Escríbeme

olmoluz@gmail.com

lunes, junio 23, 2008

EL DIARIO A DIARIO

Leo en el blog de mi amigo Pedro Talaván Talaván cuenta una muy buena entrada a cerca de lo que ha pasado este fin de semana tan político y futbolero y de su incidente de cómo una papelera acaba en su jardín. Esto me recuerda a lo escrito por Julio Cortázar en su microrrelato
El diario a diario.

Un señor toma un tranvía después de comprar el diario y ponerselo bajo el brazo. Media hora más tarde desciende con el mismo diario bajo el mismo brazo.. Pero ya no es el mismo diario, ahora es un montón de hojas impresas que el señor abandona en un banco de la plaza. Apenas queda solo en el banco, el montón de hojas impresas se convierte otra vez en un diaro, hasta que un muchacho lo ve, lo lee, y lo deja convertido en un montón de hojas impresas. Apenas queda solo en el banco, el montón de hojas impresas se convierte otra vez en un diario, hasta que una anciana lo encuentra, lo lee, y lo deja convertido en un montón de hojas impresas. Luego lo lleva a su casa y en el camino lo usa para lo que sirven los diarios después de estas excitantes metamorfosis.


JULIO CORTÁZAR

3 comentarios:

P. M. Talaván dijo...

Ya sabes, Luz, que no hay nada más viejo que un díario -newspaper, journal o periódico como decimos aquí- de ayer. La metáfora de Cortázar, como todo lo suyo admite muchas lecturas, pero creo que ninguna que apunte al vuelo de la papelera. Lo de papelera se pued eontar de una manera más directa: unos gamberros la tiraron a mi jardín y punto...
pmt

Anónimo dijo...

Ya sabes, Luz, que no hay nada más viejo que un díario -newspaper, journal o periódico como decimos aquí- de ayer. La metáfora de Cortázar, como todo lo suyo admite muchas lecturas, pero creo que ninguna que apunte al vuelo de la papelera. Lo de papelera se puede contar de una manera más directa: unos gamberros la tiraron a mi jardín y punto...
pmt

Ele Bergón dijo...

¿Qué quieres que te diga Pedro?, al leer tu escrito, recordé a Cortazar y su relato, más que por la papelera que yo la imagino por los aires antes de llegar a tu jardín, por lo que escribías después de lo que pasaba con tus escritos.

Los textos, los cuadros, la música, en fin , el arte está ahí y luego a cada uno nos evoca "algo" que puede ser muy distinto para unos y para otros. De ahí la confusión del lenguaje y más el artístico. Porque el lenguaje está pensado para confundir más que para aclarar. Esta frase la he tomado del libro que estoy leyendo de Eduardo Punset Viaje al amor, pero estoy de aucuedo con él.

Espero que mi comentario te confunda más todavía .

Besos.