Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, mayo 02, 2007

APRENDIENDO

He aprendido que no puedo hacer que alguien me ame, sólo convertirme en alguien a quien se pueda amar. El resto depende de los otros.

He parendido que se pueden requerir años para construir la confianza y únicamente segundos para destruirla.

He aprendido que lo más importante no es lo que me sucede, sino lo que puedo hacer al respecto.

He aprendido que hay cosas que puedo hacer en un instante y que pueden ocasionar dolor toda una vida.

He aprendido que es mucho más fácil reaccionar que pensar...y más satisfactorio pensar que reaccionar.

He aprendido que soy responsable de lo que hago, cualquiera que sea el sentimiento que tenga.

He aprendido que en muchos momentos tengo el derecho de estar enojado, mas no el derecho de ser cruel.

He aprendido que el verdadero amor y la verdadera amistad, continuan creciendo a pesar de las distancias.

He aprendido que por más fuerte que sea mi duelo, el mundo no se detiene por mi dolor.

He aprendido que dos personas pueden mirar la misma cosa y ver algo totalmente diferente.

He aprendido que tanto escribir como hablar, alivian los dolores emocionales.

He aprendido que, sin duda alguna, seguiré aprendindo.

(Todas estas frases parece que son anonimas y están tomadas de un correo que me ha enviado una amiga)

6 comentarios:

pedro dijo...

si hablar y escribir no alivian los dolores, al menos los distrae, pero en ocasiones escribir es un dolor fuerte que no hay más remedio que aguarntar porque el no escribir sería un dolor más fuerte aún...
Lo mismo pasa con lo leído...

Ele Bergón dijo...

Por principio no me gusta el dolor y si puedo evitarlo mejor. Ahora si no hay más remedio y el dolor, que muchas veces es pertinaz y pesado, continúa, pues eso, leo, escribo, paseo, hablo con los amigos....y así poco a poco parece que se va.

No obstante te confieso que por mi parte, la mayoría de la veces escribo con placer y sin dolor o al menos eso me parece a mi.

Besos.

Anónimo dijo...

Hola, he leído tus poemas y me encantan, sobre todo la variedad de sentimientos reflejados.
Respecto a vuestros comentarios, mi opinión es que escribimos por distraer sentimientos a veces dolorosos y por la necesidad de comunicación.
Saludos
Kety

Ele Bergón dijo...

Los sentimientos se pueden distraer hasta cierto punto, pues llega un momento que dicen " aquí estoy" y no hay más remedio que hacerles frente. A veces puede ayudar mucho la escritura.

angeles.merino dijo...

He aprendido que el verdadero amor y la verdadera amistad, continuan creciendo a pesar de las distancias.
Estoy de acuerdo contigo Luz.Ya sabes en qué estoy pensando.
Desde la cabeza de Castilla.

Ele Bergón dijo...

Ánimo Maria Ängeles, los cambios pueden ser dolorosos, pero por lo general son positivos.

Ya sabes que te deseo lo mejor.

Besos.