Escríbeme

olmoluz@gmail.com

martes, diciembre 26, 2006

Poema

¿Por qué te has ido?

Quizás la lluvia
era demasiado densa,
o yo no imaginaba sueños
que destejían tus sombras.

No estás,
y ahora no puedo
enlazar secretos
ni revestir las palabras
-aún vibrantes-
del Todo y la Nada.

Te fuiste
para dejarme en un desierto
llena de sed.

Y sin embargo,
ahora sé que estoy dispuesta
a seguir el viaje.

Con el tiempo me he sentado
en las viejas piedras del camino
para recordar
cómo lloraba mi otoño
mientras las hojas inquietas
respiraban más fuerte
por mi.

¡Contemplé tantos tapices
de tonalidades tan tristes....!
Que cada hoja del tiempo
fue formando heridas
que aún hoy, cuestan cicatrizar.

Estoy aprendiendo
a vivir sin esperar
que mi nombre te lleve,
como antes te llevaba,
la alegría de los pájaros.

Nunca me quisiste decir
por qué me dejabas
para seguir otras rutas.

Con el paso de los años
tuve que adivinar tus razones
y en ellas se rompió
aquella neurona que tanto
te había amado.


Luz del Olmo

No hay comentarios: