martes, noviembre 01, 2022

UN PEQUEÑO PASEO POR ALICANTE





Rompen  las olas


en las aguas tranquilas.



Mediterráneo.




En la subida 




una palmera mira, 


sus horizontes. 




Y en el paseo 


busqué casas y flores



de otros recuerdos. 

 

Etiquetas: ,

martes, octubre 04, 2022

Brunos manglares- FÁTIMA ENJUTO OLASCOAGA


 

Etiquetas:

domingo, septiembre 18, 2022

JAVIER MARÍAS

 


Javier Marías, nace el 20 de  septiembre de 1951 muriendo el 11 de septiembre de 2022. Con el escritor madrileño tengo una pequeña anécdota.  

Cuando publicó en 1994 su famoso libro Mañana en la batalla piensa en mí,  un amigo mío, de cuyo nombre no quiero acordarme,  me dijo que había coincidido  con él en un viaje  a París  y que pernoctaron  en el mismo hotel, hablando bastante  ellos. 

Este amigo opina que el protagonista de su libro, Víctor  Francés, está inspirado en él mismo. Yo por supuesto lo creí y por ello, cuando llegó la Feria del Libro de Madrid y oí que en  una caseta Javier Marías estaba firmando en concreto este libro, ni corta ni perezosa, me acerqué y le conté lo que mi amigo me había transmitido a mí.  El escritor me lo negó y esta fue su dedicatoria: "Para Luz, y que no sufra engaños como los de este libro.   Saludos Javier Marías". ¿Quién miente? No lo sé.  Pero yo aquí dejo la duda. 

Con Javier Marías no volví a hablar, pero sí con mi amigo y claro él insistió  que el escritor mentía. Ya nunca lo sabré. Marías ya no está para rebatirle. 




(c) Texto y fotos: Luz del Olmo

Etiquetas: ,

sábado, septiembre 10, 2022

EL MOLDAVA DE SMETANA

 Siempre me gustó El Moldava de Smetana. Esta mañana escuché   la música por televisión.  Y  esta tarde la quiero dejar por aquí.  


EL MOLDAVA - Bing video








Etiquetas:

domingo, septiembre 04, 2022

TARDE APACIBLE

Tarde apacible.


Animales que nadan



y otros que miran.


 (c) Texto y fotos: Luz del Olmo

Etiquetas:

miércoles, agosto 17, 2022

RITA TURZA - NÁUFRAGOS Y LA PIEL DEL OTRO

 


Mi querida Rita, hace tiempo que me mandaste estos dos  libros de poesía y en  una mañana calurosa de agosto, quiero escribirte  unas palabras donde dejar mis  impresiones, después de leerlos en sus dos lecturas. Una más rápida y otra más lenta, para así degustar mejor  tus versos.

Empiezo por  el  Preámbulo  que te escribe Luis Cuesta en Náufragos, donde resume con mucho acierto, los versos que encontraremos en las páginas siguientes, mencionando a los grandes náufragos que en la literatura han quedado inmortalizados, para finalizar diciendo: "Mas hoy, y ahora, sus cuerpos y sus almas encontraban el consuelo de los besos y las caricias que el mar y la distancia se habían tragado". 

Y al continuar leyendo tus poemas, me doy cuenta que ya en su título están contenidos los versos  donde has decidido naufragar con la otra persona, en la  isla desierta de tus sueños, porque quieres ser  faro,  estrella y luciérnaga en la  niebla del invierno, susurrando el nombre del amado, en el lugar más bonito del mundo, para compartir  los días de risa  y otros, donde todas las calles andan sin salida porque te perdiste, al perderlo a él. Pero... no es fácil llegar al olvido si se nada a  contracorriente y a pesar  de que puede llegar el cansancio, el deseo es más fuerte porque aunque el corazón se muera, el amor sigue  adelante, en el ansia de llegar a tierra firme, meta última de todas las personas  que , de una u otra forma,  hemos naufragado en este mar que  nos va envolviendo la vida.

El  erotismo de este  libro, se lee, se siente y se  disfruta en cada poema que has sentido y luego, has escrito.

Enhorabuena  Rita por tus versos.


La Piel del otro, la comienzas con un poema de Gonzalo San Ildefonso, donde la distancia, el mar y el cielo  azul, vuelven a estar presentes  en ese sentimiento  "desnudando cuerpos que se entrelazan" , pero su  lectura me resulta más pausada,  contenida y madura y  sin embargo,  sigue siendo  erótica como bien lo anuncias en Treinta minutos, porque la experiencia se encarga de hacer "nuestras propias costuras". 

Te encuentras en otro lugar, en otra tierra distinta, donde la lluvia, tanto dentro como fuera, te hace madurar sin impedir seguir amando, siendo consciente de lo efímero que es el tiempo y  con ello también la vida, recordando a las personas importantes que ya  se fueron y nunca volverán. 

Sí, es difícil acostumbrarse a las ausencias  y así voy notando en la lectura de  tus versos, que vas dejando atrás el ímpetu, con el cual remaste en tus  palabras cuando escribiste Náufragos, aunque de  vez en cuando vuelvas a ellos  como en el poema "Ciudad esmeralda".

Malos tiempos vinieron para la lírica y en especial para la libertad que tanto nos ha dolido y de ello has dejado huella en  algunos de los últimos poemas de  esta Piel del otro.

Enhorabuena por los dos libros.

Un abrazo fuerte.

(c) Texto y fotos: Luz del Olmo





Etiquetas:

domingo, julio 03, 2022

EN EL CAMINO





Encuentro en el camino  nubes blancas en cielo azul. Sol y sombra entre piedras con tierra roja  y algunas cebadas, ya granadas,  olvidando en su linde, zarzas sin flores.

 

Allá a lo lejos, a lo lejos, las viñas con hojas verdes, invitándome  a recordar  a las personas de antaño, que  transitaron conmigo para irse y no volver más. 

 

A este sitio, siempre que puedo, vuelvo en mi caminar, porque allí, en la alameda, los chopos altos, muy altos, que han crecido  con los años,  me arropan y me recogen, para cantarme una nana, mientras despierta pienso  en los sueños  perdidos, que quieren irse y yo, no les dejo marchar.



(c) Texto y fotos: Luz del Olmo




Etiquetas: ,