Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, diciembre 14, 2011

LLEGAN LAS FIESTAS DE NAVIDAD

(c) Luz

Llevo unos días que al levantarme y mirar al cielo, siempre lo encuentro nublado, a veces con niebla y otras no, pero el color que predomina es el gris.

Ya sé, ya sé que la luz en este mes de diciembre, tan cercana al invierno, es cada vez más corta, pero añoro un tibio rayo de sol.

Oigo las noticias y siguen siendo grises, como el tiempo, adentrándose en una densa niebla en la que nos tiene sumidos nuestro futuro presidente Marino Rajoy.

Voy dominando en mis cortas entendederas económicas, las subidas de las primas de riesgo, las bajadas del famoso IBEX 35, los recortes en sanidad, educación y en todo lo que hace apenas unos meses era abundancia y bienestar. Nos amagan, nos amenazan, nos infunden miedo, mucho miedo, con que todo irá al desastre si no hacemos lo que los poderosos de la banca y el dinero dictan a nuestros gobiernos y al resto de ciudadanos obedientes.

Ahora, se les ocurre que para bajar el paro hay que ¡ bajar también los salarios! Es decir, que tendremos que trabajar más para cobrar menos. ¡Qué disparate! Y yo que creía que los tiempos oscuros e injustos de la Edad Media ya los habíamos dejado atrás.

Alguien que ha venido del más allá contesta a mi pensamiento:

-No, querida, no. Esos tiempos nunca pasaron. Siempre estuvieron escondidos en las falacias de unos paraísos cuyo cristal siempre os pareció irrompible.

-¡Qué barbaridad! Exclamo y digo optimista:

- No te olvides que en Europa siempre llega la primavera. De momento ya están aquí las fiestas de Navidad , donde los buenos deseos, abrazos, felicitaciones, y su iluminación artificial, nos pueden mostrar ese rayo de sol en cielo azul que tanto espero.

-Tienes dos opciones: Disfrutar de las fiestas como siempre o esperar a que Mariano Rajoy hable.

-Creo que escogeré la primera opción. Aunque me mienta a mi misa, al menos, no sufriré.

LUZ DEL OLMO

8 comentarios:

Myriam dijo...

Conmovedor texto, Luz y lamentable realidad. Lo siento. En momentos así haces bien en refugiarte en el afecto de los seres queridos, más allá de cualquier Fiesta.

Un fuerte abrazo

Merche Pallarés dijo...

¡Cuán cierto todo lo que dices, querida Luz! Menos mal que aquí, en la lejanía de Vancouver, la "crisis" no existe y ni falta que hace... Y el tiempo, es soleado, frío, pero sin nieve. Una maravilla. Besotes, M.

Asun dijo...

Yo prefiero disfrutar las fiestas, pero no como siempre, que no soy muy navideña. Prefiero disfrutarlas sin seguir convencionalismos y escuchando y respetando lo que me pida el cuerpo y el corazón.

Un beso.

Abejita de la Vega dijo...

¿Lo de Marino Rajoy lo has puesto queriendo?

No nos va a amargar la fiesta ese Marino. No la postiza fiesta de Navidad sino esa fiesta que todos los días hemos de mantener en nuestros corazones, pase lo que pase.

Besos casi navideños, Luz.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Qué invierno más largo tendremos. Aun así, Feliz Navidad en compañía de los tuyos.
Besos.

Myriam dijo...

Paso nuevamente a deserte que pases unas muy Felices Fiestas con tus seres queridos.

Myriam dijo...

Y un puñado de besos, te dejo también.

Aldabra dijo...

Es difícil encontrar ese rayo de luz en estos tiempos grises, por no decir negros...

Todo parece hermoso: las luces de las calles, los villancicos, los colores navideños... pero sólo puedo pensar en la palabra despilfarro.

Todos sucumbimos y cenamos langostinos sin hambre pero con mucha ilusión.

No soy muy navideña pero celebro con alegría tener salud y poder compartir con mis padres, con mi hija y con Congo, mi mundo particular.

biquiños y muy Felices fiestas.