Escríbeme

olmoluz@gmail.com

martes, marzo 01, 2011

EL MOZO DE MULAS


--> --> -->
Llevo una temporada que me gusta pasar el tiempo entre los libros por eso visito con frecuencia las bibliotecas.
La semana pasada estuve en la de Aranda de Duero. Allí me llamaron la atención dos libros iguales de color azul. Su titulo era “El mozo de mulas”, pero no me detuve a hojearlos. Seguí mirando y en el penúltimo anaquel, otro libro, esta vez en color blanco, reclamaba imperiosamente mi atención. El libro era el de la foto anterior.




-->
Emocionada me abrace a él. Está escrito por Manuel F. Fernandez -Nuñez y Lope Mateo y la música es del compositor burgalés Antonio José Martínez Palacios, el inolvidable personaje real de Inquietud en el paraíso.


-->
El mozo de mulas es una “comedia lírica” inédita de Antonio José con los ingredientes de la gran ópera: tres actos divididos en 24 escenas, aparte del preludio y el cuadro mímico de apoteosis final, 18 cantantes, 10 personajes mímicos, coros, ballet, orquesta sinfónica y mas de dos horas de duración . Pero, además de su carácter inédito y de gran espectáculo, presenta el triple interés añadido de ser sin duda la obra cumbre del compositor burgalés Antonio José, de inspirarse en un episodio romántico secundario del Quijote, y de utilizar varios temas de la música popular castellana y leonesa…

-->
El compositor Antonio José Martínez Palacios, más conocido por sus dos nombres de pila, nació en Burgos, el 12 de diciembre de 1902, y murió fusilado en el monte de Estepar (Burgos) al comienzo de la guerra civil, el 11 de octubre de 1936. Inició su formación musical en Burgos, con los maestros Julián García Blanco y José María Beobide, completándola durante cuatro años (1920-1924) en Madrid , con Conrado del Campo y Emilio Vega, pensionado por la Diputación burgalesa. Posteriormente residió dos veranos(1925-26) en París, becado por el Ayuntamiento de Burgos. Fue profesor de música en el colegio de los jesuitas de Miraflores de El Palo (Málaga), desde 1925 a 1929, etapa durante la que compuso bastantes de sus mejores obras. A partir de 1929, y hasta su muerte, vivió en Burgos dedicado a la dirección del Orfeón Burgalés. En1932 fue nombrado Académico correspondiente de Bellas Artes de San Fernando.




-->
El episodio romántico del Quijote en el que está inspirada la ópera de Antonio José se desarrolla intermitentemente a lo largo de los capítulos XLII al XLVI de la primera parte, y especialmente en el capítulo XLIII: “Donde se cuenta la agradable historia del mozo de mulas, con otros extraños acaecimientos en la venta sucedidos”.
Los personajes principales de la ópera están tomados directamente del Quijote.
Es lo que tienen los libros que unos te llevan a otros y así se van encadenando sensaciones y emociones para llegar a formar ese sentimiento placentero que produce la lectura.

Luz del Olmo Veros

12 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Una excelente entrada, para recordar a Antonio José y su relación con el Quijote.

Asun dijo...

Las casualidades no existen. Por algo era que ese libro te estaba ahí esperando.

Besos

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Ay! me recordaste cuando para mi los miércoles era de obligada tarea comentar y disertar sobre el quijote....un abrazo

Paco Cuesta dijo...

Antonio José. El gran olvidado

Myriam dijo...

Hay libros que lo llaman a uno desde los escaparates. Te entiendo. Y que suerte teenmos de que te halla pasado a tí con este librontan especial.

Un beso

Aldabra dijo...

No es de extraño que te hayas puesto contenta, ese libro estaba esperando por ti. Seguro. Es curioso cómo llegan los libros a nosotros, cómo nos seducen, cómo nos llaman desde una estantería o desde un escaparate… Una vez también escribí sobre ello. Biquiños,

pancho dijo...

Conocí de la existencia de vuestro paisano, Antonio José, por Inquietud en el Paraíso. Después ya he ido conociendo más de su vida y de su obra por vuestras referencias y alguna página que he leído en Internet.

Fue otra víctima más de la locura que asaltó a las personas en aquella ocasión. Es necesario que estas cosas se sepan para que sabiéndolas, no se vuelvan a producir.

Bonita historia de libros.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Excelente. Yo a Antonio José le cogí un cariño especial en "Inquietud..." y lloré cuando lo fusilaron. Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Matar a un ruiseñor, eso fue el fusilamiento de Antonio José, en Estépar.

Besos, Luz.

Ele Bergón dijo...

Pedro, gracias por tu comentario, ya sabes lo importante que son para mi tus palabras.

Asun, es verdad que sucedio tal y como lo cuento ¿casualidad? ¿causalidad? ¿intuicion? No lo se.

Tucci, ya siento que tienes nostalgia del Quijote. Aquello era otra historia que se termino pero que sigue en nuestro recuerdo como los buenos amores.

Paco, es verdad que Antonio Jose es el gran olvidado. Fijate, yo que soy burgalesa no lo conoci hasta que lo lei en Inquietud y me parecio un personaje tan entrañable.!Que pena lo que le paso!

Myriam, los libros nos llaman a quienes les queremos, como las personas.

Aldabra, ya veo que me entiendes perfectamente. Puede que sea todo imaginacion nuestra o quiza no ¿Quien conoce como funciona en realidad nuestro mundo"

Pancho me paso lo que a ti con esta persona al parecer tan excepcional.

Si el conocer, el saber, impide que se vuelvan a repetir barbaridades, conozcamos y difundamos todo lo que sabemos.

Merche, me paso lo mismo que a ti, no llore porque no soy de lagrima facil, pero si senti una inmensa tristeza y una gran rabia ante la injusticia.

Abejita " matar a un ruiseñor". Que bien lo has sabido definir.

Muchos besos para todos vosotros

Anónimo dijo...

Tu reseña me ha llevado a comprar y leer "Ráfagas de la selva" del poeta Lope Mateo, seguiremos enlazando...

Ele Bergón dijo...

Anonimo me alegra que tambien a ti te haya llevado un libro a otro.
Un saludo