Escríbeme

olmoluz@gmail.com

miércoles, enero 11, 2017

LA GITANILLA DE CERVANTES



UN ROMANCE PARA LUISA


Eres morena, alta y guapa.
Tú querías aprender
eso de juntar las letras
y me pediste  leer
los carteles de las calles
y los signos  entender.

Las recetas de los médicos
no sabías descifrar
esos trazos tan confusos
te inquietaban al  pensar.

Entendías bien los números
porque sabes bien vender
por las casas esa ropa
que alimenta tu comer.

Tu marido es chatarrero
y tu hijo sí aprendió
en la escuela de los payos
donde daban la lección.

Venías cansada a clase
y escribías con tesón. 
A veces desaparecías
y bajaba tu ilusión.

Nunca te he visto bailar
ni eres tampoco Preciosa
pero sí me gusta de ti
que no te encuentres ociosa.

¿Alguna vez te conté
que  Cervantes escribió
sobre una gitana paya
que en Madrid, cantó y bailó?

Te puede gustar la historia
de amores y economía
de esta mujer  muy querida
llamada La gitanilla.

  Luz del Olmo Veros

5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Qué fluido y musical, tan ajustado al baile de esta guapa gitanilla!

La seña Carmen dijo...

¿Y la gitana vieja dónde aprendió a leer?

Sabias gitanas.

Abejita de la Vega dijo...

En la escuela de adultos conocemos a algunas luisas, llevan el cante y el baile en la sangre, aunque no canten ni bailen. Un poema muy rítmico, un hermoso homenaje a estas mujeres de vida áspera que no fueron a la escuela. Y un hermoso homenaje a la de Cervantes.
Besos.

María Pilar dijo...

Qué ritmo y qué gracia, no puedes parar de leerlo hasta que acabas.
Precioso.

Paco Cuesta dijo...

Alta y delgada como su madre...