Escríbeme

olmoluz@gmail.com

jueves, septiembre 15, 2016

CARTAS A FÁTIMA


                                   
    He logrado quedarme en España después del regreso de nuestro embajador

                           CARTA 1, JOSÉ CADALSO, en su libro Cartas marruecas.

              
15 de  septiembre de 2016

Mi querida Fátima :

He logrado quedarme en España, después de un viaje lleno de dificultades, donde la triple valla que han puesto en la frontera, ha sido lo más dificultoso de vencer.

Puedes comunicarle a mi madre que sus tres hijos están vivos y se encuentran bien.

En este país que tanto ansiábamos entrar, después de deambular de un lugar a otro, no hemos encontrado aún trabajo, aunque nos han dicho que con la  bajada de las temperaturas y  la recogida de las uvas, seguro que algo nos saldrá.

Me ha parecido muy extraño lo que ocurre por estas tierras, pues a pesar de tener dos reyes, llevan casi un año, con un gobierno que lo llaman en funciones y eso después de haber votado  por dos veces. Parece que no se ponen de acuerdo de quién, ni cómo gobernar. No sé si lo estoy entendiendo todo muy bien porque aunque estudié el español, antes de embarcarme en este viaje, no los llego a comprender, ya que  ellos hablan y hablan muy alto y muy deprisa.

Ha hecho mucho calor y en especial aquí en la parte sur donde nos encontramos. La casa donde vivimos, es más pequeña que la nuestra y no tiene patio. Un cura nos ha recogido y se ocupa de nosotros, dándonos comida y ropa. Y de esta forma, me hallo vestido como estos cristianos, de forma permanente: pantalón largo, camiseta y zapatillas de deporte. De momento no necesitamos  más. El cura que nos protege  es similar a nuestro maestro espiritual o imán, se llama Nicolás Núñez y procura dar respuestas a todas nuestras preguntas. Somos varios los que hemos venido desde distintos lugares de Marruecos.

Los españoles, andan metidos en sus cosas y yo no sé si voy a tener tiempo de contarte todo lo que pasa por aquí, pues con conseguir un trabajo, ya es bastante. Creo que no ha sido una buena elección eso de quedarme en este país que tiene mucha crisis  y poco trabajo. No obstante, como buen observado que sabes soy, te iré contado en sucesivas cartas, lo que vea de sus costumbres tan distintas a las nuestras, aunque no creas que tanto, que hoy en día todo se ha hecho universal.

Pienso ahorrar mucho dinero para que tú y los niños podáis compraros toda la fruta , dulces y leche que necesitéis, en especial para Yasmina, mi pequeña Yasmina, ¡cuánto la echo de menos! Ella está en una edad en la cual ha de alimentarse bien. Tan sólo tiene dos años y yo la recuerdo cada noche. No quiero que le pase lo que le pasó a su hermano Mustafá . ¿Por qué tuvo que coger aquella enfermedad tan incurable que los médicos no pudieron hacer nada con él? No se me quita de la cabeza. Ya sabes que por eso estoy aquí. Quiero una vida mejor para ti, mi querida Fátima, y para nuestros hijos e hijas : Hassan , Aziz. Amín, Fátima y Yasmina. Alá es grande y sabrá protegernos a todos.

No te preocupes que cumplí con nuestro Ramadán y me costó. Me era difícil no ceder a la tentación. La casa está surtida de buenos alimentos.  El alcohol y el cerdo ni probarlo y la fiesta del Cordero, también la hemos celebrado, pues  el cura que nos cobija, se ocupó de ello.  Las veladas a la luz de la luna, son largas y charlamos un poco de todo, procuramos tomar té, pero no con la frecuencia de  nuestra tierra.

Ahora tengo un poco de sueño porque estoy cansado, otro día te escribiré una carta más larga.

Recibe un beso donde tú ya sabes y yo sé que te gusta y recuerda todos los días y las noches que fuimos felices cuando estábamos juntos. Muchos besos para todos los niños en especial para Yasmina. Pronto recibirás un giro.


Besos de vuestro
SAMIR





4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Qué buena idea, Luz! Resulta que la técnica que usó Cadalso aún es más que válida para ponerno ante el espejo. Me gusta todo en esta carta: el tono, el personaje, lo que se dice...
Gracias por este regalo.

Abejita de la Vega dijo...

Una carta marrueca de verdad. Un regalo como dice el profe. Besos.

La seña Carmen dijo...

Casi me sacas las lágrimas. No solo a mí me traen las Cartas marruecas inevitablemente al presente.

Myriam dijo...

Marrueca y muy actual, me ha emocionado.

Besos, Luz