Escríbeme

olmoluz@gmail.com

martes, noviembre 26, 2013

ENHORABUENA GONZALO

 

 Enhorabuena Gonzalo. Te felicito por el premio

XIV Premio de Poesía Círculo de Bellas Artes


Reunido en Madrid el jurado del XIV Premio de Poesía Circulo de Bellas Artes, compuesto por por Esther Ramon, Julia Piera, Amalia Iglesias y Maja Sabec, se acordó conceder el premio a Gonzalo Melgar de Corral, por su poema:
El sueño de la soprano
A María mientras estaba inconsciente.
Por tu expresión extática en tu rostro
imagino la música en tu sueño;
(como tantas mañana yo la escucho:
tu voz dentro de mí, en el espacio
sonoro y musical de mi memoria.)
Imagino que sueñas que en tu mente,
en la oquedad abierta de tu cabeza, vagan,
como el polvo en la luz, notas brillantes.
Imagino que tensas
hasta el límite mismo del dolor,
las cuerdas ideales
a las que se ceñía tu laringe
cuando estabas consciente; Subes por las escalas,
como un ángel armónico, forzando
las claves y las violas;
allí el timbre se afina; allí los clavicémbalos, continuos,
gota a gota diluyen
la densidad del coágulo y disecan
estridencias de pánico,
disonancias de sombra o de vacío.
Sé que fluyen de nuevo los iones,
en torrentes de sangre
con un rumor de inicio de concierto;
que hay células que, acordes, vuelven a estremecerse;
Y tu mano dibuja un arpegio convulso.
Detrás del ritmo andante de la máquina
que insufla tus suspiros, la percibes:
es una nota urgente,
como la luz de un túnel, que se agranda;
la ves vibrar tan bella; la contemplas
y sientes el deseo de entregarte
solamente a escuchar, a percibirla,
a mirarla brillar… Pero te atreves
a soñar que la pones, temblando, en tu garganta
como un hiriente sol; que la pronuncias
con una voz concorde… y balbuceas.
Entonces en tu sueño, tu voz azul asciende,
poliédrica y pura, indemne y luminosa,
colectiva y coral; tu voz -no tuya-
hermosamente fluye, se desangra y se irradia
y es la Luz misteriosa que siempre nos pronuncia
cuando habitas el canto de la vida…
Y entonces, parpadeando, te despiertas.

3 comentarios:

pancho dijo...

Hay que ponerse muy mala para morirse, dicho en palabras escogidas, buscando la perfección.
Vayan también mis felicitaciones por el poema de esperanza para los que ven el final al alcance de la mano, pero la vida le da otra oportunidad y lo esquivan.
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Me sumo a la enhorabuena.

Gonzalo Melgar dijo...

gracias!!
y gracias Luz, por publicarlo.