Escríbeme

olmoluz@gmail.com

viernes, noviembre 16, 2012

LE TENGO MUCHO CARIÑO



                          
 
Le tengo mucho cariño porque durante algún tiempo, he vivido con él, por eso cuando fui disparada conocía con toda precisión mi trayectoria y a mi destinatario, pero al verle  tan aterrorizado, resolví tomar decisiones por mi cuenta y desviarme a penas un milímetro, rebotar en la pared que lo sujetaba y hacer el camino de vuelta para instalarme en el corazón del que durante algún tiempo, había sido mi amo.

Luz del Olmo

6 comentarios:

pancho dijo...

Una bala que regresa al punto de partida. Ya lo decían los primeros libros que paraban las balas: quien a hierro mata...

Merche Pallarés dijo...

Si he entendido bien es la bala la que habla... ¡Genial! Besotes, M.

Pamisola dijo...

Muy bueno, Luz, da gusto fabular, y darle vida propia a las cosas. Más vale tarde...

Besos.

Abejita de la Vega dijo...

Rebeldía de una bala, genial, Luz.

Besos

Asun dijo...

Si las balas pudieran elegir, seguramente desviarían su camino más a menudo.

Besos

Myriam dijo...

¡Vaya bala traviesa la tuya!