Escríbeme

olmoluz@gmail.com

domingo, marzo 04, 2018

POEMAS DE OTROS DÍAS

                           
            

                      do bom o do melhor 
 
Plenilúnio

As horas pela alameda
Arrastam vestes de seda, 

Veste de seda sonhada 
Pela alameda alongada

Sob o azular do luar...
E ouve-se no ar a expirar-

A expirar mas nunca expira- 
uma  flauta que delira,

Que é mais a idéa de ovui-la 
Que ouvi-la quase tranquila 

Pelo ar a ondear e a ir...
Silencio a tremeluzir....

Fernando Pessoa 



Mirando papeles de otros  tiempos, me encuentro con este poema que Julio Plaza González, un  día me regaló, antes de irse para siempre. 


4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Buen regalo y emotivo recuerdo.
Besos.

Abejita de la Vega dijo...

Nunca se va uno del todo.
Julio Plaza está ahí.
Besos


Myriam dijo...

Suscribo a los comentarios anteriores.
Especialmente el de Abejita, uno nunca se va del todo,
bueno, los que dejan huella.

Besotes

Paco Cuesta dijo...

Conservarlo con cariño es un buen homenaje.
Besos