Escríbeme

olmoluz@gmail.com

sábado, agosto 30, 2008

SIGUE LA HISTORIA

Tan ofuscado estaba don Alonso que olvidó vestirse como acostumbraba cuando acudía a su trabajo –trajeado y encorbatado-, y marchó a las oficinas de la Seguridad Social dispuesto a enfrentarse con el gigante que se había atrevido a reclamarle a él, ciertos pagos, con un pantalón corto raído, una camiseta desgastada y unas chancletas. Y como hacía calor, resguardó su cabeza con un sombrero de paja ya desmelenado por los tumbos que había dado por las playas.
Su sorpresa fue, al llegar a la oficina, una fila de personas, parecida a la de Jesús de Medinaceli el primer viernes de Dolores, daba la vuelta a la manzana, todos pacientes esperaban su turno para arreglar sus papeles.
La fila avanzaba lentamente, pero avanzaba. Después de unas horas de espera, don Alonso entró en la oficina dispuesto a comerse el mundo. Detrás del mostrador, una joven de pelo negro rizado, recogido con gracia por un cogepelo, tez bronceada, vestida con pantalón y camisa de lino blanco, le atendía.
- Quiero hablar con el responsable de este desaguisado- dijo muy serio don Alonso-, mostrándole la carta.
- ¿Cómo dice? - Respondió la joven sorprendida-.
Don Alonso se dio cuenta que no es lo mismo estar a un lado que a otro del mostrador, la situación cambia sustancialmente. Por más que insistía en hablar con el responsable de dicha carta, nadie le resolvía nada. Le mandaban de un apartado a otro sin más, con sonrisas burlescas.
(Kety Morales Argudo)

4 comentarios:

Kety dijo...

Luz tengo un premio para ti.

Abrazo quijotesco

Anónimo dijo...

Hola Luz.
¿Qué tal has pasado el día one?
Te explico mis recreaciones quijotescas.
Yo sigo con el capítulo L de la segunda parte.Sigo el capítulo,tal y como aparece en el Quijote porque prefiero hacerlo con un cañamazo que en una tela en blanco.Es mi método.
Sanchica lleva al mensajero a casa, lleva un regalo y una carta para Teresa.Continuaré...
Me surgió lo de Sancho manteado por reflejar el miedo a determinados lugares reales o imaginarios,cada uno con su Manderley.
Besos y cuidado con los virus.
Dejo descansar un poco al cautivo.
Ssssssss

Ele Bergón dijo...

Gracias Kety, como siempre lo recogeré y lo pondré en el blog. Había escrito un pequeño texto sobre Sancho y su mujer Teresa, pero ahora mismo ya no sé en que lugar va. Te lo dejaré en tu blog, a ver si tú eres capaz de ordenar todo esto un poco y creo que es mejor que vayan a tu blog, pues yo ya estoy perdida y no tengo mucho tiempo. Recuerda que hoy ya he empezado a trabajar.

Ele Bergón dijo...

Hola Sssssss. El primer día ya ha pasado. Las jefas están viendo las modificaciones que nos han introducido, pero todavía no hemos aterrizado del todo.

El otro día hice un escrito del encuentro de Teresa Panza y su marido. Se lo voy a dejar a Kety, no sé si podrá hacer algo con él, pues yo había introducido también a Sanchica, pero quizá lo quite pues yo los hacia también hablar a ellos. En fin es un poco difícil seguir el hilo.

Besos