Escríbeme

olmoluz@gmail.com

viernes, marzo 08, 2013

CIEN MUJERES DEL SIGLO XX QUE ABRIERON CAMINO A LA IGUALDAD DEL SIGLO XXI.






Ellas no hicieron la guerra. Ellas  no empuñaron un fusil, ni pulsaron los botones que envían  mísiles  a lugares inciertos, muchas veces errando los blancos.

Ellas si lucharon y sus armas fueron: las palabras, la cámara fotográfica, los pinceles ,el asociacionismo, el trabajo,  el trabajo,  los libros,  la música, el enfrentamiento con sus propios compañeros de fábrica y de profesión.

Fueron médicas, científicas, periodistas, poetas, grandes pensadoras.   Sindicalistas comprometidas, empresarias y  también pedagogas y maestras convencidas de que la única base para la igualdad de derechos  está  en la educación. Algunas abogaron por causas que parecían perdidas . Fueron diputadas y dirigentes de partidos políticos. Otras se arriesgaron a ser deportistas, aviadoras, toreras o bajaron a la mina. Y la mayoría fueron ( y son)  agricultoras, ganaderas, dependientas, lavanderas, planchadoras, bordadoras, cigarreras, oficinistas,  limpiadoras, costureras, guarnicioneras......

Organizaron huelgas. En los ratos libres escribieron uno de los mejores Diccionarios de La Lengua Castellana , grandes obras literarias y de pensamiento.   Interpretaron obras de teatro.

Y además siguieron siendo madres , esposas y compañeras.

Ellas tuvieron que ser locas,  incomprendidas, repudiadas. Más de una acabó en la cárcel o el destierro.  A muchas de ellas –anónimas viajeras de contradicciones – posiblemente les pudo la desesperanza, llegando  en su indefensión hasta la muerte.

Es muy posible que su  propia  confusión y lucha  entre el avance hacia lo que consideraban justo y el retroceso que les imponía una sociedad estática llena de normas ancestrales obligándoles a someterse, fuese percibido  sólo por unos pocos.

Nunca sabremos la verdadera historia de las mujeres que vivieron los principios de un  siglo XX donde el poder de la Iglesia era absorber sus mentes para  ser buenas y obedecer  a los hombres.

La República fue un respiro- quizás sólo para algunas-  Se conquistó el voto para las mujeres. Aún y todo su mejor defensora  se sintió sola e incomprendida  Hubo  una ley del divorcio y la primera mujer ministra promulgó la legalización del aborto.  

Y después durante la dictadura franquista, otra vez, el oscurantismo, el retroceso. Otra vez la subordinación .No obstante, algunas desde sus posiciones de privilegio intentaron hacer algo dentro del Nacionalcatolicismo. O desde la clandestinidad  impulsaron  movimientos que hablaban de igualdad de sexos. Otras supieron lo que significaba la Dirección General de Seguridad.

Y llegó la transición. Las manifestaciones. El poder salir a la calle y gritar para ser libres. Las voces  de las mujeres clamaron muy alto y muy fuerte.  Y sin embargo en muchos recintos, eran insultadas, agredidas, despreciadas. Marimachos se les decía.

¡Cuánto costó la Planificación Familiar¡ ¡Otra vez el divorcio y el aborto!. ¡Cuántos juicios de valor y de los otros!¡Qué importante fue la revolución sexual para que la mujer comenzase a ser persona.!

Ellas, las cien mujeres del siglo XX y muchas otras más cuyos nombres no aparecen ni en los libros de historia ni en la  exposición que el Consejo de la Mujer de la Comunidad de Madrid, montó en el mes de  octubre  en el Centro Cultural de la Casa del Reloj,  no hicieron la guerra. Ella hicieron la revolución con la seguridad y el valor que imprime la verdad cuando se cree en ella. 

                                                                                 Luz del Olmo

  ( Este artículo lo escribí en noviembre de 2001 y  fue publicado en la revista CYT. Hoy, 8 de marzo, quiero dejarlo por aquí.)




10 comentarios:

pancho dijo...

Impecable recorrido por el desarrollo de la liberación de la mujer española durante los últimos cien años.
Si estos días existen, es porque sigue habiendo discriminación por razón de sexo. La lucha por la igualdad es obligación de todos.

Un abrazo.

Myriam dijo...

Maravillosos recorrido que homenajea tanto a las mujeres que hicieron las revolución, tanto a aquellas "Cien" conocidas, como a las miles y miles anónimas que también contribuyeron.

Gracias por traerlo, Luz, por aquí. Gracias.

Besos

Kety dijo...

Su esfuerzo ha contribuído a que las nuevas generaciones vayan cambiando.
Un abrazo

Pamisola dijo...

Un justo Homenaje a todas las mujeres que hicieron algo por ser personas ante todo, personas independientes eso tan difícil aún en estos tiempos.

Estupendo artículo, Luz.

Besos.

Abejita de la Vega dijo...

Ya lo conocía, pero hay que volver a leerlo de vez en cuando.

Cada mujer libre abre un camino a otras, aunque no escriba diccionarios ni invente nuevos elementos químicos.

Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

No hemos contado bien la historia si las hemos apartado de ella. Besos.

Paco Cuesta dijo...

Afortunadamente, aunque queda camino por andar, las cosas y en especial las nuevas generaciones han y están cambiando.
Un abrazo

Aldabra dijo...

pues un artículo totalmente apropiada para honrar a las mujeres en un día señalado, aunque todos los días del año hay que seguir haciendo pequeñas cosas para conseguir grandes avances.

genial.

biquiños,

Merche Pallarés dijo...

¡Estupendo artículo! Lo deberías repetir todos los años :) Besotes, M.

Ele Bergón dijo...

pancho, desgraciadamente aún sigue habiendo discriminación, por eso debemos seguir recordándolo

Myriam todas las mujeres fueron y son importantes en esta lucha, también extendido a los hombres, porque como creía Flora Tristán, la lucha de la mujer es también la lucha del ser humano.
Kety, a veces que el esfuerzo no merece la pena, pero siempre lo merece.
Pamisola, ese tiene que ser el fin de nuetra lucha, el que las personas seamos independientes y libres.

Abejita, una mujer libre podrá hacer libre a otras y así se puede extender, de una forma indefinida.

Pedro, son muy sangrantes los casos donde a las mujeres no se les ha reconocido en todo su valor.

Paco, por fortuna seguimos en el camino en este intento de ser libre las personas

Aldabra, cada día, cada paso, es muy importante para esa liberación

Gracias Merche, la verdad es que ando un poco liada y he he echado mano de lo ya escrito

Un abrazo

Luz