Escríbeme

olmoluz@gmail.com

domingo, septiembre 23, 2012

POEMA IMPROVISADO MIRANDO POR LA VENTANA



                         (c) Luz

Miro por la ventana,
no veo nada.
 
Tan sólo el cielo gris
 y un pájaro negro
 que vuela y no vuelve.

 La última mosca de verano
 recorre el cristal.

Algo más lejos,
 copas de árboles
 ¿amarillas?
 cubren la pared de ladrillo rojo.

 Pasa un avión y un pájaro más.

 Aquí, en la habitación,
 oigo el sonido de un violín.

 Leo a Do Fu y Li Bai
 (grandes poetas chinos)
 mientras espero y observo
 cómo se acerca el otoño
 de fuera y de dentro.
                                Luz del Olmo



*El título pertenece a la desconocida poeta china ZHU SHUZHN que vivió en los siglos XII-XIII
  
( El poema está escrito hace unos años)

11 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Amarillean los árboles y nos preparamos para el frío.

Las ventanas son muy poéticas, me gustan la ventanas, me gusta tu ventana, me gustan tus palabras.

Besos con luz equinoccial

pancho dijo...

Ventana llena de luz, llamada de vida que inunda el interior y nos invita a salir de la cueva del invierno crudo.
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Este es el más puro sentimiento de otoño, sin duda.
Besos.

AntonioyDaniela dijo...

HOla luz:

así de suavemente se entremete el otoño en nuestras casas, en nuestra vida, en la cotidianidad de las horas de luz y en la lujuriante de sombra, con su melancolía color ambarino. Gracias bss

daniela

Paco Cuesta dijo...

Siéntate a la puerta de tu casa y veras llegar al otoño. Mi amigo

Pamisola dijo...

El otoño ya está aquí, indiferente a los sentimientos que provoca, como este bonito poema improvisado delante de tu ventana.
Las ventanas me atraen mucho, sobre todo en la pintura, el eterno juego de la luz y las sombras.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

Llega, llega el otoño, mi estación preferida con su frescor refrescante. Muy bonito el poema :)) Besotes, M.

mj dijo...

Preciosa improvisación. Un otoño rondando por las esquinas del momento vivido.
Todo un placer encontrarte.
Saludos

Aldabra dijo...

a mí me gustan mucho estas "instantáneas", momentos que todos vivimos y que saboreamos, cada uno a nuestra manera... fíjate de hecho en mi blog, también publiqué ayer por la noche una "instantánea" que también escribí hace varios años [me encanta "remexer" (palabra gallega que significa rebuscar, revolver] por mis libretas viejas y...

biquiños.

Myriam dijo...

Que linda forma de recibir el Otoño, Luz.

Besos
(Y espero que puedas leer el libro que Abejita te regaló)

Ele Bergón dijo...

Abejita, ya te contaré de dónde es esa ventana. La foto, como el poema está hecha hace unos años y me gustó ver como el otoño entraba por la ventana. A mi también me gustan las ventanas de una forma especial ya sabes que tengo un libro que titulo "Si miras por la ventana".

pancho, te echaba de menos, por eso me ha alegrado especialmente el que vuelvas con tus comentarios poéticos a este blog.
Gracias por volver

Pedro, el otoño inspira, eso se sabe y yo ahora necesito inspiración para seguir con mi novela que la tengo abandonada.
Gracias por tu comentario, me ayuda.

Daniela, nada que añadir a tu poético comentario, gracias a ti
por tus palabras

Paco a veces buscamos y lo importante es esperar. Gracias por esta maravillosa frase.

Pamisola, ya le he dicho a Abejita que a mi también me encantan las ventanas en pintura y en poesía. Muy buena apreciación esa "idiferencia" de las ventanas. Gracias por tu aportación

Merche, gracias por ese "frescor refrescante" muy apropiado para la ventana. Es un gran acierto.

mj gracias por pasarte por aquí, por leerme y por dejar tu comentario. Para mi también ha sido un placer el encontrarte. Me he pasado por tu blog, pero no acabo de ver muy bien dónde y cómo comentarte, pues creo que sois dos y también quiero seguirte, pero no lo acabo de ver. Dame tiempo y seguiremos en contacto .

Aldabra, ya pasé por tu blog donde he visto tu nostlágico y bonito poema y foto. Gracias por dejarlo en internet.

Myriam, este año sentí el otoño en el mismo día que entró, gracias por tu comentario.

Tengo ganas de empezar a leer, sólo tengo que hace unos kilómetros para llegar hasta el libro que me regaló Abejita y que ya tú lo tienes terminado.


Besos a todos

Luz