comentarios:

Asun dijo...

De pequeña había unos nidos en la casa de enfrente y las veía a menudo, pero ahora... hace muuuucho que no veo una.

Bonita forma de dar inicio a la lectura.

Un beso

Myriam dijo...

Pero siempre, siempre quedarán los balcones...

Besos

Abejita de la Vega dijo...

En Palacios de Benaver, las golondrinas acuden también a mi ventana, como esas de Pardilla.

Tu poema nos viene muy bien para comenzar este viaje a las Rimas.

Hoy he visto madreselvas.

Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Qué delicia de recreación becqueriana. ¿Lo que nos viene ahora son golondrinas o aviones con la panza negra?
Besos.

Aldabra dijo...

la vista desde tu ventana es acogedora, sobre todo con ese pajarillo cerca...

muy bien traído este poema para introducirnos en Bécquer.

biquiños,

pancho dijo...

Dan ganas de invitarle a algo para que no sufra tanto, este Gustavo Adolfo, con nombre de culebrón doliente.
Un abrazo.

Paco Cuesta dijo...

Sus nidos. Un recuerdo entrañable de la infancia que perdura con Bécquer.

Merche Pallarés dijo...

Preciosa esta entrada de las oscuras golondrinas. Que vida más miserable llevó Bécquer, pobre. Besotes, M.

Kety dijo...

Siempre volverán, aunque a veces no las veamos.

Un abrazo

Ele Bergón dijo...

Asun, puedes venirte a Pardilla que esta´ lleno de golondrinas. La casa de enfrente a la mia esta´ deshabitada, entran y salen a toda velocidad por la ventana. En mi casa, como puedes ver por la foto, tambien se posan.

Myriam, pues si, los balcones son mucho mas duraderos que las fugaces golondrinas.

Abejita, es que Palacios de Benaver tiene mucho que ver con Pardilla, ahora eso si, en mi pueblo no exite ningun cenobio de monjas. Ya sabes que tienes que escribir de Sor Austringiliana.

Pedro, me ilusina que te guste. Seguire´ escribiendo poemas. Este lo tenia escrito desde hace tiempo, pertences a un poemario que hice para los adolescentes y fui introduciendo un poeta en cada poema.

Aldabra, el pajarillo es una golondrina que la pille´ sin que se diera cuenta. El patio es de mi casa de Pardilla.

Pancho, ja, ja, ja, me hace mucha gracia eso de culebron doliente. La verdad es que Becquer surfria mucho, mucho ¡Quien le manda enamorarse!

Paco, los nidos en Pardilla estan a la orden del dia, hata en mi cas han intendado hacer uno.

Merche, es verdad que fue muy desgraciado este Becquer de nuestros amores sobre todo por los suyos no correspondidos.

Kety, ¿tu´ crees que vuelven? Ya sabes que "el tiempo es circular pero no coincidente" Me alegro que te hayas enganchado otra vez.

Besos a todos y por supesto a todas.

Luz

Marina dijo...

Pero sin duda se equivocaban, porque siempre vuelven y son el presagio de algo bueno.
Un beso desde mi ventana...desde la que veo una lluvia torrencial que me encanta.

Ele Bergón dijo...

Gracias Marina por pasarte por aqui. Voy ahora para tu blog.

Yo creo que el tiempo es tan efimero que las golondrinas que se van y no les ha ido bien, esas, no volveran.

Un abrazo