Escríbeme

olmoluz@gmail.com

martes, marzo 17, 2015

ADIÓS A LUZMARIA JIMÉNEZ FARO




El martes 3 de febrero de este 2015, hice una entrada MUJERES ESCRITORAS EN EL SIGLO XVIII 

en este blog, donde la nombrara porque me basaba en uno de sus numerosos libros que escribió a lo largo de su vida. Tuvimos un poquito de amistad y bromeábamos con nuestros nombres. Me hizo ilusión cuando llegó hasta mi blog y se hizo seguidora. Ayer, mirando facebook, me enteré que  nos había dejado para siempre.

Los libros que saqué de mis estanterías para hacer la entrada, aún no los he colocado y están cerca de mi.Quizá ellos, los libros, querían hablarme de cómo estaba llegando a su final. 

Vaya desde aquí, mi pequeño homenaje a Luzmaría Jiménez Faro, gran luchadora por dar a conocer  la literatura escrita por mujeres.

De su blog luzmariajimenezfaro.blogspot.com/ he copiado esta su última entrada. Merece la pena leerlo. 

Usted y yo tenemos una cita.
Sé que jamás se retrasó en la hora.
Tal vez pueda darme algo de tiempo
para mirar mi vida.
¿Podré volver la vista hasta mi patio?
Allí la madreselva era alegría,
su aroma resbalaba por los sueños
de mi sangre crecida.
Será muy puntual. Siempre lo ha sido.
Usted perdonará si me entretengo
y acaricio mis libros con ternura:
comprenda usted ¡son tantas horas juntos!
que así, partir, tan fríamente,
no me parece bien. Se quedan solos…
Quiero que sepa que sé que ha de venir
para llevarme con usted,
y créame si digo que estoy lista.
He tratado de aprovechar mi tiempo:
Amar. Vivir. Vivir y amar.
No puede imaginarse el equipaje
que llevo en la memoria…
Usted ¡qué culpa tiene!
Sólo es usted el ángel de la muerte,
y usted y yo tenemos una cita.



Luzmaría Jiménez Faro
(Del libro Amados ángeles).


Luzmaría Jiménez Faro falleció el 12 de marzo de 2015. 

Excelente poeta y entusiasta editora, quienes la conocieron saben de su calidad humana, de su generosidad y de su inagotable amor a la poesía.

Siempre en nuestra memoria.

Luzmaría, siempre te recordaré en esta postura de la foto, cuando me acercaba por la Feria del Libro y teníamos alguna que otra charla, donde intercambiábamos, cómo nos encontrábamos y en qué ocupábamos nuestro tiempo. Nuestras charlas por teléfono, fueron más cortas. 

2 comentarios:

María Pilar dijo...

No la conocía, pero el poema que nos has dejado dice tanto de la mujer que lo escribió que me ha emocionado: valor, coraje, aceptación de la vida, aceptación de la muerte... Orgullosas tenéis que sentiros los que la conocistéis y la tratatéis en vida.
Que descanse en paz.

Myriam dijo...

Yo la conocía de los blogs, como a su marido Antonio Porpetta. Me dejas helada con esta triste noticia. El poema es bellísimo y transmite una gran serenidad, quiero creer que partió de esa manera.

Descanse en paz y en le luz.
Mis condolencias a Antonio P, desde luego.