Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, marzo 09, 2016

ANDARÁS PERDIDO POR EL MUNDO





Esta vez ISMAEL y Mateo fueron muy conscientes de lo que hacían, porque el remordimiento ya no tenía lugar. Un beso largo, sincero, guardado largo tiempo en su interior, les fundió al uno con el otro, en una realidad soñada durante muchos años antes.

Papá nunca me dejó crecer. Tan solo tuve un atisbo cuando se fue de casa y mamá nos apuntó a un CURSO DE NATACIÓN, pero como siempre, él lo estropeó todo.


Al CHINO DE CUATRO, no le gustaba la música que siempre tuvo que escuchar casi desde que le engendraron allá en Guayaquil, por eso al cumplir los 16 años, decidió salir al mundo y en su mismo barrio de Cuatro Caminos, buscar otras melodías que le alegraran la existencia. No tuvo suerte, porque la tonalidad que encontró, también chirriaba en sus oídos y de qué manera. No obstante, una canción china, acorde con su nombre,  pudo salvarlo. Al ser  buena persona, decidió no escucharla. 


  Me gustaba agarrarme a la mano del tío Lolo porque desde que enfermó y anduvo perdido por los mundos de Mondragón, cuando llegó a Oña, sabía muy bien cuál era su casa y su sitio en LA FLORIDA. Yo quise regalarle el protagonismo de ser el autor de aquel poema y quedé desilusionado porque él prefirió seguir chupando colillas. Años más tarde, comprendí el comportamiento de Bartolomé Galerón Fuertes. No necesitaba la gloria. Ya  había dejado de perderse. 

 
  Querido Óscar, tus cuentos me han inspirado estos pequeños relatos.  Espero te gusten.Un abrazo .

Luz del Olmo 





8 comentarios:

pancho dijo...

Los personajes de los cuentos son buena gente, incluso el hombre horrible le enseña al Chino a trabajar con las manos y buscarse la vida. Menos Radhamés, que me parece a mí que vive en la habitación pagada por él. De ahí tanto interés en buscarle trabajo. Bueno esto lo estoy inventando porque en ningún momento lo dice el autor en el cuento, pero lo pensé cuando lo leía y no había llegado al final.
Está bien que unos cuentos te inspiren otro minigrancuento.
Un abrazo.

Myriam dijo...

Seguro que Oscar se pone contento
con la vida que has dado a sus criaturas,

Besos, Luz

María del Carmen Ugarte García dijo...

Novelando sobre lo novelado. Somos unos fans incorregibles.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Microrrelatos sobre la sustancia narrativa de Óscar Esquivias. Homenaje y creatividad. Una gozada.

JL Ríos dijo...

Lo mismo visto desde otro sitio. Bien podría haber sido así.

Un abrazp

Óscar Esquivias dijo...

Me encanta reencontrarme con mis personajes en tus palabras y con tu mirada. Ahora son tan tuyos como míos (es lo bonito de la literatura, que una llama prende otra). Mil gracias.

Abejita de la Vega dijo...

Cada lector vive distinto un mismo personaje. Miles de lecturas. Y el escritor creía que había escrito un libro.
Besos, Luz. Sintética Luz.

Ele Bergón dijo...

Pancho, yo creo que los personajes de estos cuentos pueden andan perdidos por el mundo, pero son buena gente y muy cercanos a nosotros, que también somos buena gente como lo es el autor.

Myriam, pues parece que sí, que a Óscar le ha gustado el que me apodere un poco de sus personajes.

Carmen, sí somos fans de Óscar y no me pienso corregir hasta que deje de gustarme.

Pedro, el microrrelato fue lo primero que me sugirió, al leer los cuentos, por eso lo escribí y creo que lo seguiré haciendo.

JL Ríos. Podría haber sucedido así y de tantas formas... es lo que tiene la imaginación que no para.

Óscar, me encanta que te encante, con lo cual quedamos todos encantados y ese "encanto" lo digo en todos los sentidos.

Abejita, como bien dice Óscar, lo bonito de la literatura son las llamas que se van prendiendo unas en las otras.

Besos para todas y todos.