Escríbeme

olmoluz@gmail.com

jueves, diciembre 24, 2015

LOS PAZOS DE ULLOA




MARCELINA, MARCELINUCHA, NUCHA

¿ Por qué te casaste con él?
¿Por inercia en la obediencia,
o por ocultar un oscuro amor?

Siempre fuiste sufridora y sumisa
la distinta a tus hermanas,
la piadosa, decente y resignada.

Tu deseo y voluntad,
pertenecen a los hombres.

Andabas avergonzada y cabizbaja
y además eres madre de una niña
maltratándote por esta principal causa.

¿Qué sientes Nucha, qué sientes?

Sabemos que tienes miedos
por deseos reprimidos.

Que tu falta de rebeldía,
te causa mucho dolor
y tu inocencia y bondad
te encaminar a despertar,
para así tener que sufrir más.

Te han llevado a ese país de lobos,
donde ni tú, ni el que te ama en secreto,
sabéis  campear el temporal.

La única que te da fuerza,
es Manolita, tu hija.

Entre vaivenes políticos,
intentáis huir los débiles
llegando por ese difícil camino
a vuestro irremediable final.
Luz del Olmo

7 comentarios:

Paco Cuesta dijo...

Resultado y denuncia del casamiento por obediencia y provecho (para otros). Como siempre: paga el débil.
Felices fiestas,
Besos

Gelu dijo...

Buenos días, Luz:

¡Cuánto ha costado a los oprimidos conseguir liberarse un poco!
Siempre hay que agradecer a los que han luchado por los más débiles. A veces, como en el caso de Doña Emilia, denunciándolo con sus escritos o saltándose las normas impuestas.
En las mujeres, ser pobre era una desgracia, pero ser adinerada también.
¡Felices fiestas!

Abrazos.

Abejita de la Vega dijo...

Pobre Marcelinucha, bizca y fea, pero elegida por ser la destinataria de la herencia de la tía. Herencia que luego se tuerce, porque la tía cambia de opinión y elige a otra de las hermanas. Pero ya es tarde, Marcelina ya es casada y presa de un montaraz marqués. Sus muñecas amoratadas, ay.

Tu poesía expresa muy bien un drama femenino en el mundo de ficción que sería reflejo, seguro, de los dramas reales de mujeres que doña Emilia conoció. ¿Por qué?

Un abrazo, Luz.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

No corresponde a ese mundo. De ahí que sea desencajada por las fuerzas más primitivas del lugar. Buen poema-comentario.

Myriam dijo...

Demasiado delicada para un ambiente así.

Por cierto, que buena la interpretación
que hace de este personaje Victoria Abril.

Besos

coroentreaguas dijo...

Nucha nos sabe a poco. Es un personaje muy empático

Pamisola dijo...

No estoy leyendo el libro, lo único que he leído, es un biografía de élla, de Carmen Bravo Vllasante, ya sé que no es lo mismo que leer algo de su obra, pero entré en su vida que me pareció muy interesante. Espero no quedarme ahí.

Besos, Luz.