Escríbeme

olmoluz@gmail.com

jueves, abril 28, 2016

NOCHE SEGUNDA ( JOSÉ CADALSO)
















 (c) Luz 

Aún con una hora 
de noche y tinieblas
espero a Lorenzo,
mi único amigo
tan desdichado
y lúgubre como yo.

En mis caminos
por la insoportable
luz del sol:

Me creyeron muerto
¡Oh delicia si fuera verdad!
Comprobé la inconstancia
y el cansancio de un buen amigo.

Me culparon siendo inocente.
Tuve esperanza en ser ajusticiado
porque la muerte, aunque cruel,
no iba a mostrar su mueca de risa hacia mí.

Me impusieron silencio,
pero nunca acabaron
con la voz de mi mismo.

Oí la paz y el sosiego
del óbito del  reo,
y sentí el abrir de mi puerta
que me llevará a la calma
que tanto deseo.

Ahora, estoy  libre,
me han quitado
el reposo de mis cadenas
y acudo al templo
donde hallo al niño
de mi sepulturero

¡Qué desdicha y cuanta muerte
ha sucedido en mi ausencia!

Aún tengo tiempo
le quedan casi  una hora 
a las tenebrosas sombras.  

Luz del Olmo Veros











3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Buena recreación en verso de esta noche tan llena de sinsabores. Aquí descubre a la sociedad Tediato.

La seña Carmen dijo...

... y el día avanzará
impertérrito.

Abejita de la Vega dijo...

Tediato no ve salida a su circuito doloroso. Le acompañamos leyendo tus versos. No nos escucha, no hay sufrimiento como el suyo, ni siquiera el de Lorenzo...egoista.
Besos Luz, feliz comienzo de mayo.