Escríbeme

olmoluz@gmail.com

jueves, octubre 27, 2011

PALA BRAS


Si todos queremos ganar y ninguno perder, en vez de potenciar tanto la competición ¿ por qué no no intentamos detenernos y pensar si no nos iría mucho mejor con la cooperación?

14 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Esas tazas me gustan, así como tus pala bras.

Besos

Asun dijo...

Seguro que nos iría mucho mejor.

Oye, esas tazas, como asiento tienen que ser superenvolventes jejejejejeje.

Un beso

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Aceptar al otro. Esa es la clave, en efecto.

pancho dijo...

Y dos no discuten si uno no quiere. Hay veces que no queda más remedio que defenderse. Si no lo haces, no existes.

Pero tienes razón deberíamos escuchar más.

Un abrazo.

P. M. Talaván dijo...

¿Pero tu quieres dejar de ser divina?

Merche Pallarés dijo...

Uy, me parece muy difícil lograr la cooperación en este mundo tan individualista y competitivo. Pero buena reflexión, querida Luz. Besotes, M.

Paco Cuesta dijo...

El ser humano es competitivo por definición. Lo veo complicado.

Ele Bergón dijo...

Abjetia, la foto la saqué hace un año o dos, no lo recuerdo, en Arco.Gracias por tus palabras

ASun, las tazas eran muy acogedoras, justo para cooperar, no para competir.


Pedro, a veces nos cuesta y mucho aceptar, como tú bien dices, lo que piensa, lo que dice, lo que hace el otro y no lo respetamos, quizá si aprendieramos a hacerlo nos iría mucho mejor.

pacho, deberíamos enseñar a los niños a jugar juegos cooperativos y no competitivos

Pedro, yo nunca fui divina así que no tengo que dejar de serlo. No obstante me reconozco mi narcisismo. Ahí si tengo que aprender.

Merche, lo dificil no quiere decir que sea imposible ¿ como era aquel lema? "Pide lo imposible" o algo así,

Paco,no creo que el ser humano sea competitivo por definición,más bien se le enseña a serlo

Un abrazo cooperativo para todos y por supuesto todas

Luz

Luz

Kety dijo...

El ansia del poder, anula toda reflexión.

Un abrazo Luz

Ele Bergón dijo...

Kety, has dado en el clavo, el ansia o lo que es lo mismo el deseo desmedido de ese dichoso poder.Eso lo pierde todo. Deberíamos no mandar ninguno así nadie obedecería.

Un abrazo

Luz

Aldabra dijo...

los humanos somos así, hacemos de lo sencillo algo complicado.

biquiños,

Ele Bergón dijo...

Así es así Aldabra como bien dices tú. El secreto de la felicidad está ahí en la sencillez, pero no nos damos cuenta.

Un abrazo

Luz

José Núñez de Cela dijo...

Dberíamos querer ganar algo menos y admitir perder en ocasiones.
Cooperar precisa de mucha voluntad, en los tiempos que corren, pero es mejor medicina que la competición sin metas ni motivo.

Myriam dijo...

Certero: solo cooperando entre nostros y no compitiendo ganamos todos.