domingo, diciembre 26, 2021

MIL AMANECERES- JOSÉ LUIS ALONSO DE SANTOS

 



Mil amaneceres vieron, Antón Toledo también llamado Tontoledo y el Niño, Benjamín Campos de Talavera, desde su encuentro en las temibles y terribles galeras con sus remos, trabando una amistad eterna, donde la desgracia es su principal protagonista, en este siglo XVII, de oro, picaresca e injusticia, con los pobres en su pobreza y con los ricos en su riqueza.


Mil amaneceres vieron el maestro y su discípulo, mientras el mar jugaba con ellos y su destino, hasta devolverles a tierra, para seguir caminando en su infortunio, sin desesperarse por los inmensos obstáculos que día, tras día, han de sortear inventando, lo mejor que pueden, su forma de sobrevivir a las muchas adversidades del camino que les lleva a sus ciudades de origen.


Mil amaneceres vieron en el recuerdo de Benjamín, ante la caja de su amigo muerto, para cumplirse aquello de El muerto al hoyo y el vivo a bollo, donde nos va relatando el porqué y el cómo Antón, por ser justo, bueno y feminista, acaba en las galeras para después transitar, junto al inocente Niño, la tierra firme, donde las aventuras y en especial desventuras, se van sucediendo a lo largo de los diez capítulos de este libro, del gran autor innovador, José Luis Alonso de Santos, en un texto de teatro leído que te va atrapando, página tras página, con un solo personaje en el escenario, pero sabiendo muy bien que detrás de él hay otros muchos que no cuesta imaginarlos, porque están vivos en la lírica de sus palabras y en el retrato de aquel lejano siglo XVII.


* Pequeña nota.

Cuando leo un libro por primera vez, empiezo por el texto y me salto el prólogo, porque no quiero que influya en mi lectura, lo que otras personas, sin duda mucho más calificadas que yo, opinan sobre lo escrito y su autor.

Esta vez así lo hice y al leer el extraordinario Estudio introductorio, de Margarita Piñero, no tuve ningún remordimiento de seguir mi costumbre, ahora lo comprendía todo mejor y me reafirmaba en mis opiniones.

Etiquetas:

miércoles, noviembre 17, 2021

AMOR DE DON PERLIMPLÍN CON BELISA EN SU JARDÍN

 


García Lorca lo sabe porque él también  amó con pasión  y  conoció  de esas heridas que produce el desamor. No en vano es uno de  nuestros grandes autores y  lo seguirá  siendo en sus textos inmortales. 

Este año hemos comprobado que hasta aquellos que le dieron la muerte, se han querido apropiar de esa inmortalidad que le dan sus escritos.

En este  Amor de  Don Perlimplín  con Belisa en su jardín,  que puede sonar un tanto bufo  y no es de extrañar, porque  el amor también  tiene su ironía,  el autor granadino nos presenta una breve, pero densa historia, escrita en el género dramático, para hablarnos de amor, ese sentimiento tan complicado de definir y tan fácil de saber  cuando nos inunda, capaz de despertarnos para atravesar  el miedo, transformándonos en un sueño que vivimos por  un tiempo  y   hasta  a veces se llega a  vencer ese tiempo  e ir más allá. 

En esta historia, que también puede interpretarse de forma poliédrica y contener muchas otras, me quedo con  Don Perlimplín y Belisa, cuando por el comadreo entre sus "madres", deciden casarse en las miradas  que  cruzan desde un balcón, sin saber que los dos acabarían tan enamorados y capaces de  hacer posible,  el último verso de Quevedo  de  su  conocido soneto, AMOR CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA  MUERTE: .... Polvo serán, mas polvo enamorado.

Etiquetas:

domingo, noviembre 14, 2021

RENÉ MAGRITTE EN EL TYSSEN



El jueves , 11 del 11, a las 12 tenía mi cita con René Magritte, el pintor belga que me enamoró allá por el año de 1989, en la exposición que hubo  en la Fundación Juan March de Madrid. 
Desde entonces mi fascinación por sus pinturas, no ha decrecido ni un ápice.




Sus nubes especiales, sus esferas,



el desnudo de  mujeres, las palomas  y el color azul del mar que  suelen acompañar en sus representaciones  de lo aparentemente real,     





siendo  lo que más me atrae y fascina , la combinación de elementos  distorsionantes  formado un todo,  porque me  lleva a  pensar, sin  una conclusión lógica,   hasta dejarme atrapada al mirar  sus cuadros, precipitándome  en un vacío, donde mi mente se queda  en blanco,   como  sus  pequeñas nubes.

A veces  su pintura es simple con pocas pretensiones  porque no necesita nada más para que yo me  quede mirando esa simpleza.


Repite en distintos cuadros los mismo elementos  y con ello nos invita,   a  que nos dejemos llevar, sin  hacer cábalas  de  lo que el  pintor   nacido en Lessines - Bélgica, pensó al elaborar sus cuadros.




Ver a este hombre de espaldas y  a lo lejos  una casa,  para que  cada uno  podamos contarnos  la pequeña  historia que llevamos dentro. 


Y al abrir una puerta, encontramos otra cerrada, todo ello rodeado de esas nubes blancas chiquititas que anidan en nuestra imaginación.




Y así seguir en el caos  que siempre  tiene nuestro pensamiento, aunque seamos capaces de ordenarlo, más o menos, cuando lo llevamos a las palabras.


René Magritte nunca me defrauda, aunque algunas exposiciones me hayan gustado más que otras por las obras expuestas, porque siempre de  ese extrañamiento de  mi pensar, emerge  una  realidad que anida en mi mente. 



(c) Texto y Fotos: Luz del Olmo
 







Etiquetas:

lunes, octubre 18, 2021

HAIKU DE LUNA

Luna entre nubes


 ocultando un misterio.


¿Me dejas verlo?

Etiquetas:

lunes, octubre 11, 2021

LA HORA DEL SOSIEGO. Yolanda Izard

Cuando termino de leer La hora del sosiego, pienso que esta novela de Yolanda Izard, es un libro escrito con un buen ritmo poético, aunque decaiga en algunas de sus 159 páginas, mientras nos va relatando en los pensamientos de su protagonista Berta, cómo se aparta del mundo al comprar una isla desierta para poder vivir en absoluta libertad, su gran soledad, tan solo acompañada por su perrita María y también todos sus recuerdos, donde tienen gran relevancia los muertos, que de una forma u otra, llegaron a su camino de vida, para así, rencontrarse con ellos y especialmente consigo misma, intentando lograr  lo que tanto persigue y anhela.

 

Reflexiono al llegar a la última página de este libro, que al bucear en nuestro interior, sea en soledad o en compañía, no es nada fácil de llegar a esa  reconciliación con uno mismo o misma, hasta  conseguir entrar en La hora del sosiego que con frecuencia tanto necesitamos, porque no es tan importante el dónde estemos, sino más bien cómo nos sintamos.

 

Felicidades a Yolanda Izard por lo escrito y por traer este tema tan vital para nuestra supervivencia como seres humanos.

 

(c) Luz del Olmo

Etiquetas:

domingo, octubre 10, 2021

DÍA DE LA SALUD MENTAL

La buena salud mental, ayuda y mucho a tener también una buena salud física. Habrá que cuidar, tanto una como otra. No en vano, somos mente y cuerpo.

Etiquetas:

jueves, septiembre 16, 2021

NUBES BLANCAS

 


En el camino



si veo nubes blancas,



es tu mirada.

(c) Foto y texto : Luz del Olmo

Etiquetas: