Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, enero 15, 2014

VEINTE POEMAS DE AMOR




  Mi boca era una araña que cruzaba escondiéndose.
                               Pablo Neruda. Poema XIII


Te atrapaba mi boca con besos chiquitos
pero siempre llegando a la raíz de tu piel.

Mis labios seguían su rumbo por todo tu cuerpo
similar a un barquito perdido en el mar.

Y en ese misterio de no detenerme,
insistía besando, tu rostro, tus ojos, tu cuello,
llegando a tu ombligo y ya, muy cerca del pubis,
sentía tu entrega porque ya tenías la mía.

Tu cuerpo era un mapa
con cabos y golfos e islas perdidas
que yo recorría, tejiendo tus días, tejiendo tus noches
y tú complacido, me ibas sintiendo
mientras, mi amor se extendía
en lazos y fases de unión.

Tú eras el yo y yo era el tú.

La tela ya estaba expandida
y el infinito se llenó de espuma
similar a ese mar que acaricia
en olas muy grandes de besos salados,
el abandono de una playa sin gente
donde sólo existe una araña, sedienta de ti.
Luz del Olmo


6 comentarios:

María Pilar dijo...

Cuánta sensualidad se siente en tu bello poema que acaba con esa eclosión final tan maravillosamente representada con la alegoría del mar
Un beso

Pedro Ojeda Escudero dijo...

No hay mejor forma de relatar un beso lleno de amor.
Gracias.

Ele Bergón dijo...

María Pilar, sigo sin poder hacerte comentarios. Me piden demasiada información. Gracias por tus palabras

Pedro, es lo que me ha inspirado Neurda. Él era así, muy sensual. Gracias por tus palabras

Abrazos para los dos

Luz

Abejita de la Vega dijo...

Araña sedienta de amor, eso le hubiera gustado a Neruda. Me da la impresión de que tenía poco éxito entre sus amadas impasibles.

Besos

Ele Bergón dijo...

Abejita, no creas, a pesar de lo feo que era, o al menos a mi me lo parece, se las llevaba de calle. Puede que cuando era joven no, pero después, cuando no tenía una tenía otra y cuando no, dos a la vez.

Un abrazo

Luz

pancho dijo...

Rítmicas sugerencias eróticas sin falsos retorcimientos.

El vídeo sobre Gelman está muy bien, volveré a verlo completo.Seduce el sugerente acento porteño del poeta recién marchado para siempre. Descanse en paz. Sus circunstancias personales fueron difíciles.
Un abrazo.