Escríbeme

olmoluz@gmail.com

jueves, abril 07, 2011

MIS PASEOS POR MADRID

Hoy ha hecho y hace un bonito día de primavera, así que decido darme un paseo hasta la Glorieta de Cuatro Caminos y allí me encuentro paseando a D. Benjamín Tobes y a Teresa ¿ o es Clarita? No lo se.
Cuando salí del metro Morris me mostró un cartel donde puedo comprar oro. Me lo presta para hacerle una foto.
En una esquina y a la orilla de MaDonald´s, descubro el bar donde se reunen los poetas. Recuerdo que este bar siempre estuvo aquí.

Decido irme por la acera de la izquierda de Bravo Murillo que llega hasta la Plaza de Castilla y al mirar al otro lado, adivino el apartamento de Jaime y Sara donde viven junto a la Iglesia de San Antonio. Imagino que están juntos y que por fin, han dejado que la parte subcortical de su cerebro mande, por eso se dejan llevar y resuelven su deseo sexual inhibido. Estoy segura que a Sara no le volverá a doler la cabeza y Jaime sera´ un chicho mas divertido.
Sigo andando por la acera entre tiendas, personas de toda clase y condición que van y vienen entre los ruidos de coches. Paso la calle Almansa y tropiezo con la calle Castilla, que efectivamente esta´ empinada y en un momento de su trayectoria, hace esquina con Goiri. Me voy adentrando en el barrio y descubro que Don Benjamin vive en calles tranquilas, casas antinguas que alternan con otras mas modernas, donde apenas hay circulacion y tampoco sitios donde aparcar.
Llego así,hasta la calle de Jeronima LLorente y continuo por la calle Pamplona, pero me despisto
y descubro que Don Benjamin esta ahora cruzando por Francos Rodriguez.
Desando lo andado y busco la calle Wad-Ras. Es una calle corta y tranquila. Ya veo los portales
y ahora Don Benjamín se ha asomado a la ventana de su casa. Hace calor y la tiene abierta. No me atrevo a hacerle la foto. El me mira con curiosidad y acechando por si disparo la cámara hasta donde el se encuentra. Así que prefiero estarme quieta.

Ha llegado la hora de comer. Hay un restaurante en la misma calle Jeronima Llorente y a unos pasos de donde vive Don Benjamín. ¡Sorpresa! Al poco de estar allí, aparece Clarita con su melena rubia y apoyada en un bastón, bajando las escaleras del comedor. Su hija ya la esta´ esperando en otra mesa. No es verdad que se lleven mal, las dos charlan animadamente, pero pienso en que Clarita es un poco atrevida. Esta muy muy cerca de la casa de Benjamín. ¡No quiero ni pensar como se lleguen a encontrar!


Ya repuesta con una buena y barata comida, sigo callejeando y descubro que Cebrianitos no pasea con Mildred, lo hace con otra persona ¿Se habrá echado una novia? Veo bastante gente mayor en este barrio y no me extraña, pues Tetuan es uno de los distritos de Madrid donde mas gente mayor vive.
Busco la calle Lorenza Correa por si encuentro "El Arbolito Naranja", pero allí solo hay este bar.
Me queda encontrar la calle Topete. No es fácil hallarla. Sin quererlo otra vez llego hasta Bravo Murillo y allí pregunto a unas Mildreds por ella. Me indican que voy por la acera equivocada, pues esta vez quiero ir hasta Cautro Caminos por la acera distinta a la que pase´ por la mañana. La busco, pero no aparece, y mira por donde me vuelvo a encontrar con D. Benjamín y con Teresa, se´ que es ella porque la veo la cara

-Por favor, ¿ La calle Topete? - El me mira, se hace el despistado y me dice que tengo que cruzar la acera que esta en el otro lado.

Le hago caso y comienzo a mirar calle por calle pero solo encuentro las ciudades esapañolas, así que vuelvo a preguntar y me indican que esta enfrente del Mercado de Maravilla. Es decir, que Don Benjamin me ha tomado el pelo. Cruzo de nuevo y ya me indican que esta calle esta escondida, se va por Almansa, se tuerce a la derecha y por fin la veo, con el Locutorio de Magaly y el balcón de Clarita.
Doy la vuelta, llego hasta la Glorieta de nuevo y comienzo el paseo por Santa Engracia para llegar a la Biblioteca Central. Al pasar por el Parque de Bomberos, descubro que ´estos no están muy contentos con Gallardon.

El paseo es largo. Esta calle ya nada tiene que ver con Bravo Murillo, es otra parte de Madrid aunque este´ a poca distancia
Por fin llego a la Biblioteca Central. En las escaleras hay algunos poetas, pero observo que hoy también hay algunas poetas. Entro, busco un libro que no encuentro y al salir hablo con la bibliotecaria. Le pregunto por Benjamín Tobes y me dice que hace tiempo no va por allí. A la que si reconozco es a Teresa que animadamente charla con un bibliotecario joven y guapo y escucho decirle que esta´ muy interesada en leer un libro que ha escrito un tal Oscar Esquivias y que lleva por titulo " Viene la noche" La he encontrado muy bien.
Salgo a la calle, busco el metro de la linea 1 de Iglesia y regreso a mi casa.

