Escríbeme

olmoluz@gmail.com

domingo, diciembre 07, 2008

EN INVIERNO

En todo invierno de frío

y agua

siempre hay un arco iris.


Luz (c)

8 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

me gusta ese rasgo de color en medio del invierno

Sor Austringiliana dijo...

Pardilla, el último pueblo de Burgos o el primero.
Me gusta el arco iris.

mentecato dijo...

Vengo del blog de Navero el maulino alucinado.

Te leeré.

Un abrazo.

PMT dijo...

Hola Luz: los pelados cerros de Pardilla reflejan muy bien ese arco iris de leyenda.

MI CORAZÓN AL DESNUDO Y CON FRÍO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MI CORAZÓN AL DESNUDO Y CON FRÍO dijo...

Estimada Ele, bellos textos, hermosas fotografias. Como vez te leo y releo atento, además aprovecho de saludar a tus amigos y esa España tan extraña e indulgente para soportar extremismos que deben erradicarse, como sucedió en Chile, todavía cargamos cruces, cruces inventadas por otros y donde la paz de ciudad es amenazada, estremecida e insegura. Pregunto muchas veces... ¿qué nos pasa para llegar a tantos extremos? ¿no basta darse por satisfechos que se puede respirar? Por ahora dejo un regalo en tu bitácora. Un poema invernalmente húmedo que viene en mi segundo libro que editaré el próximo año.
Del encuentro puedo agregar que fue un éxito entre luces y sombras, como debe ocurrir siempre en estas actividades.

Bueno va el poema


EN PLENO INVIERNO FINJO PALABRAS QUE NO SON NUESTRAS

Aquél invierno traído entre manos
las hormigas se mudaron y con ellas la certeza.

Como gato bucólico
el día estira su pellejo descolorido
en la alfombra deshabitada de intenciones
entonces nos convencimos
en el confuso café
que fingir palabras importantes no era lo nuestro.

El tictaqueo lingual
es otro tic nervioso del adversario.

En pleno invierno y sus primeras gotas
recuerdo versos de poetas tristes
y no es «tarde de hospital»
tampoco “muertes y maravillas”;
pero versos al fin del día
sonoros como golpes de martillo en mi cabeza.

La fluorescencia acusa calles abiertas
y círculos oscuros como charcos
es e
l punto aparte de pasos anónimos
olisqueando el código nocturno
de la monotonía.

Este áspero crujir detrás de la mampara
es la entrada de palabras inútiles y ajenas
que no son nuestras.

Nvro

Ele Bergón dijo...

Pedro. A mi también me gusta ver algo de color en los paisajes desolados.

Sor Austringiliana. Nadie te había dicho que esos cerros eran de Pardilla. Se nota que eres un ente.

Mentecato. Bienvenido al blog. Yo también te leeré. Ahora andao un poco ocupada, pero te prometo que iré hasta tu ventana.

Pmt. Quizá te acuerdes de esos cerros pelados, aunque tú creo que los vistes con algo más de vegetación.

Mi corazón al desnudo y con frío.

Gracias por tus palabras y por venir hasta aquí desde tan lejos. En especial te doy las gracias por el poema. Lo pondré en la entrada.

Un abrazo para todos los que estáis más cerca y para los que venis desde lejos.

Ele Bergón dijo...

Pedro. A mi también me gusta ver algo de color en los paisajes desolados.

Sor Austringiliana. Nadie te había dicho que esos cerros eran de Pardilla. Se nota que eres un ente.

Mentecato. Bienvenido al blog. Yo también te leeré. Ahora andao un poco ocupada, pero te prometo que iré hasta tu ventana.

Pmt. Quizá te acuerdes de esos cerros pelados, aunque tú creo que los vistes con algo más de vegetación.

Mi corazón al desnudo y con frío.

Gracias por tus palabras y por venir hasta aquí desde tan lejos. En especial te doy las gracias por el poema. Lo pondré en la entrada.

Un abrazo para todos los que estáis más cerca y para los que venis desde lejos.