Escríbeme

olmoluz@gmail.com

viernes, abril 10, 2009

POEMA



Miro el agua como miro la calma.
La placidez emana del pensar
y es en el interior de lo anterior
donde duermen las huellas del sentir.


Hojas nuevas enriquecen al sauce
que ahora contemplo, mientras escucho
el sonido de la brisa que me habla
de un paisaje quieto en apariencia.

Los mirlos se equivocan en sus cantos
y adivino en sus silbos las respuestas
a las preguntas que voy formulando
en la imagen de mis gratos recuerdos.

Están aquí las palabras de otros días
envueltas en un velo con dos caras
y sonrío al percibir en las nubes
que lentamente, ha llegado abril.

Luz del Olmo

10 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

lentamente trascurre abril, en efecto

sedemiuqse dijo...

Bellisimo.
besos y amor
je

Kety dijo...

Hermoso regalo nos traes con este poema.
Un abrazo

Ele Bergón dijo...

Pedro. Siempre me gustó el mes de abril por su imprecisión, color y luz, pero este año.....se está portando de una forma un tanto peculiar.

Gracias semiuqse y bienvenida hasta aquí. Me paso por tu blog, aunque ya te conocía por los comentarios que haces a Navero.

Kety, Me alegra que te haya gustado el poema.

Besos para los tres.

Abejita de la Vega dijo...

Luz, que se me ha escapado el comentario...
Me asomo a tu terraza, el viernes pasé cerca...Leo despacito tu poema,te hablan voces de la infancia,feliz domingo de Resurrección.Que algo bueno resucite en cada uno de nosotros.

Un beso

ALBERTO NAVERO dijo...

Y abril pasará, mayo también, como las aguas del río donde se reflejaba nuestro rostro... ¿algún día pasaremos como el paisaje frente a nuestros ojos?
muy hermoso mi querida Ele
abrazos para ti y tu hermano desde acá, donde el trueno espera su invierno.
nv

ALBERTO NAVERO dijo...

qué bellos los lomajes que aparecen en esas fotos... Es velilla?

Ele Bergón dijo...

Hola Navero.
Gracias por tu siempre grata visita.

Siento ahora muy lejano ese "trueno que espera su invierno" porque necesito los relámpagos del aún no llegado verano, aunque como dices tú,todo pasará y volveremos a dar la vuelta.

Los paisajes de las lomas son del pueblo de mi infancia Pardilla en Burgos, un poco al norte del país, por eso la primavera viene con más retardo. Puedeo decir que el pasije de las lomas lo llevo conmigo casi desde que nací, desde una tronera, ahora es ya terraza, me miro y me mira cada vez que me asomo por ella.

Besos

sedemiuqse dijo...

lo he vuelto a leer...es precioso.
Si todo esta en el.
besos y amor
je

Laura Gómez Recas dijo...

Que hermoso poema. Has decantado la primavera, dejándola caer entre los versos. Al final, abril.
Un beso.
Laura