Escríbeme

olmoluz@gmail.com

martes, septiembre 15, 2015

EL TIEMPO INCINERADO II




    (c) Luz                 

                                         La tarde ha vuelto a equivocarse
                                            Esperanza Ortega



Mientras el arte y la vida
van incinerado el tiempo,
la tarde vuelve a equivocarse

en los versos de un  piano,
para quedarse enquistados
en las paredes del hospital.

Y es allí, donde el pensamiento
asume la verdadera esencia, 
del existir.

                                                       
Luz del Olmo

3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

El tiempo de los hospitales,siempre tan largo...
Besos.

María del Carmen Ugarte García dijo...

Pero Fernández Magdaleno sabe ampararse en las lecturas, algo que hemos hecho casi todos en parecidas circunstancias.

Abejita de la Vega dijo...

No sé si las lecturas son un amparo o todo lo contrario, cuando el dolor es muy fuerte. Habrá momentos de leer y de no leer.
Un poema con música para un músico poeta.
Besos, Luz, hablamos.