Escríbeme

olmoluz@gmail.com

jueves, diciembre 08, 2011

SONATA DE ESTÍO ( Valle-Inclán)


Valle-Inclán para situar a su personaje El Marqués de Bradomín en una Sonata de Estío, necesita llevarlo en sus recuerdos, a una tierra donde no existan los palacios en decadencia rodeados de hojas secas, ni el desmayo de la rosa blanca, ni los apuntes del frío o el amor en su último estertor.

Por eso traslada a su personaje hasta México, lugar que conoce muy bien, donde sabe que la exuberancia, el colorido, la calidez y la naturaleza “lujuriosa y salvaje”, son capaces de suscitar las pasiones más instintivas que van a alcanzar su cenit en el juego de lo erótico y lo prohibido, tanto en tierra como en mar, siendo la juventud la que impera con todos sus vicios y virtudes, en su máxima exaltación.

Es el lugar donde nace y crece una rosa roja de primavera, que es la Niña Chole, cuyo olor inunda a todos en su amor vedado y aberrante en el incesto con su padre y sobre todo al propio Marqués, joven escapista de otro amor, Lilí, que pronto olvida en los brazos de esta mujer criolla y voluptuosa, capaz de dar la muerte y sobre todo la vida.

Ese es el pretexto que utiliza Valle-Inclán para llevarnos de la mano y poder oír e interiorizar las notas musicales, disfrazadas de palabras, que se encuentran en esta ardiente y tórrida Sonata de Estío.

8 comentarios:

AntonioyDaniela dijo...

Hola Luz:

he de confesar que no he leído la obra que citas de Valle-Inclán pero con esa descripción que nos das, creo que me voy a animar a su lectura: flores, amores, "mujeres que te dan la muerte y sobre todo la vida" (esto ultimo me suena precioso)y trae de mi recuerdo los versos finales de un poema mío titulado "Mujeres y manzanas" cuyos ultimos versos transcribo:
"Su regazo inmenso da cobijo a todos,
te sacia la sed, te quita el aliento,
te lleva a la Gloria, bajas al Inferno,
te trae a la vida y te puede matar".
bss

daniela

Merche Pallarés dijo...

¡Excelente sintésis! Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

...síntesis...

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Así es como le da una oportunidad al Marqués para redimirse y reinventarse... que no cumplirá.

pancho dijo...

Bonita metáfora del título: "notas musicales, disfrazadas de palabras".

Huyendo del frío nebuloso, pálido como la cera del pazo gallego nos lleva a la explosión de calor y lujuria de la fecunda tierra mejicana y de su joven exultante.

Qué bien escribe el amigo de tu hijo.

Palabras bien escogidas para resumir el relato.

Un abrazo.

Abejita de la Vega dijo...

¡Qué verde tan bonito el de la foto!

Pretexto dices, eso es. Esta historia es un pretexto para que Valle Inclán nos regale sus notas palabras.

Tus notas también regalan nuestros oídos.


Pazos venerables y oscuros, atardeceres de fuego en las tierras mejicanas...son pretextos para que oigamos su música.

Eso sí, carga la tintas de las perversiones para escandalizar a la burguesía que puede comprar sus libros.

Besos, Luz.

Myriam dijo...

¡El Marqués sigue fiel a su personaje, pero cuánta belleza en toda esta exuberancia de lugares y pasiones que tan bien sintetizas!

Con respecto a lo aberrante en la situación del incesto de la Niña Chole con su padre, ella no tenía escapatoria: Era forzado y había comenzado a sus 12 años, creo. Ella trató de escapar una vez antes y su padre mató al amante. Luego la Niña, centra sus expectativas en que la salve el Marqués.

Besos. La foto: preciosa.

Paco Cuesta dijo...

Creo que se nos ofrece un personaje que en el tema amoroso no necesita incentivos. Los posee todos.