9 comentarios:

Asun dijo...

¿Tú crees que esa de la primera foto puede ser Teresa? Yo más bien creo que tiene que ser Clarita porque D. Benjamín nunca sale de casa con su mujer, siempre le pone mil excusas para no ir con ella.

Ya me parecía a mí raro que cuando le has preguntado a Benjamín por la calle Topete no te hubiera respondido con alguna de las suyas, pero claro, lo que ha hecho ha sido tomarte el pelo y darte las indicaciones mal. Este hombre no pierde ni en lejía. Bueno, casi no voy a hablar mal de él, que lo mismo anda blogueando desde la biblioteca y si entra aquí a ver que decimos de él, capaz de montarme alguna.

Bueno, me ha gustado mucho ir de tu mano dando este paseo "esquiviano".

Besos

pancho dijo...

Mejores Benjamín y Teresa, imposible. Las imágenes y tu narración reflejan perfectamente el ambiente de Viene la Noche. Se ven hasta los jamones colgando del bar de los poetas. Muy bueno también lo del Arbolito Naranja.

Un abrazo.

Aldabra dijo...

interesante recorrido e interesantes fotos... ¡que suerte has tenido de encontrarte a todos los personjes del libro!...y es que ya se sabe que la realidad supera a la ficción...

alguna vez estuve en la calle Bravo Murillo pero de eso hace ya muchos años.

biquiños,

Abejita de la Vega dijo...

Benjamín es misógino, algo más profundo que machista. La pobre Teresa quiere un poquito, sólo un poquito, de atención y él corta en seco todos sus intentos de comunicación. La que va de su mano será Clarita. A Benjamín lo imagino como el de tu foto, clavadito.

Gracias por mostrarnos la geografía esquiviano madrileña. Un beso, Luz.

Myriam dijo...

¡¡Qué buen paseo Esquiviano!!
incluidos Benjamín y Tere de la primera foto.

Besos

Merche Pallarés dijo...

Estoy con ASUN y con ABEJITA. No es Teresa, es Clarita... Muy buen trabajo, querida Luz, ha sido un paseo fantástico. Besotes, M.

Paco Cuesta dijo...

Sea quien fuere, hicimos un gran recorrido gracias a tu trabajo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Disculpa que venga tarde a pasear contigo por estos espacios bien conocidos por Esquivias, pero he tenido asuntos familiares graves que me han apartado unos días.
Vengo ahora y alabo tu dedicación y tu forma de enfocar, desde lo cotidiano -una de las claves de Viene la noche- el comentario de esta novela. Qué buen trabajo. Gracias. Un beso.

Ele Bergón dijo...

Asun, No tengo ni idea si era Clarita o Teresa, os lo dejo a vuestra imaginacion. Teresa sale mucho y puede ver a Benjamin del brazo de Clarita y no creo que se arriesgue, claro que Clarita es muy atrevida. Lo he comprobado.

Lo de la calle Topete, me sucedio tal como lo cuento. Se hizo el despistado del todo.

pancho, disfrute´ del ambiente de Viene la noche y ¡eso que era de dia!
Pregunte a los del bar por el Arbolito Naranja y ¡ellos intentando averiguar donde se encontraba ese local que no conocian! y yo diciendo: no, no se preocupen, puede que sea ficcion.

Aldabra, todos los personajes estaban alli, y eso que me deje algunos y me centre mas en estos. Nunca me habia fijado, pero la calle Bravo Murillo es distinta, dependiendo si vas por un lado o por otro de Cuatro Camino.

La primera vez que vine yo a Madrid transite por estas calles, pero al lado opuesto de donde situa la accion Oscar Esquivias.

Abejita, ya veo que no te cae muy bien D. Benjamin. A mi la que me fascina es Teresa. Se puede escribir una novela solo de ella.

Myriam no esta tan claro que sea Tere, yo tengo mis dudas. Disfute mucho del paseo. Si nos vemos ya os contare mas despacio.

Merche que mal pensada eres y ¿si es Teresa que ese dia le dio a Benjamin por salir con ella? En fin, creo que nos quedaremos con la duda.

Paco, gracias fue un placer hacer este "trabajo". Es lo que tenemos lo jubilados que nos podemos permitir el lujo de " perder el tiempo" y disfrutar.

Pedro, muchas gracias y especiales por pasarte por aqui, aun teniendo asuntos que resolver. Espero que todo haya ido bien.Sabes lo mucho que valoro tus comentarios. Al final lo que importa es la vida cotidiana.

Muchos besos para todos.

Luz