Escríbeme

olmoluz@gmail.com

martes, septiembre 23, 2014

VUELVE EL SANCHICO A LA LECTURA DE LA ACEQUIA

                                                      


Hola coleguis, me había prometido a mi mismo desaparecer de este mundo de lecturas y quedarme en el libro del Cervan , por secula seculorum amén. No creáis que en este tiempo me ha dado por estudiar latín, ni por pienso, es que eso lo dice mi madre muy a menudo, cuando se refiere a mi estado actual de no hacer absolutamente nada.

En estos últimos años, ni he estudiado, ni he trabajado. Es decir que soy uno de esos a los que llaman ni-ni, y así sigo. Total pá qué; los que han estudiado unas cuantas carreras, masters, idiomas y demás ¿qué hacen? Pues ná, irse a los invernaderos de Alemería a cambiar  de un lugar a otro, los tiestos con pimientos, tomates, pepinos y demás, para ese burro no se necesitarían alforjas, o al que trabaja mucho, poco le dan - es otra vez la voz de mi madre que farfulla todo lo que quiere y más-. Otros y otras empaquetaos de títulitis, pues eso, andan por los Londres, Estocolmos y demás, eso si no les ha dao por irse a hacer las américas, que también se daba en los tiempos de mi padre Sancho Panza y el El Alonso. Que digo yo, tanto siglos recorridos, para ahora, a la vuelta de la esquina, estar en el mismo sitio.

En fin, vamos a lo que vamos que divago más que los tertulianos esos que andan de pantalla en pantalla.

He vuelto porque ahora al superprofe, ya sabéis D. Pedro Ojeda, le ha dado por decir en estos sitios de Internet y en otros lugares, que vamos a leer en dos meses El Quijote de Avellaneda que dice que cuenta la Segunda Parte del Ingenioso Hidalgo Don Quixote de la Mancha y yo me pregunto ¿y ese tal Avellaneda quién coño es? Lo busco en mi table y buff después de hacer el esfuerzo, ná de ná que personas muy sesudas, dicen que si esto que si aquello, pero al final no se encuentra quién de verdad escribió estas andanzas tan extrañas que dice hicieron D. Quijote junto con mi señor padre.  No os lo perdáis ahora al Alonso Quijano  lo  llama ¡el señor Martín Quijada! ¿De dónde habrá sacao eso? Está claro que el Cervan nunca le hubiese puesto ese nombre y hay más,  a la sobrina la llama Madalena, como los bollos, y dice que murió en agosto de una calentura efímera, ¡ qué disparate es ese! Qué no, qué no, ese Avellaneda está muy despistao. El caso es que quiere despistarnos a los que nos atrevemos a leerlo, pues parece que en la forma de poner las palabras fuera el Cervan, pero no, a mi no me engaña. Y qué decir de mi padre Sancho, está irreconocible…. Le  nombra a nuestro vecino  señor Quijada y además así sin ton ni son, dice palabrotas, que no , insisto, ese no es mi padre, y no digamos el Alonso que ya no lee libros de caballería y se ha pasado a los libros piadosos. Eso es imposible de todo punto. Está claro que es un imitador  de Cervantes. Le dio envidia y ¡ala! a trastocarlo todo. 

Ahora entiendo el por qué el Alonso y mi padre no llegan nunca a ir a Zaragoza, porque estos impostores sí quieren ir. ¡No me extraña! Ya sabían algo de esto, ya, y por eso se dirigen a Barcelona, qué menuda anda ahora con eso de que quieren independizarse. ¡Lo que han cambiando los tiempos en estos cuatro años desde que leímos la verdadera historia de D. Quijote y Sancho Panza. Yo también he cambiado un poco, pero sólo un poco, pues me cuesta mucho crecer.

¿Qué será de mi amigo Karim?

Bueno coleguis, que me despido como siempre con un choque de manos y hasta otra.

El Sanchico.


6 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

¡Sanchico!
¡Qué alegría!
Tú protesta, que ese Avellaneda dice que tu padre no tiene hijos. ¿Y tú? Y ya crecidito, que tu madre quiere que seas cura, bajo la protección de un tío de esos que nunca faltan por tierras meseteñas: tío cura.
Felicidades a la Ele, mi amiga Luz del Olmo, por esta entrada.
Un abrazo, choca esos cinco.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Vaya! Merecía meterse entre pecho y espalda al Avellaneda solo para saber de nuevo sobre el Sanchico, que veo que no cambia aunque tenía propósito de ello...

María del Carmen Ugarte García dijo...

Sanchico: encantada de conocerte.

Abejita de la Vega dijo...

Con este enlace, podéis leer todas las entradas del Sanchico:

http://aranitacampena.blogspot.com.es/search/label/Un%20Sanchico%20de%20hoy

Que lo disfrutéis.

Ele Bergón dijo...

Abejita, este Avellaneda es bastante mentiroso, aunque pretenda imitar al Cervan no lo consigue. Yo también me alegro mucho de leerte. Soy también un poco producto tuyo.

Superprofe D. Pedro ¡Qué cosas me dice! Me siento importante con ellas. Intentaré cambiar pero es que cuesta mucho esfuerzo y al final dejo pasar los días...

Maria del Carmen, encantado también de conocerte, si me permites el tuteo, porque ya eso del usté sólo se lleva en los dichos y refranes o historias antiguas. También en alguna canción de esas del tiempo de Mari Castaña ¿ Por cierto quién era esa señora? Bueno pues eso, que encantado.

Me dice la Ele que pincha en tu enlace y que la lleva a los círculos y allí se pierde. Un poco torpona esta creadora mía.

Un choque de manos para todos.

Pamisola dijo...

Una alegría verte por aquí otra vez Sanchico, listo alegre y ocurrente como siempre y es que rodeado de tanta sabiduría con el tiempo serás muy importante.

Qué bueno Luz.

Besos.