Escríbeme

olmoluz@gmail.com

viernes, enero 02, 2009

ÁFRICA


África muere

en sus gentes del Congo

desplazadas, hacinadas

por los campos de miseria.

África muere.

África está muriendo

con el cólera de Zimbabue

sin que despierte nuestra cólera

en las fiestas y cenas de Navidad.

África muere.

África está muriendo

en conflictos olvidados

De Nigeria, Eritrea, Etiopia

El Chad, Ruanda, Burundi, Uganda….

África muere

con sus niños y niñas esclavas,

Sus mujeres violadas

Sus niños soldados

Sus hombres, masacrados, torturados.

África muere de hambre

África muere de miedo y de sed.

África muere de sida

África muere de enfermedades curables.

África muere en el mar.

África muere de desesperanza

y desesperación por los sueños rotos.

África muere.

África está muriendo

Y el resto del mundo

Seguimos sin preguntarnos

¿A quién beneficia tanto dolor?

Luz del olmo

9 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Tenemos mucha culpa en todo esto el Primer Mundo.

Abejita de la Vega dijo...

Como muestra un botón:
La guerra del Congo tiene su causa en el mineral que precisan nuestros "imprescindibles" móviles.

ALBERTO NAVERO dijo...

Ele...
Africa me provoca una extraña fascinación. La primordial aventura que destruye todos los dogmas y fronteras posibles. Africa la misteriosa, Africa la saquedad y violada desde sus raíces. Siglos de llantos y abusos... Es verdad el primer mundo, como dice Pedro, tiene su karma, América del Norte y Caribe, tienen su karma... pienso que todos cargamos culpas, propias y ajenas. Aún no encuentro un límite para ese sentir extraño por Africa.
Su historia, su música, el crisol cultural y ancestral, el primer primate erguido que divagó y pensó en algo mejor. Mucho se le debe a Africa, incluso el dolor que alude nuestra amiga Ele.
Esto va mucho más allá de las riquezas que se puedan adquirir, la guerra tribal orquestada y la ambición blanca.
Saludos amigos

Ele Bergón dijo...

Hola Pedro.

No me gusta la palabra culpa porque culpa significa autocastigo, pero sçi podemos hablar de responsabilidad y cada uno lo vamos capeando segçun venga el temporal. El darnos cuenta de ello quizça ya sea un primer paso para una posible resolucciçon.

Un abrazo y FEliz Noche de Reyes.

Ele Bergón dijo...

Hola Abejita. Si la causa de la guerra del Congo es el mineral que alimenta nuestros mçoviles, ¿merece la pena tenerlos? Creo que no, porque estamos dando mças importancia a las cosas que a las personas.

FEliz Noche de REyes.

Un abrazo.

Ele Bergón dijo...

Hola Navero

Entiendo perfectamente lo que apuntas con respecto a çAfrica, pues yo tambiçen tengo ese sentimiento extraño con respecto a este continente. Por una parte me atrae por sus paisajes, sus tierras, sus gentes y hablo por lo que he visto en peliculas, los libros que he leçido y lo que me han contado las personas que han estado allçi, o que vienen de tan lejos a nuestras tierras, pero por otra parte, siento una extraña desazçon al ver en reportajes, en fotos, en pelçiculas tambiçen todo el sufrimiento que estçan pasando allçi y yo no sçe si serça el ¨karma,que te insisto como a Pedro, me gusta mças la responsabilidad, pero çAfrica me fascina y me duele.

Feliz Noche de REyes.

Por cierto, ¿Los Reyes Magos se acercan por Talca?

Un abrazo.

Mercaderes del Viento dijo...

En realidad no existe culpa porque no existe pecado.
La única y triste realidad es que el ser humano es un animal, solo preocupado por su ecosistema cercano, al igual que el león se comería el único antílope que existiera sin ser consciente de que pudiera estar el peligro de extinción.
Con nuestras palabras nos creemos que tenemos Alma, con nuestros actos demostramos ser meros animales, creo que tal vez al ser humano el único mal que le aqueja son sus delirios de grandeza presumiendo de un Alma que a la hora de la verdad es incapaz de mostrar, jajaja, pensadlo bien, esto solucionaría nuestro complejo de culpa que a lo largo de los siglos tampoco ha solucionado nada. Un beso africano, negro, rebelde, altivo y combatiente.
Desde Sherwood. Lady Maite y Javier Hood.

Anónimo dijo...

Hola Ele...
Acá cada vez somos menos religiosos, aunque predomina la fe católica desde el nacimiento de este país, hoy estamos muy lejos de eso, es un tema larguísimo sin embargo seré breve. Los días en rojo son generalmente religiosos, y recuerdos patrios. Nada más. Se imponen lentamente una suerte de colonización americana (una santa estupidez)como la noche de brujas donde la gente al parecer vibra mucho más. Desde el regreso de la democracia, un regreso muy forzado y delicado, todo se ha distendido, relajado. Aqui se respeta todo y predomina el laicismo moderno. Aquél que no está ni aqui ni allá. También hay que verlo de acuerdo a los segmentos sociales y culturales. Hasta hace 25 o 30 años atrás la Iglesia estaba metida en todo, gran conservadurismo, sirvió mucho en los tiempos dificles la iglesia social dando amparo y moviendo ideas. Luego la iglesia fue opinante, demasiado diría, hasta que se dió cuenta que solomente se debe a sus feligreses, es decir, la libertad de culto y pensamiento es habitual en nuestra sociedad. A veces no es tan bueno, pero es preferible a una dictadura y oprosión desmedida como sucedió en toda latinoamérica...Uf tiempo pasado.

Un abrazo para udes.

Navero

Ele Bergón dijo...

Hola Navero.

Has resumido muy bien lo que es n calco de lo que pasa por aquí. Pero la tradición de esta noche de reyes, donde sí es verdad que el consumismo es el protagonista, también es cierto que se juega en todos los pueblos y ciudades con el deseo de volver a la infancia mediante una especie de engaño colectivo. A mi me gusta y es una fiesta muy española.

Besos.