Escríbeme

olmoluz@gmail.com

viernes, enero 31, 2014

MUERE EL POETA FÉLIX GRANDE





He querido expresarme
Toda mi vida he querido expresarme.
No tengo otro destino, otro afán, otra ley.

Fui actos sucesivos
y el olvido que destilaban
los corroía a ellos ya mí.

Sobre los actos fui palabras
y ellas buscaban una lumbre
que no me calentaba a mí.

Palabras y actos juntos
nada son sin placer del cuerpo.

Ahora regreso de esa vida umbría
buscando siempre calor de mujer.
Palabras y actos sólo allí me expresan.

Tu piel junto a mi piel, eso es lenguaje.

Todo cuanto pretenda enmudecerlo
maldito sea.



(He escuchado sus poemas, en  su voz tranquila,  pausada y llena de sabiduría  en varios recitales, desde aquel primero en el Circulo de Bellas Artes, donde sólo le acompañábamos unas ocho o diez personas. Unos años más tarde lo tuve más cercano en las Jornadas de Mar Adentro, allí  nos deleitó con su guitarra, compañeras inseparable y así en otros: en un verano de  Cuenca, en el Ateneode Madrid,  en la tertulia del Café de Oriente, donde  pudimos descubrir su lado más íntimo y en otros lugares que ahora no  recuerdo. Es verdad que fue a actos sucesivos que quizá, en el fondo, no lo satisfacían, porque como dice en este poema, la verdad la encontraba en sus mujeres poetas  Francisca Aguirre y su hija Guadalupe Grande)  

miércoles, enero 22, 2014

VEINTE POEMAS DE AMOR






                       Suena, resuena el mar lejano.
                                            Poema XVIII


Te añoro y voy recordando
momentos lejanos
pasados contigo.


Y mientras pisaba tu arena,
mis pies sonreían
mirando tu azul.


En días de cielos oscuros,
tus olas se alzaban
tan altas, tan altas..


Mas luego volvía la calma
y entonces sentía
tu amor infinito
por la libertad.
                        Luz del Olmo


LA NOCHE
En campos abiertos
sombría y negra
se llena de estrellas.


Distinta e igual
acude a su cita
de todos los días.


En el mes de junio
las ondas de viento
demoran su vuelta.


Allá por diciembre
activan su ritmo
las ondas de frío.


Sabe ser especial
recordar un amor
y tener un dolor.


Entonces Neruda
puede escribir
los versos más tristes.


Es ella en silencio,
testigo callado
del sueño en el tiempo.

                                      Luz del Olmo


( de mi libro Juegos de Luz )



 

miércoles, enero 15, 2014

VEINTE POEMAS DE AMOR




  Mi boca era una araña que cruzaba escondiéndose.
                               Pablo Neruda. Poema XIII


Te atrapaba mi boca con besos chiquitos
pero siempre llegando a la raíz de tu piel.

Mis labios seguían su rumbo por todo tu cuerpo
similar a un barquito perdido en el mar.

Y en ese misterio de no detenerme,
insistía besando, tu rostro, tus ojos, tu cuello,
llegando a tu ombligo y ya, muy cerca del pubis,
sentía tu entrega porque ya tenías la mía.

Tu cuerpo era un mapa
con cabos y golfos e islas perdidas
que yo recorría, tejiendo tus días, tejiendo tus noches
y tú complacido, me ibas sintiendo
mientras, mi amor se extendía
en lazos y fases de unión.

Tú eras el yo y yo era el tú.

La tela ya estaba expandida
y el infinito se llenó de espuma
similar a ese mar que acaricia
en olas muy grandes de besos salados,
el abandono de una playa sin gente
donde sólo existe una araña, sedienta de ti.
Luz del Olmo


miércoles, enero 08, 2014

VEINTE POEMAS DE AMOR

                            (c) Luz


                                                    He visto desde mi ventana

                                                   la fiesta del poniente en los cerros lejanos.
                                                              Pablo Neruda -   Poema X

  
 Estos atardeceres donde lo dorado lo ocupa todo,
me van llenando de un júbilo tranquilo
al reconocer que ya no son necesarias las ausencias,
porque me basto a mi misma para seguir el camino,
mientras la inquietud se adormece, en la alternancia del color.

Al mirar alborozada cómo va cambiando el horizonte
espero, serena, la mudanza de las estaciones 
que por ti y por mi no dejan de pasar, 
para arroparnos en los años de experiencia
con  el regalo de una cierta plenitud. 

Desde nuestra ventana, veo 
allá en los dos cerrillos de mi infancia,
cómo se va apagando el día 
y sin nostalgias por un tiempo ya lejano,
respiro una sentida calma
al igual que el sol, cuando se va......

 Luz del Olmo



martes, enero 07, 2014

PALABRAS

Vivimos en una sociedad donde nos imponen tantos ruidos, que cada vez es más difícil, el escucharnos a nosotros mismos.

miércoles, enero 01, 2014

VEINTE POEMAS DE AMOR





                                     ...Y tu silencio acosa mis horas perseguidas
                                          Pablo Neruda poema nº III




Deseo encontrarte
en los parques ocultos
donde nace la araucana,
por eso, te espero en mis días
atisbando el horizonte
cuando el reflejo del agua,
sólo me encuentra a mi.

La respuesta a mis horas de espera
son siempre algunas palabras
tan llenas de enigmas
que cuando vuelve
ese silencio de estepa
me lleno de dudas,
dejándome guiar por el viento,
porque es su vaivén,
el que te va descubriendo
tan distante...., tan distinto....

Luz del Olmo