Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, febrero 10, 2016

POEMAS DE OTROS DÍAS



                              (c) Luz

Dentro del claroscuro
jugábamos muchas veces
a coger el vendaval.

La mirada oculta de los dioses
nos mecía en sus misterios.

Sumergidos. Mirábamos de lejos
entreabiertas celosías. 

A  la ciudad desconocida
nunca  pudimos llegar.

Después crecimos:
Razonados. Metódicos. Fríos.

¡Jamas  volvimos!

1 comentario:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

pero siempre lo llevamos con nosotros
Besos.